Completada la parrilla de candidatos de la Youth League

Van de Beek- Ajax - Edu Ferrer Alcover

Cinco campeones nacionales se han impuesto en la ronda previa a los octavos de final de la Youth League, mientras solo tres de los subcampeones de la fase de grupos han logrado superar esta eliminatoria. España e Inglaterra, con tres equipos, serán los países con mayor representación en los cruces decisivos. El sorteo de los octavos se realizará el próximo lunes 15 de febrero. Así se clasificaron los últimos en llegar.

UYLOctavos

Campeones que sorprenden

Sorprendieron Ajax y Anderlecht ante rivales de entidad. El equipo neerlandés derrotó al Sevilla (3-1) en un partido que dominó durante largas fases, aunque asimismo el conjunto hispalense también puso en evidencia los problemas defensivos de la zaga ajacied en los ratos en los que controló el balón. Sin embargo, el Ajax exhibió una circulación de balón rápida y fluida, con un juego combinativo excelso en la medular con las figuras de Nouri y especialmente Donny van de Beek, que ya ha jugado varios partidos con el primer equipo. A ello se le sumó un incisivo Dekker por la banda izquierda, que causó muchos problemas por su flanco. El Ajax dominó, pero sus dianas llegaron en jugadas bastante afortunadas, tras varios rebotes, después de que Soriano bajo palos y el central Amo evitaran varias ocasiones claras. Por otra parte, el Anderlecht derrotó al Arsenal (2-0) en un partido en el que brillaron varios de los jugadores que ya destacaron en el último Mundial sub-17 con Bélgica. El ariete Vancamp anotó los dos goles del elenco belga, pero el mejor seguramente fue el mediapunta Orel Mangala, dinámico y participativo entre líneas. En el Arsenal, solo la potencia y uso del cuerpo de Mavididi logró inquietar a la zaga del Anderlecht, que jugó en el Vanden Stock.

Por otro lado, también resultó llamativa la victoria del campeón checo en edad juvenil, el Pribram. Después de empatar a dos ante el CSKA, eliminaron al elenco ruso en una tanda de penaltis inmaculada en la que transformaron los cinco lanzamientos. Destaca la figura de Jiri Januska, centrocampista con llegada que ha anotado cuatro goles en los cinco partidos que ha disputado su equipo. Por otro lado, también estará en octavos el Middlesbrough, que arrolló al Dinamo de Kiev con un contundente 5-0 en el que volvió a destacar Harry Chapman. Este extremo británico es una de las sensaciones de la competición, pues ha anotado tres goles y ha repartido ocho asistencias en solo cinco partidos con el Boro, equipo que en todos sus encuentros ha marcado un mínimo de tres dianas.

Van de Beek es buenísimo.
Van de Beek anotó el 2-1 ante el Sevilla. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reseravados).

Una tarde con penaltis en Celtic Park

También superó una tanda de penaltis el Valencia, que disfrutó de una experiencia inolvidable en un templo futbolístico como Celtic Park. En un partido bastante equilibrado, los escoceses se adelantaron con una diana de Aitchison que vino precedida de un error en el marcaje de Javier Jiménez, que posteriormente terminaría expulsado en el segundo tiempo. A pesar de ello, el Valencia generó más ocasiones, con Rafa Mir formando una buena sociedad con el lateral Ferris en el flanco derecho. En el Celtic, gustó el mediapunta Regan Hendry, un centrocampista zurdo de mucha clase y calidad para conducir el balón. El Valencia logró empatar en el tramo final, a pesar de la inferioridad numérica, y se impuso en la tanda de penaltis, escenario en el que brilló el guardameta Antonio Sivera. El portero ché detuvo tres lanzamientos del Celtic (dos de ellos decisivos, el 5º y el 6º de la tanda) y se convirtió en el héroe de la clasificación del Valencia.

