Sigue siendo del 22

Isco of Real Madrid during the La Liga match at Estadio Nuevo Los Cármenes, Granada
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
06/05/2017

Sigue siendo el Real Madrid de Isco Alarcón. Esa es la principal conclusión que puede sacarse de lo acontecido ayer en la monumental ciudad de Skopje. Lo que vimos durante el tramo final de la pasada temporada no fue un espejismo, ni un oasis temporal producido por las circunstancias, sino algo que ha llegado al césped de Chamartín para establecerse. El proyecto blanco pasa por las botas del 22. Es una realidad. El torrente de fútbol que hoy es el malagueño ha cogido el equipo para no soltarlo más. Zidane le construyó un sistema adhoc, una imperfecta creación que servía para integrarle improvisadamente y que se vio culminada con la colosal conquista de la Duodécima en Cardiff, y su reto para la presente temporada va a ser desarrollarlo y corregir sus defectos. Cuenta con una ventaja y es que, por el camino, su equipo va ganando partidos. Y finales. El colectivo al que entrena junta tanta calidad que está por encima de esquemas.

Real Madrid 2 (Casemiro 24′, Isco 52′)
Manchester 1 (Lukaku 62′)

Real Madrid vs Manchester United - Football tactics and formations

José Mourinho hizo lo que se esperaba de él. Cumplió con su parte. Le presentó al Real Madrid un escenario incómodo en el que la superior forma física del United (pues la Premier empieza este fin de semana) pesara. Alineó un enérgico sistema de tres centrales que tenía como principal objetivo que ningún atacante blanco pudiera girarse. Detrás de cada receptor del primer pase blanco había un asfixiante aliento red devil. Los zagueros abandonaban su zona para perseguir a Bale y Benzema, mientras que Matic, Herrera y Pogba (qué centro del campo para tal fin) se encargaban de salir a encimar a los medios blancos. El juego directo servía como solución sencilla para avanzar metros y la conducción de Mkhitaryan para dirigir las transiciones. La presentación del United fue potente.

Sin embargo, el Madrid resistió. Ni siquiera llegó a sufrir demasiado. No lo hizo por dos motivos: primero porque al Manchester le falta algo de calidad ofensiva TOP para inventarse jugadas de gol en ataque posicional. Y, en segundo lugar, porque en su lado está uno de los argumentos defensivos más potentes que existen. Se habla de Carlos Henrique Casemiro, ese mediocentro que tampoco necesita que le acompañen sistemas para rendir, simplemente frustra ocasiones y una tras otra. El 14 blanco le dio el tiempo necesario a su equipo para que se encontrara sobre el campo.

Supercopa Europa skopje- Macedonia MarcadorInt

Alrededor del minuto 15, el Real Madrid hizo click. Empezó a replicar. Lo hizo a través de la figura de Isco Alarcón, al que la estructura defensiva del Manchester United no era capaz de detectar. Cada miembro del conjunto de José Mourinho tenía asignado un futbolista a por el que salir, pero el 22 creaba confusión. Porque a Isco se le sitúa en la mediapunta cuando se dibujan los esquemas en los periódicos porque hay que ponerle en algún sitio, pero no juega de mediapunta en este Madrid. Juega de lo que quiere. El centrocampista nacido en Arroyo de la Miel fue moviéndose por todo el campo, compensando los lugares que quedaban desiertos (especialmente las bandas) y ofreciendo dinámicas líneas de pase a sus compañeros. Con la colaboración de un móvil Karim Benzema, el Real comenzó a salir y obligó al United a retroceder. Plantó a todos sus centrocampistas de cara en campo contrario y comenzó el show blanco. Un periodo en el que demostró su virtuosismo asociativo, encerró al United e impidió que este fuera capaz de salir a través de una efectiva presión. Sólo De Gea mantuvo al partido con vida.

Aunque la calidad blanca relativice todo, se notó que su sistema aún tiene defectos. Especialmente en lo relativo a la ocupación de las bandas. El hecho de no contar con nadie de referencia abierto facilita mucho la tarea al conjunto rival, que puede defender en una parcela mucho más estrecha de terreno. Incluso cuando llegaban los laterales a línea de fondo, el no poder hacer 2 vs 1 en los costados dificulta el desbordar en ataque posicional. Fue una sorprendente irrupción de Casemiro desde segunda línea lo que desequilibró el encuentro.

Mourinho no se durmió e hizo varios intentos de girar el escenario. Visto que su presión estaba siendo inefectiva, viró a un 4-4-2 que rehizo la compostura defensiva del United. Y, tras el 2-0 por parte de Isco Alarcón, efectuó un cambio que inclinaría la balanza. Entró Marouane Fellaini y su insultante superioridad en el juego aéreo, unida a la de Romelu Lukaku y Paul Pogba, permitió a los ingleses ganar metros y volcar el campo hacia la meta de un inseguro Keylor Navas. Zidane pasó a la acción e introdujo su combo contragolpeador (Asensio y Lucas) pese a que esta vez no tuvieran demasiada incidencia. Con la colaboración de un estelar Casemiro, el Real consiguió contener ese tremendo arsenal de juego directo (no sin sufrimiento) y acabó venciendo una preciosa final. La que se encargó de recordarnos que el proyecto blanco sigue siendo del 22.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Visto el partidazo de los dos vértices del rombo, parece evidente que Zidane debería mantenerlo si quiere seguir jugando como acabaron la temporada. El tener a 8 centrocampistas en nómina (2 por puesto) y el dudoso rendimiento de la BBC solo ayudan más a ello. Con salidas o sin ellas, con Mbappé o sin Mbappé, está claro que arriba tendrán que rotar. En cuánto al United aunque se ha reforzado bien, mucho tendrá que cambiar para que Mou deje de tener como arma principal ese juego tan directo que en principio parece que es el que más le beneficia.

Yo he sido muy crítico con Isco. Me parecía que tiene una calidad increíble que desaprovechaba con regates y toques ineficaces y en zonas donde no tenían sentido.
Pero ha dado un giro radical, sabe cuando conducir, cuando tocar y cuando regatear. Me ha callado la boca y ahora sólo queda disfrutar. Chapó por él y a seguir mejorando aún más.

Deja un comentario

*