Previa del Sudamericano sub-20 de Ecuador 2017

Foto de familia en Ecuador antes del arranque del torneo. Foto: Agencia de Noticias ANDES.

El Sudamericano sub-20 arranca en Ecuador del 18 de enero hasta el 11 de febrero. Es una cita imprescindible para descubrir a las joyas emergentes de América del Sur. En juego hay cuatro cupos para el Mundial sub-20 de Corea del Sur que se llevará a cabo del 20 mayo al 11 de junio de 2017. A continuación un extenso análisis de todos los participantes:

Grupo A

Ecuador sub-20

Pervis Estupiñán (lateral izquierdo, Granada): Uno de los futbolistas más destacados de Ecuador en el último Mundial sub-17, destaca por su poderío físico. Es un lateral muy ofensivo, que se incorpora al ataque constantemente y pisa línea de fondo con facilidad. Atesora un buen golpeo de balón, por lo que de vez en cuando suma algún que otro gol.

Bryan Cabezas (volante, Atalanta): Extremo que suele jugar en la izquierda a banda cambiada con gran capacidad de desborde y potente disparo a portería. Fue subcampeón de la Copa Libertadores con Independiente de Valle, club en el que debutó con 15 años.

Bryan Cabezas. Foto: Agencia de Noticias ANDES
Bryan Cabezas. Foto: Agencia de Noticias ANDES

Brasil sub-20

Guilherme Arana (lateral izquierdo, Corinthians): No era titular indiscutible del Corinthians campeón del Brasileirao en 2015 pero por la cantidad de partidos que exige el calendario brasileño sí que jugó muchísimos encuentros a las órdenes de Tite. Curiosamente, estuvo cedido un tiempo en Atlético Paranaense y ahora ha perdido bastante peso en el equipo. Cumple con los requisitos de un lateral brasileño. Intenta compensar sus errores de concentración en defensa con su velocidad y es muy incisivo en ataque.

Lyanco (central, Sao Paulo): En 2015 desarmaron la plantilla de Sao Paulo. El técnico por aquel entonces, Juan Carlos Osorio, tiró de la cantera para competir. Lyanco tuvo mucho protagonismo en el primer equipo pero se fue diluyendo. Con Bauza pasó al ostracismo. Desde su debut cometió varios errores garrafales por falta de concentración. Además es un pelín lento corriendo hacia atrás. Su fuerte es ir al choque y el juego aéreo. Como curiosidad, ha jugado con Serbia sub-19.

El caso Lyanco

Maycon (centrocampista, Ponte Preta): Cedido en la Ponte Preta por Corinthians. Fue uno de los futbolistas más destacados del Corinthians junto a Matheus Pereira o Léo Jaba (también estará en el Sudamericano por la baja de última hora del delantero Shaylon) que consiguieron el subcampeonato en la Copinha del año pasado. El “llegar en vez de estar” define a Maycon. Se trata de un centrocampista llegador con buen golpeo desde la frontal. Corta y distribuye. Abarca mucho terreno.

Caio Henrique (centrocampista, Atlético de Madrid): Junto a Lucas Paquetá y Matheus Sávio son los futbolistas que reúnen mayor calidad de la selección brasileña. Sus actuaciones con el conjunto sub-20 del Santos llamaron la atención del equipo de scouts del Atlético de Madrid, que decidió incorporarle al filial colchonero. Caio ocupa cualquier posición del centro del campo. En Brasil jugaba con cierta libertad porque intentaba ayudar al equipo en la salida de la pelota pero también trataba de filtrarse en el área rival. Interpreta el juego de maravilla y su zurda lee a la perfección los movimientos de los delanteros. Técnicamente es descomunal.

Lucas Paquetá (centrocampista, Flamengo, 1997): Pilar fundamental del campeón de la Copinha de 2016. Uno de los futbolistas más vistosos del torneo, probablemente. Mezcla técnica, elegancia con regate y último pase en la zona de tres cuartos.

