El Barça gana la 1ª edición de la Champions juvenil

Munir - twitter.com/fcbarcelona

El Barça de Adama y Munir se convirtió esta tarde en el mejor equipo de Europa de la categoría en el Colovray Stadium de Nyon (0-3). Y lo hizo a su manera: alejado de la brillantez colectiva, de la posesión como signo distintivo, pero aprovechando al máximo el talento individual de dos futbolistas españoles extraordinarios con condiciones para tener un gran impacto individual en el máximo nivel. El Barça de Vinyals no es un equipo demasiado fiable con la pelota -Enguene y Kaptoum, los interiores, cometen a menudo errores en la circulación- y el sello particular del equipo está más relacionado con los ataques rápidos, mortales si Adama encara a su par desde el extremo derecho, que con largas combinaciones en horizontal hasta encontrar el desequilibrio. El triunfo ha pasado por saber gestionar el sufrimiento provocado por las recurrentes pérdidas en la salida de balón a través de continuas ayudas en defensa y del buen rendimiento mostrado por la pareja de centrales (Tarín y Riera) en los partidos decisivos: Arsenal, Schalke 04 y Benfica. Ondoa -titular esta tarde- y Suárez, los dos porteros, han estado a la altura en los momentos críticos y Godswill, Quintillà, Ortega y Moha simbolizan perfectamente el sacrificio colectivo necesario para que la brillantez de los dos mejores delanteros juveniles del continente tenga reflejo en el marcador final.

TODOS LOS TEXTOS MI SOBRE LA FINAL FOUR DE LA UEFA YOUTH LEAGUE

11892172103_9b19e22cbe_z

Munir. Foto: Francisco Javier Serrano

Adama Traoré y Munir El Haddadi

Adama es imparable, en carrera es arrollador. Su desborde tanto hacia dentro como hacia fuera ha sido un quebradero de cabeza para todos los laterales contra los que se ha enfrentado en los últimos meses, Rebocho no fue una excepción. Sus arrancadas y sus desmarques al espacio son por sí mismos una garantía de éxito, pero a ello ha unido la capacidad para encontrar soluciones en espacios reducidos. El extremo de L’Hospitalet levanta la cabeza, busca al compañero mejor situado y le hace llegar la pelota para que defina. Potencia controlada. Así llegó el segundo gol de la tarde, obra de Munir. Antes, Tarín había aprovechado un delicioso recorte del propio Munir en la línea de fondo y su posterior disparo rechazado por Graça. El Benfica llevó el peso de la final durante muchos minutos; sin embargo fue incapaz de contener atrás a los futbolistas más talentosos del Barça. Munir, que cerró la competición con un registro para el recuerdo, 11 goles y 6 asistencias en 10 partidos, participó en los tres goles (anotó dos) y logró el tanto más espectacular del torneo: una obra de arte en forma de disparo desde el centro del campo, a escasos minutos del pitido final, ante el que nada pudo hacer el portero luso.

Si Adama puede llegar a ser previsible, pero imparable; Munir es un talento incontrolable. El madrileño de origen marroquí tiene un guante en la pierna izquierda, es dificilísimo robarle el esférico en conducción y a su precisión con balón -fuera de toda duda- hay que sumarle el oportunismo que solo tienen los grandes delanteros para estar dónde tienen que estar en el momento adecuado. Como futbolista más adelantado -o en banda-, Munir entiende perfectamente el juego y marca diferencias con recursos técnicos muy por encima del nivel medio de la categoría. Él y Adama están para mucho más.

foto(32) Adama Traoré

Adama es un habitual en las convocatorias del combinado español. Foto: marcadorint

La generación juvenil del Benfica

Más allá del sinsabor de la derrota, el Benfica ha vuelto a confirmar que esta generación puede terminar dando muchas alegrías al primer equipo. Joao Nunes, Rafael Ramos, Gonçalo Guedes, Rochinha o Nuno Santos son futbolistas con materia prima para acabar dando el salto al actual semifinalista de la Europa League, si siguen quemando etapas. Rochinha, no excesivamente acertado en la gran final, dejó muestras de su enorme calidad a lo largo de toda la competición. Nuno Santos, muy espigado y con buena capacidad de desborde, le causó bastantes problemas a Quintillà, sobre todo cuando se asoció con Rafael Ramos en la banda derecha. El lateral luso es un portento en ataque y Moha tuvo que emplearse a fondo para taponar la principal vía ofensiva del conjunto portugués. Joao Nunes, central, es el líder y el alma del equipo. Su salida de balón es más que notable y en las acciones de estrategia es un peligro constante. Y Guedes, relacionado recientemente con el AC Milan, es el futbolista más hecho de todos los que forman parte de este Benfica juvenil: tiene gol, busca continuamente el disparo partiendo desde la banda derecha y es rápido y preciso en la ejecución. Ellos son algunos de los jugadores más interesantes de una plantilla que ha destacado por su solidez y su buen trato de la pelota. El Benfica es un dignísimo subcampeón.

 Foto de portada: twitter.com/fcbarcelona

Related posts

3 comments

Gano el barcelona no por juego si no por su pegada que tiene delante sobre todo Adama Traoré para mi en juego fue mejor el benfica la pena fue ese penalti fallado y alguna que otra ocasiones felicitaciones a fc barcelona y espero que algun jugador de benfica ya mismo este en elprimer equipo por que calidad tienen y lo de barcelona detro de poco estaran en el barcelona b. Y de hay a primer equipo solo hay un paso saludos a toda la gente Marcador internacional

Deja un comentario

*