La minúscula escuela serbia que recibirá al juvenil del Manchester United

belgrado-Marcadorint

Si Belgrado está de enhorabuena en la Europa League después de clasificar a sus dos gigantes para los cruces decisivos de la segunda competición continental, la capital serbia también está celebrando un éxito inesperado en la UEFA Youth League. En la actual edición de la Champions juvenil, un club de Belgrado ha superado los dos turnos previos de la ruta de los campeones y se enfrentará a un gigante del fútbol europeo. El Manchester United viajará esta semana a Serbia para disputar este miércoles los dieciseisavos de final de la Youth League. Sin embargo, los diablos rojos no se medirán al Partizán. Ni tampoco al Estrella Roja. Es hora de situar en el mapa el FK Brodarac, un modesto club de la capital que a base de su notable desempeño en el trabajo de formación disfrutará de una tarde histórica.

A pocos metros del lugar donde confluyen el río Sava y el Danubio, uno de los puntos más atractivos de la capital serbia, encontramos el estadio y las instalaciones del FK Brodarac. Se trata de un equipo pequeño, con su sede en la mitad oeste de Belgrado, en Novi Beograd, que se proclamó campeón de la liga juvenil contra todo pronóstico. El Brodarac juntó una generación especialmente destacada de futbolistas nacidos en 1998 que se impuso a los otros dos gigantes de la capital. Además, conquistó el título con holgura: sumó quince puntos más que el elenco blanquinegro y ocho más que el rojiblanco. El Brodarac nunca había ganado nada, ni en categoría juvenil ni con chicos de 17 o 15 años, ni tampoco había estado cerca de dar la campanada en los últimos años a tenor de las clasificaciones que se pueden consultar a día de hoy en su página web. De sopetón, un club que el curso pasado renunció a jugar en la tercera división serbia y cuya primera plantilla ahora compite en una liga regional de Belgrado adquirió un billete para participar en la Champions League juvenil.

El Brodarac se impuso a Estrella Roja y Partizán en la liga juvenil. Foto: MarcadorInt.
El Brodarac se impuso a Estrella Roja y Partizán en la liga juvenil. Foto: MarcadorInt.

“En los últimos cinco años habían estado jugando juntos y son el futuro del equipo”, explicó el director de la entidad, Dragan Ilic, en una entrevista reciente. La generación del 99, con el refuerzo de otros tres futbolistas nacidos en 1998, ha dado continuidad a los éxitos del Brodarac en la competición internacional. En su primer encuentro, logró empatar en el minuto 90 en casa ante el Maccabi Haifa. Luego, en Israel, Babovic marcó el gol que selló la clasificación para la siguiente ronda. En el segundo turno, el campeón serbio doblegó al Saburtalo de Georgia. En este caso, volvió a empatar a uno en casa y volvió a sacar un resultado favorable en la vuelta: marcó dos goles que le dieron margen para administrar la ventaja, por lo que no le importó demasiado encajar el 2-2 en el último minuto del descuento. Este mismo bloque está luchando de nuevo por el título en la liga juvenil serbia, aunque echará de menos a la figura de Lazar Kojic, centrocampista nacido en 1999 e internacional con la selección sub-19 al que ya ha fichado el Fortuna Sittard. No han tardado en hacerle debutar en la segunda división neerlandesa en un club que aspira a subir a la Eredivisie esta misma temporada. Ya lo comparan con Nemanja Matic y en su día incluso llamó la atención del Arsenal.

El equipo que recibirá al Manchester United en la Champions juvenil no podrá jugar en su propio estadio, pues en la Youth League está actuando como local en la casa del FK Vozdovac, otro club de Belgrado a la sombra de los dos gigantes pero con mayor caché que el Brodarac. Aunque esta situación le obliga a disputar los partidos europeos en la otra punta de la capital serbia, así los juveniles del Brodarac pueden contar con el aliento de cerca de 5.000 espectadores en unos choques que han despertado la atención en el público local. Por otro lado, en el contraste con los diablos rojos, solo hace falta comparar las cifras: en el Brodarac juegan cerca de 300 chicos repartidos en 14 equipos federados. Al mando del juvenil que compite en la Youth League, encontramos tres figuras curiosas que comparten el rol de entrenador. El primero es Milan Kuljic, un serbio que estuvo jugando en la liga de las Islas Feroe entre 2003 y 2013. El segundo, Zoran Saraba, probó fortuna en el Carl Zeiss Jena cuando peleaba en el tercer peldaño del fútbol alemán a inicios del siglo XXI. El tercero que completa la lista es Zeljko Kalajdzic, un centrocampista serbio que militó en el Villarreal y el Logroñés antes de pasar por Corea del Sur y Grecia. Los tres figuran en la lista que facilita la UEFA en al menos uno de los cuatro encuentros de Youth League disputados hasta ahora. Completa el cuerpo técnico Igor Baletic, el entrenador de porteros, que fue internacional sub-17 con Serbia y tuvo el honor de encajar un gol de Wayne Rooney en los cuartos de final del Europeo de la categoría en 2002.

18
El jugador belga Indy Boonen es uno de los habituales del Manchester United en la Champions juvenil. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Las particularidades del campeón serbio juvenil no acaban aquí, sino que también hay que incluir la de su cabeza más visible: el FK Brodarac está dirigido por una mujer, Dragana Dabic, que preside el club desde 2012. Dabic asumió las riendas de la entidad tras la muerte de su marido, Miodrag Mige Dabic, que con 57 años todavía jugaba algún que otro partido con la camiseta del Brodarac. Más reciente es el fallecimiento del director deportivo de la entidad, Alit Kurtovic, que murió en enero de 2018 y seguro que será recordado en la eliminatoria ante el Manchester United. Por un día, el Brodarac se medirá a un gigante del fútbol europeo. Aunque se trate de un miércoles por la tarde en la Champions juvenil. A veces, incluso los sueños más inverosímiles se hacen realidad.

Foto de portada: MarcadorInt.

Deja un comentario

*