Cinco conclusiones de la primera jornada de la Nations League

Rodrigo Moreno Pickford España Inglaterra Focus

El formato de la nueva UEFA Nations League

Los jugadores más verticales brillan en el estreno de Luis Enrique

España tuvo el balón en Wembley, como no podía ser de otro modo teniendo en cuenta la diferencia de calidad -y la ausencia de centrocampistas especialistas en la generación de juego en corto en Inglaterra, algo que ya le ocurría en el Mundial-. Pero sobre todo destacó por su ritmo de circulación, más alto que en Rusia, por su intensidad en la presión alta, por su verticalidad y por su profundidad. Salió de inicio con Aspas y Rodrigo juntos en ataque -aunque el del Valencia partía desde la banda derecha- y la dinámica del juego recordó a esos últimos minutos ante el anfitrión el día de la eliminación mundialista -los mejores minutos españoles de ese partido, justo cuando ingresaron el gallego y el hispano-brasileño-. Y todo ello benefició a los futbolistas más directos del equipo, a aquellos que más huyen de la horizontalidad. Estuvo soberbio Rodrigo, autor de un gol y una asistencia fabricada a base de potencia y cambio de ritmo en la conducción en carrera, pero no anduvo nada lejos de ese nivel un inspirado Saúl Ñíguez, útil en la presión adelantada, especialista en la llegada -lo demostró en su gol- y agudo en los pases profundos -como el que le metió a Rodrigo en la falta que le costó la amarilla a Stones-. Y el que aprovechó de maravilla los desmarques en diagonal del atacante valencianista fue Carvajal, profundísimo en sus incursiones desde el lateral derecho. A.T.

Kimmich vuelve al centro del campo

Quizás cuando ya no se le esperaba en esa demarcación, especialmente en la selección alemana, Joachim Löw devolvió a Joshua Kimmich a su posición natural. El jugador del Bayern acompañó a Toni Kroos en la medular, con Goretzka ejerciendo de mediapunta por delante de ambos, en el estreno de Alemania en la Nations League. Quizás para tener más control ante el exuberante físico de la flamante campeona del Mundial, Francia, Kimmich jugó de mediocentro y desahogó la salida de balón de Alemania para que no todo dependiera de Toni Kroos. Pese a que Boateng y Hummels son buenos sacando la pelota desde atrás, Alemania había sufrido ante rivales que ordenaban vigilancias individuales sobre Kroos (el ejemplo de México aún queda fresco). “Lo probamos en el entrenamiento y lo hizo muy bien. Tuvo mucha presencia, muy fuerte en los duelos y muy bien con el balón. Ofreció un buen rendimiento y estoy seguro de que es una buena solución”, comentó a posteiori Löw. A cambio, Alemania renunció a la versión más profunda de Kimmich como lateral, posición desde la que suele servir precisos centros al área. Rüdiger y Ginter, dos centrales, ocuparon las alas. Como en el arranque del Mundial 2014, Alemania jugó con cuatro centrales atrás. “Contra Francia jugar con una línea estable de cuatro atrás era lo correcto. A largo plazo no es la solución adecuada, porque hay equipos que se defienden muy atrás, pero sí lo era en este caso”, argumentó Löw. Francia mandó en el primer tiempo, Alemania mejoró en el segundo cuando Werner encaró a Pavard y Aréola protagonizó varias paradas de mérito para mantener el 0-0 en el electrónico. T.M.

Kimmich volvió a jugar como mediocentro, como en el Europeo sub-19 de 2014 en el que se dio a conocer. Foto: Edu Ferrer Alcover.
Kimmich volvió a jugar como mediocentro, como en el Europeo sub-19 de 2014 en el que se dio a conocer. Foto: Edu Ferrer Alcover.

Suiza sonroja a Islandia

La selección helvética se ha consolidado en los últimos tiempos como uno de los combinados nacionales más regulares de Europa. Siempre compite bien, siempre es un hueso duro de roer y siempre vende cara su piel en las fases finales aunque rara vez elimina a algún pez gordo. Suiza empezó la Nations League de la mejor manera posible, endosando una goleada contundente a Islandia. Fue un estreno ideal para enchufar a su elenco de atacantes -y especialmente a sus cuestionados delanteros- de cara a la nueva competición. Seferovic se quitó una espina tras mucho tiempo peleado con el gol -desde octubre de 2016, solo había marcado ante Andorra y Letonia en partido oficial-, Albian Ajeti debutó con un tanto saliendo desde el banquillo y Shaqiri disfrutó jugando de mediapunta con absoluta libertad. Suiza atropelló a Islandia con una facilidad abrumadora. El combinado nórdico mantuvo el esquema y la columna vertebral de sus éxitos recientes, pero se mostró como un cuadro mucho menos sólido. Al final, 6-0 en una noche que también pasará a la historia por los estrenos de los jóvenes Kevin Mbabu, Djibril Sow  y Albian Ajeti. T.M.

