No fue sólo un Pep-Mou… Fue también un Ribéry-Hazard y un Neuer-Cech

785850659

La Supercopa de Europa con mayor repercusión mediática que se recuerda respondió absolutamente a las expectativas: hubo duelo de estilos -marcadísimo-, hubo emoción -un gol en el descuento para forzar los penaltis y la trascendencia del décimo lanzamiento llevada al extremo-, hubo controversia y épica, hubo estrellas que brillaron -Hazard, Ribéry-, capitanes que emocionaron -Lahm, Lampard-, porteros que decidieron -Neuer, Cech-. Hubo tanto, que hasta uno podría ver el partido y disfrutarlo sin tener en cuenta que los entrenadores eran Mourinho y Guardiola. Incluso.

En realidad, la Supercopa de Praga pareció por momentos un duelo a cuatro para determinar quién ganaba el partido desde lo aplastante de su actuación individual. Cech y Neuer pararon mucho. Pararon ambos mucho, y eso que el Bayern casi siempre dominó. Y eso que el Chelsea, en el segundo tiempo, pareció inferior. Incluso siendo inferior tuvo ocasiones claras. En el balón parado o en pérdidas bávaras en la salida. Las paró Neuer. Sin embargo, los dos goles londinenses tuvieron poco de equivocación ajena y mucho de genialidad individual. Hazard, incontenible, generó el golazo de Torres con una conducción arrolladora y luego se inventó un latigazo para darle la ventaja a los de Mourinho cuando estaban en inferioridad numérica. El diestro partiendo desde la izquierda, tirando la diagonal, chutando con su pierna buena. Como Ribéry. Como el 1-1. Hazard y Ribéry estaban en ese plan de ser tan superiores al resto que sentían que el partido iban a ganarlo ellos. Pero eran dos, y jugaban en equipos distintos. Y estaban Cech y Neuer, además. El alemán, menos sobrio que el checo, menos fiable que el de Plzen, compensó su error en el 1-2 parándole el penalti decisivo a Lukaku. Extraña decisión de Mourinho la de darle el quinto a él, pero tiene pinta de que agradecerá su valentía. Es posible que para el de Setúbal tenga más peso, de cara a decisiones futuras, que el belga se atreviera a aceptar el reto… que no su desacierto -evidente, indiscutible- en la ejecución.

Aunque, obviamente, los banquillos también jugaron. Extrañó que Mourinho tardara tanto en hacer el primer cambio -de hecho, lo hizo tras la expulsión de Ramires-. Extrañó porque su equipo, que dentro de su estilo había dejado mejores sensaciones que el Bayern en el primer tiempo, pareció ir agotándose, reculando, perdiendo la energía y la vivacidad. Ojo, aún así tuvo esas tres muy claras, pero el segundo tiempo era bávaro. Y lo era, en parte, porque Pep cambió las piezas. En la primera parte, Kroos fue medio centro y Lahm interior. No funcionó demasiado. En la segunda permutó esas posiciones, y en la primera acción en la que Kroos actuó más arriba, liberó a Ribéry para el 1-1. Luego metió a Javi Martínez para devolver a Lahm al lateral -pensando, claro, que el alemán sería más capaz de defender a Hazard que Rafinha-. Y finalmente acabó apostando por Shaqiri, cuya movilidad resultó más imprevisible que el desequilibrio de Robben. Y así fue el Bayern encerrando al Chelsea: así le masacró colgando infinidad de balones en los últimos minutos, haciendo que Ivanovic-Terry-Cahill-Luiz, teóricos especialistas del juego aéreo, parecieran inexpertos ante los centros laterales. Al final, uno fue el 2-2. En el descuento. Sobre la campana. Pero tras un asedio sin fin que sólo Cech había defendido.

 

Related posts

8 comments

Axel, buenas noches, ¿Crees que la recuperación de Javi Martínez es clave para Guardiola? Yo creo que sí. El Chelsea con Willian jugando a banda cambiada y la fuerza, calidad y tesón de Eto'o es claro favorito para ganar la Premier, ¿No crees?

Me quedo con la última frase: “Pero tras un asedio sin fin que sólo Cech había defendido.” Hazard me parece el más irregular de la increíble generación belga actual, pero ha hecho un partidazo. Lo que queda claro es que el Chelsea tiene que vender algo de arriba (Torres, Eto’o, Schurrle, Demba Ba, Lukaku, más William, Moses, Mata, Oscar, Hazard, De Bruyne…). ¿Suele jugar Schurrle a menudo en la banda? Pensaba jugaba más centrado. ¿Qué papel tendrá Eto’o?
Sobre el Bayern, poco que añadir. Se sigue confirmando que Lahm lo hace bien juegue dónde juegue, que los centrales seguirán siendo su punto flojo y que Gotze aún no consigo ver por qué se le considera un crack.

Gotze ha estado lesionado tres meses y no se ha adaptado aun. En el BvB demostró mucho, y por tres partidos (no completos), no le vas a juzgar.
Müller de momebto tampoco está respondiendo, pero ha demostrado mucho como para juzgarle tan pronto. Lo suyo debe ser pir el baule de posiciones que se trae. En mi opinión,Pep aun no lo tiene claro.

Por cirto, muchas bromas con que Pep tenía muchos centrcampistas pero al final tuvo que tirar de l recurso que venia probando en la pretemporada (Lahm de mediocentro)
Lo Ultimo, decir como chirrían Boateng y Dante, respecto al resto del equipo. Parcela a mejorar.

Pese a la derrota me ha gustado mucho el Chelsea: equipo fuerte y contundente atrás con mucha calidad y soltura de tres cuartos para arriba. Destacar la actuación del portero Cech y de Hazard. Este Chelsea tiene mucho que decir en Premier y en Champions este año.

Anoche disfruté de un partidazo que hacía tiempo no vivía con tanta emoción pero….leo tu analisis del partido y lo veo en palabras. Guardiola confia mucho en Shaquiri y acierta……como siempre,,,o casi.un saludo crack!

Fue un buen partido, pero se nota que estamos a principio de temporada y son dos equipos con entrenadores nuevos. Y se nota en que el Chelsea defendía con todos atrás, pero no estaban bien compenetrados. Ya que en la banda izquierda el Bayern casi siempre tenía superioridad numérica. Y el Bayern se le vio muy frágil en la parcela defensiva.

Deja un comentario

*