David Neres (extremo, Sao Paulo): La zurda que sobresalió en la pasada Copinha y en la Libertadores sub-20. Junto a Lucas Fernandes fueron fundamentales para ganar el título 0-1 ante el Liverpool de Montevideo. Neres es una mezcla de talento e indisciplina. Reúne condiciones para marcar diferencias en un futuro pero tiene muy poca cabeza. El futbolista de Sao Paulo, que ya ha debutado con el primer equipo, arranca por la banda derecha para dibujar la diagonal hacia el centro, aunque por su habilidad con el balón cuesta saber por qué perfil saldrá. Sus primeros metros son devastadores. Regate, velocidad, descaro, imaginación, visión de juego y disparo. La única duda es su actitud.

Felipe Vizeu (delantero, Flamengo): El ‘9’ de la selección brasileña sub-20. Felipe Vizeu fue el máximo goleador con siete tantos de la Copinha ganada por Flamengo. Tuvo la oportunidad de permanecer en el primer equipo y, a pesar de la competencia de Guerrero y Leandro Damião, anotó ocho goles en el campeonato. Intuición, suerte, presentimiento… Felipe Vizeu siempre está donde pide la jugada estar. Reúne velocidad, remate, oportunismo y bastante calidad. Además de jugar bien de espaldas a la portería. Felipe Vizeu apunta a ser un killer que debe ir a más en los próximos años.

Richarlison (delantero, Fluminense): Protagonista con sus goles del ascenso del América MG. Anotó nueve dianas y repartió tres asistencias en 24 partidos de la Série B. Más tarde ficharía por el Fluminense. Richarlison debe formar el trio de atacantes junto a Felipe Vizeu y David Neres.

Neymar abrió la lata desde el punto de penalti. Foto: Focus Images Ltd.
Brasil no gana el Sudamericano sub-20 desde 2011, cuando se juntaron Danilo, Alex Sandro, Casemiro, Lucas Moura, Oscar y Neymar. Foto: Focus Images Ltd.

Paraguay sub-20

Blas Riveros (lateral izquierdo, Basilea): Once partidos en primera, debut con gol ante Emelec en la Copa Libertadores y la convocatoria con la selección absoluta paraguaya bastaron para llamar la atención del Basilea y recalar en la liga suiza. Blas Riveros destacó en el pasado Sudamericano y Mundial sub-17 donde él y Rodi Ferreira fueron una constante en el ataque paraguayo. Aún le falta madurez y experiencia para asentarse en el primer equipo suizo. De hecho, participa en la Uefa Youth League pero las sensaciones que está dejando son realmente buenas. Riveros es un lateral de mucho recorrido, veloz, técnico, con regate y que centra bien. Suele cumplir de 3/4 hacia arriba, pero quizá le cuesta más guardar la posición y defender el 1×1. En la línea defensiva le acompañaran el anteriormente mencionado Ferreira (perfil parecido a Riveros) y el central Saúl Salcedo. Riveros y él fueron apuestas del ex técnico catalán de Olimpia, Fernando Jubero.

Jesús Medina (volante, Libertad): Capitán de la selección paraguaya sub-20. Jugó prácticamente la mayor parte de los minutos en el campeón del Apertura del futbol paraguayo, Libertad. Posee una exquisita zurda con la que sortea rivales, conduce a gran velocidad y lanza los tiros libres, suerte en la que es especialista. Pese a que es más de repartir asistencias que de darlas, ha anotado nueve goles.

Christian Paredes (centrocampista, Club América): Uno de los proyectos que muestra mayor solidez en el futbol paraguayo. El ex volante de Sol de América recientemente ha sido comprado por el América de México. Jugó alrededor de 30 partidos en primera división. Se trata de un mediocentro al que le gusta pisar área y estar cerca del gol. Clásico llegador con un potente disparo desde la frontal y buen cabeceador.