Sivera paró tres lanzamientos en la tanda.
Sivera paró tres lanzamientos en la tanda. Es internacional con España en categorías inferiores. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Suerte dispar en el Norte

Por su parte, al Juvenil A del Real Madrid le tocaba viajar a Suecia para tratar de sellar su paso a octavos, donde le esperaba un frío polar, césped artificial y un conjunto, el Elfsborg, que no iba a ponerle las cosas fáciles. Desde el principio se pudo apreciar meridianamente qué discurso iba a seguir el encuentro: el conjunto local, que sólo había encajado un gol en toda su participación en la competición, se cerraría atrás tratando de resistir y salir al contragolpe, mientras que el equipo de Santiago Solari aceptaría con gusto la iniciativa del partido. El Real Madrid administró el encuentro de forma meritoria: supo circular el balón y encontrar los espacios, hacer ancho el campo y no bloquearse ante la sólida estructura escandinava. Los centrocampistas blancos conseguían mover el balón con acierto y destacó especialmente el catalán Aleix Febas, en la que es su tercera participación en la competición, aportando su ruptura y dinamismo desde el interior derecho y llegando con muchísimo peligro al área rival. Precisamente fue una gran jugada personal del ilerdense lo que permitiría que el otro gran protagonista del encuentro adelantara al conjunto madridista: Borja Mayoral. Los recursos técnicos y físicos del parleño estaban por encima del resto y aquello pesó: pese a que sus compañeros tampoco le encontraban con excesiva frecuencia, el delantero madrileño hacía valer su excepcional calidad en cada contacto con el balón, ya fuera en situación de remate o no. Primero provocaría un penalti (que se encargaría de fallar él mismo), para más tarde adelantar a los suyos tras un recurso magnífico. El Elfsborg sólo amenazaba tímidamente, pero supo aprovecharse de un error defensivo blanco para empatar el encuentro poco después del 0-1. Y fue precisamente tras el 1-1 cuando se vio la mejor versión del conjunto sueco, que se aprovechó del golpe psicológico que suponía el empate para ganar iniciativa. Sin embargo, cuando peor lo estaba pasando el conjunto de Solari, aparecieron los cracks: Mayoral y Febas se intercambiaron los papeles del primer gol para firmar una jugada fabulosa y volver a adelantar al conjunto merengue. Ventaja que ya no desaprovecharían. Al término del partido, Mayoral definió con brillantez un pase al espacio para completar su extraordinaria actuación y cerrar la eliminatoria. El Real Madrid ya está en octavos.

Borja Mayoral fue el gran protagonista de la victoria del Real Madrid en Suecia.
Borja Mayoral fue el gran protagonista de la victoria del Real Madrid en Suecia, con dos goles. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

También viajó al norte de Europa el Atlético de Madrid, que protagonizó un espectacular 4-4 en el campo del Midtjylland. A pesar de no tener un gran nombre y tratarse de un club de reciente fundación, el campeón danés (tanto a nivel estatal como juvenil) se empieza a abrir un hueco en el continente. Superada la fase de grupos de la Europa League -se enfrentará al Manchester United en dieciseisavos-, también estará en los octavos de la Youth League al imponerse en la tanda de penaltis en el desenlace de este choque tan espectacular. Su fantástica red de trabajo para captar a todos los talentos de su país es una de las claves que explican por qué pueden competir en estos escenarios. Por otro lado, el Atlético acusó la ausencia de Lucas Hernández (había jugado 5 partidos de la fase de grupos a pesar de tener ficha con el primer equipo) e igualó el choque en el minuto 90 con un tanto de Ferni.

Un modelo de cantera ejemplar

Theo Hernández marcó uno de los goles del Atlético.
Theo Hernández marcó uno de los goles del Atlético. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Una goleada con trampa

La Roma completa el cuadro de equipos que han superado el play-off previo a los octavos después de golear al Red Bull Salzburgo a domicilio (0-4) en un partido decantado muy pronto. El central internacional con Francia en categorías inferiores, Dayot Upamecano, cometió un penalti torpe a los 8 minutos y fue expulsado, lo que condicionó el encuentro de forma decisiva. Con un hombre menos, el Salzburgo lo pasó mal para salir de su campo y encajó dos goles más a balón parado antes del descanso. Oberlin perdonó un par de oportunidades claras y solo los centrocampistas Karic y Schlager dejaron detalles positivos en la medular. Di Livio cerró la goleada con una jugada individual fantástica.

Di Livio cerró la goleada en Salzburgo con una acción individual portentosa.
Di Livio cerró la goleada en Salzburgo con una acción individual portentosa. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*