Xherdan Shaqiri of Switzerland and Yohan Cabaye of France during the UEFA Euro 2016 match at Stade Pierre-Mauroy, Lille, France Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 19/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160619-5147.jpg
Xherdan Shaqiri se sintió cómodo en la mediapunta. Foto: Focus Images Ltd.

Ampadu impresiona en el estreno de Giggs con Gales

Gareth Bale se llevó la mayoría de titulares por su impresionante golazo, pero la actuación global de la selección galesa en el debut de Ryan Giggs como seleccionador fue sobresaliente. No sólo goleó a un equipo que suele defender muy bien como es la Irlanda de Martin O’Neill (4-1): es que además desplegó un fútbol atractivo, con mucho intercambio de pases y una efervescencia propia de los muchos jóvenes a los que alineó de inicio el ex jugador del Manchester United. El benjamín de todos ellos, un medio centro de 17 años del que ya se hablaba en esta web en 2016, cuando debutó en el fútbol profesional batiendo récords de precocidad. En realidad, Ethan Ampadu, que pertenece al Chelsea, puede jugar de defensor central y de pivote, pero en este estreno Giggs le encargó manejar los tiempos del equipo en la medular formando una estimulante pareja con Joe Allen. El que lo viera por primera vez debió quedar impactado, y más aún cuando consultara su edad. Sus cambios de juego en largo fueron de una precisión milimétrica. Sus arranques en conducción evidenciaron su poderío físico y su personalidad. Jugó con aplomo y con atrevimiento y nos dejó a todos convencidos de que en él hay un futbolista de enorme futuro. A.T.

Ethan Ampadu jugó un partido superlativo en su debut en competición oficial con la selección galesa. (Foto: Focus Images Ltd.).
Ethan Ampadu jugó un partido superlativo en su debut en competición oficial con la selección galesa. Foto: Focus Images Ltd.

¿Qué hacía Dzyuba en el Arsenal de Tula?

Cuando empezó el Mundial, sorprendió al leer la nómina de convocados de la selección rusa que un delantero muy reconocible como Artyom Dzyuba llegara al certamen habiendo acabado la temporada como jugador del modesto Arsenal de Tula. Su prestación en el torneo, siendo un jugador decisivo en el camino de la anfitriona hasta la tanda de penaltis de los cuartos de final, nos llevó a preguntarnos cómo podía haber terminado allí. Su nivel era, como mínimo, para estar en un club puntero en Rusia. En realidad, Dzyuba pertenecía al Zenit, que lo había cedido a ese equipo para que tuviera minutos en los meses previos al Mundial, ya que en San Petersburgo había perdido el puesto (jugaban Kokorin y Poloz). Ese préstamo reactivó su carrera. Anotó seis goles en diez partidos, se ganó una plaza en la convocatoria rusa y acabó como titular del combinado nacional, martirizando a centrales de primer nivel. Ahora ha regresado al Zenit, ha empezado el curso goleando (tres dianas en liga y cuatro en Europa League) y volvió a firmar una exhibición el viernes en la victoria de Rusia en Turquía (1-2). En tres acciones concretas demostró todo lo que es: en el 0-1, su presencia generó tanta atención en el corazón del área que el balón acabó llegándole a Cheryshev para empalmar solo en el segundo palo; en el 1-2, se desmarcó al espacio, midiendo perfectamente los tiempos para no caer en fuera de juego, y resolvió con calidad y sutileza; y en lo que podría haber sido el tercero, mandó un zambombazo al larguero tras una maniobra de nueve puro en la que armó la pierna a toda velocidad tras un giro. Dzyuba sigue al nivel del Mundial y el Arsenal de Tula se ha quedado sin marcar en cinco de sus seis primeros partidos de liga. A.T.

Textos de Axel Torres (A.T.) y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Hacer un seguimiento completo a este torneo es imposible. La cantidad de partidos requiere la maximización del tiempo, por lo que recurro a vuestra web para ir mínimamente al día de lo que ocurre. Gracias por el arículo, me ha resulado refrescante, como siempre.

Deja un comentario

*