Josué Colmán (extremo o enganche, Cerro Porteño): Es el futbolista de mayor talento de esta selección paraguaya sub-20. Fue reconocido como el jugador revelación del 2016 por parte de la APF. Con la ausencia de Sergio Díaz deberá asumir toda la responsabilidad para generar peligro en el frente de ataque. Además, podrá jugar en la posición donde se siente más cómodo y rinde mejor, la de enganche. Tiene último pase, es hábil con la pelota y desequilibrante. Le falta constancia. Veremos si logra a explotar.

Julio Villalba (delantero, Cerro Porteño): Cerro Porteño está exprimiendo sus categorías inferiores. En los últimos años salieron de la cantera Óscar y Ángel Romero, Miguel Almirón o Sergio Díaz. Villalba se une a esta lista. Sin jugar un minuto en primera, el delantero paraguayo fue comprado por el Borussia Monchengladbach. El juvenil de Cerro llamó la atención del club alemán tras su papel en el Sudamericano y Mundial sub-17.

Chile sub-20

Francisco Sierralta (central, Palestino): Es uno de los grandes proyectos de Universidad Católica. Su posición natural es la de defensa central pero en primera división también ha actuado como lateral. Está cedido un año a Palestino, donde ha acumulado minutos en la máxima categoría del fútbol chileno. Es un central espigado que destaca por su capacidad para salir con el balón jugado (aunque debe mejorar bastante en este aspecto) y por su poderoso juego aéreo. Sobrio y aplicado en la marca. Fue nombrado el mejor futbolista de la COTIF en 2015.

Gabriel Suazo (volante, Colo Colo): Ha compaginado el primer equipo con el juvenil de Colo Colo. Pablo Guede lo ha utilizado hasta en tres posiciones distintas. Como volante, lateral izquierdo o de defensa central. Rinde bien en cualquier lado. En primera acumula más minutos jugando en la banda pero lo cierto es que la posición natural de Gabriel Suazo es la de volante de corte pero con mucho talento para distribuir. Es uno de los futbolistas con más experiencia en primera.

Jeisson Vargas (volante o segundo punta, Estudiantes de la Plata): Arrancó su carrera en la Católica, donde fue goleador del campeonato sub 17 y figura en la Copa UC. El Bolonia cedió a Jeisson Vargas a Estudiantes de la Plata y el juvenil chileno ya acumula minutos en la primera división argentina. En la Católica jugó de ‘9’ y de segundo punta, posición en la que explota mejor sus virtudes. Es un futbolista explosivo, desequilibrante, atrevido y encarador. Por sus características, también se adapta a moverse por la banda, posición en la que le ha tocado jugar en varias ocasiones con Vivas.

Colombia sub-20

Juan Camilo Hernández (volante, América de Cali): Tras ser figura del último Torneo de la B con Pereira, el Granada compró el pase del talentoso centrocampista colombiano. Actualmente está cedido por seis meses en América de Cali. A sus 17 años ha sido el máximo artillero del campeonato. Se trata de un futbolista explosivo, que destaca por su visión de juego y su desborde. Pereira estuvo a las puertas del ascenso pero un gol en el último minuto de Leones los alejó del objetivo.

Julián Quiñones (delantero, Tigres): Quiñones fue el máximo anotador del Apertura 2015 en la categoría sub-20 de Tigres, anotó 15 goles en 17 partidos. El colombiano llega a México procedente del Club Fútbol Paz de Colombia, donde marcó 50 goles en 38 partidos. Estuvo cedido en Venados para sumar experiencia y acoplarse al futbol mexicano. Quiñones destaca por su olfato goleador y su oportunismo en el área.

Ecuador acogerá el Sudamericano sub-20 de 2017. Foto: Agencia de Noticias ANDES
Ecuador acogerá el Sudamericano sub-20 de 2017. Foto: Agencia de Noticias ANDES

Grupo B

Argentina sub-20

Ramiro Macagno (portero, Atlético Rafaela): Tras Medrán, Sara, Barovero o Werner, la fábrica de porteros de Atlético Rafaela presenta a un nuevo producto, Ramiro Macagno. Por la lesión del portero titular de la ‘crema’, Lucas Hoyos, el juvenil argentino debutó en primera hace dos meses ante San Martín de San Juan. Todo apunta a que será el elegido por Úbeda para ocupar la portería del seleccionado albiceleste por delante de Facundo Cambeses (Banfield) y el portero que venía jugando en la sub-17, Franco Petroli (River Plate). Ramiro Macagno destaca por sus reflejos en los disparos a corta distancia y por sus 1×1 ante el delantero, donde tapa muy bien la portería.

Nahuel Molina (lateral derecho, Boca Juniors): La temporada pasada con Gino Peruzzi lesionado y tras el invento desastroso de hacer jugar a Cata Díaz como lateral, el Vasco Arruabarrena le brindó la oportunidad de sumar partidos en primera y dio la talla. Por el momento, Guillermo Barros Schelloto no cuenta con él. Nahuel Molina comenzó su etapa juvenil en Boca como delantero, pero con el paso de las categorías cayó a jugar por la banda derecha como extremo y acabó retrocediendo su posición hasta el lateral. Un futbolista veloz que tiende a proyectarse al ataque, encarador y que debe mejorar en la marca.

Santiago Ascacibar (mediocentro, Estudiantes de la Plata): El futbolista de la plantilla que más minutos acumula jugados en primera fue parte del seleccionado argentino de los JJOO de Río y es el actual capitán del conjunto de Claudio Úbeda. “He visto a pocos jugadores como Ascacibar, capaces de abstraerse de la presión pese a su juventud. El otro fue Rulli”. Así lo define Verón. Con 19 años es uno de los pilares para Claudio Vivas en Estudiantes de la Plata. Sacrificado, solidario, competidor, con carácter. Todo un líder. Futbolista con un despliegue extraordinario y que entrega bien, es inteligente y fino para jugar. La facilidad que tiene en el quite es más por intuición y lectura del juego que por su agresividad en la marca. Formará un doble pivote con Ojeda (Rosario Central) o Chicco (Boca). Por el perfil de ambos, Ascacibar tendría cierta libertad para subir al ataque.

Brian Mansilla (extremo diestro, Racing de Avellaneda): En las categorías inferiores de Racing destacó como delantero centro. Durante la cesión en Quilmes, aprovechando su regate y velocidad, lo hicieron jugar por fuera y completó un buen semestre en el club cervecero. Brian Mansilla es un ‘9’ que se ha adaptado perfectamente a la banda. Rápido, habilidoso y técnico.

Lucas Rodríguez (extremo izquierdo, Estudiantes de la Plata): Jugó en gran parte de las inferiores como lateral izquierdo pero en primera división destaca unos metros más arriba, como extremo izquierdo. Suma 6 goles en 39 partidos. Conducción, cambio de ritmo, desequilibro y último pase. Claudio Vivas, técnico de Estudiantes, le exige que haga jugar al equipo. Por el momento, está respondiendo bien.

Ezequiel Barco (enganche, Independiente de Avellaneda): Es diestro, pero conduce la pelota con el mismo estilo que un zurdo cerrado. Parece Di María, por poner un ejemplo. Las conducciones por el carril central son muy potentes, tiene un poderoso tren inferior que le permite salir ileso de los choques y un cambio de ritmo infernal. Es ágil, escurridizo y destaca por tener un bien escaso en el futbol actual: el regate, su mayor virtud.

Lautaro Martínez (delantero, Racing de Avellaneda): Es un delantero que no necesita del equipo para crear peligro, pues él genera sus propias situaciones. Jugó diez partidos en primera y anotó un gol. De hecho, su único tanto ante Huracán le define bastante bien como ‘9’. Un cuchillo al espacio y un muy buen rematador. 2017 es un año para ver a Lautaro Martínez asentarse en primera.

Tomás Conechny (delantero, San Lorenzo): Ha jugado en todas las categorías inferiores de la selección argentina. En la sub-15 formaba parte de un club de Rivadavia, era el único futbolista que no pertenecía a un equipo de primera. Tras el torneo de naciones de México, San Lorenzo compró su pase. Actualmente está en la reserva del Ciclón y Diego Aguirre, técnico del primer equipo, cuenta con él para ser el recambio de la delantera. Si Úbeda decide jugar con un solo punta, tal vez nos quedemos sin verle. Tomás Conechny se encuentra cómodo jugando con otro punta al lado pero unos metros por detrás para tener libertad y caer a los costados o bajar ayudar a los centrocampistas a generar juego. En una floja selección sub-17, fue de lo más potable del equipo.

Marcelo Torres (delantero, Boca Juniors): La gran novedad de Claudio Úbeda en la lista para disputar el Sudamericano sub-20. Hace apenas dos meses firmaba su primer contrato profesional en Boca Juniors. Por el momento, es el delantero centro titular de la reserva, aunque ya ha participado en algún entrenamiento con el primer equipo. Marcelo Torres empezó a llamar la atención a raíz de sus dos goles en el Superclásico de juveniles ante River. Suma siete goles en los últimos catorce partidos. Es un punta rápido, que rompe muy bien al espacio y con mucha potencia en carrera. Buen definidor.

Uruguay sub-20

Santiago Bueno (central, Peñarol): La generación del 97 en Peñarol es conocida como la “generación de oro”. Fueron campeones de forma consecutiva de la sexta y quinta división en una plantilla en la que también brillaron Fede Valverde (Real Madrid) y Diego Rossi (Peñarol). Se trata de un defensa técnico con buena salida de balón, poderoso en el juego aéreo (mide 1’89m) pero al que, quizás, le falta contundencia en el corte. En Uruguay dicen que “es el central del futuro”. Lo cierto es que con los problemas que ha tenido esta temporada Peñarol en la línea defensiva, los dos técnicos que han dirigido este semestre el club carbonero no han contado con él.

Agustín Sant’Anna (lateral derecho, Cerro): Lateral profundo, veloz, potente en carrera y sobrio. Teniendo siempre en cuenta el nivel de la liga, probablemente Agustín Sant’Anna sea uno de los mejores laterales del futbol uruguayo. Durante su primera campaña en la máxima categoría con Cerro, Sant’Anna fue uno de los protagonistas de un equipo que empezó la temporada sufriendo en el Apertura pero que acabaría el año con aspiraciones de luchar por el campeonato. En los últimos mercados de pases ha sido vinculado con Nacional pero el traspaso nunca ha llegado a cerrarse.

Marcelo Saracchi (lateral o volante izquierdo, Danubio): Dice sentirse cómodo jugando como lateral izquierdo, pero lo cierto es que Marcelo Saracchi, desde que debutó en primera con 17 años el verano pasado, sigue establecido en la banda izquierda pero unos metros más arriba. Lo hace como extremo. La adaptación a su nueva posición ha sido perfecta, pues ocupó un rol fundamental en el engranaje de un Danubio que luchó por el anterior campeonato. Como lateral izquierdo, destaca por proyectarse constantemente al ataque, es técnico y criterioso con la pelota, pese a que en ocasiones padece de exceso de confianza para salir jugando. A la hora de defender sufre bastante pero los errores que comete los solventa con su velocidad.

Rodrigo Bentancur (volante, Boca): El futbolista que genera mayor expectativa en este Sudamericano sub-20. Si es la primera vez que vas a ver jugar a Rodrigo Bentancur probablemente te sorprenda su nacionalidad. Con ello, quiero decir que no es el clásico centrocampista uruguayo físico y aguerrido que ha producido la selección celeste en los últimos años, más bien todo lo contrario. Se trata de un interior/doble ‘5’ técnico, con manejo de ambas piernas, fino para jugar y con una visión de juego privilegiada. La realidad es la que es, todavía está verde pero atesora condiciones para marcar diferencias.

Nicolás de la Cruz (mediapunta, Liverpool): Ha hecho un más que notable semestre en Liverpool (Montevideo) como para ganarse la etiqueta de “probable revelación del torneo”. Se dio a conocer en la Copa Libertadores sub-20 de 2016, donde tuvo un papel fundamental para llevar a Liverpool a jugar la final ante Sao Paulo (perdieron 0-1). De la Cruz fue el segundo máximo goleador del torneo con cuatro goles. Mediapunta o segundo delantero, el capitán de la selección sub-20 está cómodo jugando por detrás de los delanteros y con cierta libertad entre líneas. Es inteligente para interpretar el partido y aporta visión de juego, conducciones veloces, cambio de ritmo, disparo de larga distancia. Tal vez, deba controlar en momentos puntuales su temperamento. Como dato curioso, Nicolás de la Cruz es el hermano de Carlos Sánchez, actual futbolista de Monterrey y ex de River Plate.

Joaquín Ardaiz (delantero, Danubio): De primeras y para su edad, su físico (1’84m) llama la atención pero tiene pinta de que será mucho más que eso. Evidentemente, ha podido lucir con facilidad en las divisiones inferiores porque con ese cuerpo mostraba una gran superioridad sobre el resto. Ardaiz es pura agresividad y potencia en carrera. Al espacio rompe y desequilibra. Consciente de su fisonomía, protege bien la pelota y sabe cómo jugar de espaldas: aguanta el balón para los futbolistas que llegan desde segunda línea o prolonga la jugada con un primer toque. No es demasiado estético en sus definiciones pero sí son efectivas.

Nicolás Schiapaccase (delantero, Atlético de Madrid): Futbolista habilidoso, imaginativo, técnico, con cambio de ritmo y con una excelente visión de juego. En River de Montevideo arrancaba por ambas bandas trazando la clásica diagonal hacia el centro para buscar un disparo o filtrar un pase, pero su mejor versión se vio jugando por detrás del delantero Micheal Santos (Málaga) con espacio y total libertad de movimientos.

Rodrigo Amaral (delantero, Nacional): Suma más de 140 goles anotados en las inferiores del club y está entre los máximos artilleros en la historia de Nacional (goleador del torneo uruguayo en cuatro temporadas consecutivas). Prácticamente ambidiestro por la facilidad que tiene para manejar ambas piernas (es zurdo), de gran disparo desde cualquier zona del campo, encarador y con muchísimo descaro. Amaral participó en el Sudamericano sub-20 de 2015. Pese a tener dos años menos que el resto tuvo cierto protagonismo agitando el partido desde el banquillo. Empezó como revulsivo y acabó siendo titular. Tras su buen papel en el torneo, Nacional tenía muchas esperanzas puestas en su semestre pero no respondió y volvió a jugar con las inferiores. Lo cierto es que Amaral arrastra problemas para controlar su peso y esto ha obligado a hacer un parón en su carrera.

Amaral ya jugó el pasado Sudamericano sub-20. Foto: Pedro Reparaz.
Amaral ya jugó el pasado Sudamericano sub-20. Foto: Pedro Reparaz.

Diego Rossi (delantero, Peñarol): Ha participado en más de una ocasión con el primer equipo en el último semestre, incluso entrando como titular en varios partidos. Es ‘9’ pero en primera también le han hecho jugar por la banda derecha. Al no ser corpulento y tener un físico algo liviano es un delantero que se desenvuelve mejor alejado de los centrales, evitando el choque. Está cómodo saliendo del área e intentando ayudar a elaborar el juego. Es veloz y con muy buena pegada. Suma 122 goles en las categorías formativas.

Perú sub-20

Martín Távara (centrocampista, Sporting Cristal): En 2014 Perú se proclamaba medalla de oro en los JJOO de la Juventud en Nanjing tras ganar 0-1 a Corea del Sur. En el seleccionado peruano destacó uno de los centrocampistas del equipo, Martín Távara. Tal vez, sea el futbolista con más calidad de los volantes, o al menos el más capacitado para manejar las posesiones del equipo. Posee una gran capacidad de asociación. Al pie o al espacio. No solo tiene toque, además suma mucha visión de juego. Nació en 1999, por lo que es dos años menor que la mayoría de compañeros.

Raúl Tito (volante, Universitario): 2016 fue un año algo decepcionante de Raúl Tito para las expectativas que había generado su temporada en Cienciano del Cusco, donde anotó cuatro goles en 24 partidos. El volante de Universitario mide 1’64m. Destaca por su agilidad, velocidad y por la facilidad que tiene para sortear adversarios.

Roberto Siucho (extremo o mediapunta, Universitario): Uno de los principales talentos a seguir de Perú. Debutó con dieciséis años en primera división, misma temporada en la que Universitario salió campeón. A los diecisiete se estrenó en la Copa Libertadores. Mezcla una velocidad endiablada con potencia y añade regate, habilidad y frialdad en la definición. Puede jugar tanto por dentro por detrás del punta (Gustavino, por ejejemplo, o de Ugarriza en el caso del Sudamericano sub-20) como por fuera. Como apunte, en los partidos de preparación para el torneo, concretamente ante Colombia, jugó de lateral izquierdo.

Fernando Pacheco (extremo, Sporting Cristal): Capitán de la selección sub-15 de Perú que se alzó con la medalla de oro en Nanjing. Suma 11 partidos en el primer equipo de Sporting Cristal. Le apodan la “Foca” por su parecido con Farfán. Pacheco también juega como extremo y se mueve por ambas bandas, pero tiene tendencia a caer por la derecha. Ahí espera siempre bien abierto para dar amplitud. Ofrece regate y centra bien. La selección de Fernando Nogara utiliza bastante sus extremos para abastecer de balones a un rematador nato como es Ugarriza, por lo tanto él y Reyna (filial del Mallorca) tienen una importancia capital en el equipo.

Foto: Ministerio de Educación del Perú.
Pacheco y Távara fueron medallistas en los Juegos de Nanjing. Foto: Ministerio de Educación del Perú.

Adrián Ugarriza: (delantero, Universitario): El ‘9’ y capitán de la selección peruana sub-20. Procedente de San Martín, el conjunto de la ‘crema’ apostó fuerte por él como un talento de futuro a largo plazo. Hasta que Ruidiaz emigró a México, era el delantero suplente. Sin embargo, ha anotado cuatro goles en primera. Rematador puro con un dominio absoluto de su físico. Ugarriza exige constantemente a la defensa y su mayor virtud está en el juego aéreo.

Venezuela sub-20

Yeferson Soteldo (centrocampista, Huachipato): Flamante nuevo fichaje de Huachipato (Chile), aunque seguramente hubiese tenido mejores ofertas después del Sudamericano sub-20. El gran talento de la selección venezolana acumula 17 goles en 44 partidos y 3.681 minutos entre 2015 y 2016, cuando su exequipo acabó campeón en Venezuela. También destacó en el COTIF 2016 celebrado en Valencia. Yeferson Soteldo es un centrocampista con una arrancada frenética, unos primeros metros demoledores, un cambio de ritmo devastador acompañado de una muy buena visión de juego y de muchísimo descaro.

Ronaldo Peña (segundo punta, Las Palmas): La sociedad entre Ronaldo Peña y Andrés Ponce llevó a Venezuela a jugar el Mundial sub-17 en 2013. Peña jugaba unos metros más atrás que Ponce, tenía cierta libertad para asociarse con los centrocampistas y a menudo caía a la banda derecha para desequilibrar desde allí. En un costado es donde se siente más cómodo. Aprovecha su velocidad, manejo de ambas piernas y su potencia en carrera para marcar diferencias desde el carril.

Bolivia sub-20

Bolivia llega al Sudamericano sub-20 con muchos problemas. El nuevo cuerpo técnico asumió hacerse cargo de la selección el 27 de diciembre. Por lo tanto, con apenas tres semanas de trabajo y con poco rodaje, Bolivia tiene como objetivo estar en el Hexagonal final. El técnico Mauricio Soria declaró que el estado físico de los jugadores era “una vergüenza” y que el trabajo realizado hasta el momento era pésimo.

Debido a una pubalgia, Soria no podrá contar con su mejor futbolista. Sebastián Gamarra no podrá participar en el Sudamericano sub-20. Participó en 2015 en la Copa América de Chile y actualmente está jugando de mediocentro en el equipo Primavera del Milan. Los futbolistas bolivianos que destacan del exterior son Henry Vaca (O’Higgins), Brandon Torrico (Elche), Limberg Gutiérrez (Nacional) y Bruno Miranda (Universidad de Chile), por lo que se espera que lideren al equipo.

Foto de portada: Agencia de Noticias ANDES

Related posts

8 comments

Cada vez me deja más impresionado el conocimiento y la pasión con la que comentas sobre el fútbol sudamericano.
Espero que le vaya bien a Perú.

Saludos Andreita.

Me quedo con Asacibar y Bentancur, son los que tengo mas vistos jeje. A ver que nos deja estos siempre atractivos Sudamericanos.

Te faltó Jaime Carreño en Chile, mediocampista de la Católica, BiCampeón del fútbol chileno. Jugó más el primer semestre que el segundo, pero aún así acumula muchos minutos en primera. Buen conductor y pasador, también tiene gol, pero su característica más importante es que corre todo el partido. Volante de ida y vuelta.

A Jeisson Vargas lo compró el Bologna (en realidad el grupo Saputo) que lo cedió una temporada a Estudiantes. Ojo que a supone que de esta Selección sub20 debiesen venir a largo plazo los recambios de la selección adulta.

Curioso que no digas nada de Jaime Carreño en Chile, es por lejos uno de los mejores volantes jóvenes, sino el mejor, jugando ya como profesional hace un año. Brutal proyección. Bicampeón con la UC y madurísimo como persona. También es raro que destaques a Sierralta, cuando el central de esta sub20 que también es seleccionado chileno adulto y bicampeón con la UC es Guillermo Maripán, de enorme campaña especialmente el segundo semestre.
Peor aún que no sepas que el pase de Jeisson Vargas fue comprado por la sociedad de Montreal Impact/Bologna y que fue cedido a ELP. Por lo demás, Jeisson Vargas aunque talentoso, ha tomado malas decisiones con poca cabeza.
Con tanta sanata e imprecisión sobre los chilenos, el resto de tus recomendaciones queda bastante en duda. Cómo creerte si tus datos son totalmente al voleo y sin rigurosidad. Aprovechas que los europeos que te leen no saben nada de estas categorías sudamericanas, pero quedas al descubierto con gente de esos lados.

Una lástima que vendas tanto humo.

Quizás no tiene bien estudiados a los chilenos (me sorprende que solo hayan puesto a tres), pero lo que puso de los jugadores uruguayos está muy acertado, así que algo de confianza hay que tenerle, por lo menos para tener un pantallazo general

Bueno soy chileno y me pareció muy acertado que haya puesto a Sierralta, Vargas y Suazo. Sierralta se ganó merecidamente su lugar en el Palestino de Córdova jugando fuera de su posición natural, y no desentonó para nada en el lateral derecho, incluso ante rivales como Flamengo y San Lorenzo en la Sudamericana; Vargas es sin duda el mayor talento de esta generación aunque hay que esperar que tome mejores decisiones en su vida fuera del fútbol; Mientras que Suazo ha demostrado versatilidad, ganándose la confianza de Guede para ocuparlo en distintas posiciones.
Son de los que más minutos han disfrutado en primera y los que a mi juicio mayor proyección tienen, si bien es cierto que Carreño podría haber sido considerado ya que jugó bastante en el primer semestre de 2016.
¿Maripán? Es del 94… no está en esta sub-20 así que antes de criticar mejor informarse bien.
Felicitaciones por la previa, gran trabajo.

Deja un comentario

*