Nombres propios en una nueva jornada de la UEFA Youth League

El Barça atacando el repliegue del Milan

De los dos partidos que Marcadorint ha podido presenciar en directo de esta jornada de UEFA Youth League, el Barcelona 1-1 Milan y el Manchester City 1-2 CSKA Moscú, rescatamos a los jugadores más destacados como ya hiciésemos en semanas anteriores.

Barcelona 1-1 Milan, Dani Fernández

La victoria en Milán dejaba al Barça con pie y medio en octavos de final de la UEFA Youth League. Sanabria y Adama, dos de los mejores jugadores del equipo de Vinyals, no actuaron en el Mini Estadi ante los italianos. Eusebio, técnico del filial, les reclamó para entrenar de cara a preparar el partido del próximo fin de semana.

Sin ellos, el Barça careció de pegada arriba durante todo el encuentro. Maxi Rolón por la derecha y Ebwelle por la izquierda, se encargaron de ocupar sus lugares en el dibujo. El camerunés fue uno de los más destacados en los azulgrana. Aportando chispa y peligro por ese costado. Las dos ocasiones más claras del equipo de Vinyals estuvieron en sus botas. Una en cada parte. La primera, con una magnífica bicicleta en el área, lamió la madera de la meta de Andrenacci, quien en la segunda mitad, evitó el tanto con una parada prodigiosa dejando incrédulo al propio Ebwelle.

Lo cierto es que el Milan en todo momento dio la sensación de haber aprendido la lección tras la abultada derrota de hace unas semanas. La consigna fue muy clara durante todo el partido: orden táctico y achicar espacios. Máxima seriedad en su propuesta de presionar arriba y replegar rápidamente con todos sus efectivos en campo propio. El inicio de ambas partes fue prácticamente idéntico. Los pupilos de Inzaghi salieron mejor, algo que poco a poco fue menguando en favor de un Barça acostumbrado a llevar la iniciativa. El trivote Jordi Ortega, Joel Huertas y Enguene -al que ya destacamos ante el Ajax-, se hizo con el mando, mientras Xavi Quintillà irrumpía con insistencia por el lateral zurdo. El delantero de origen marroquí Munir El Haddadi estuvo más apagado de lo habitual y no logró zafarse del férreo dispositivo italiano.

El Barça atacando el repliegue del Milan

Precisamente los italianos fueron los primeros en golpear mediante el jugador que más nos gustó en todo el encuentro: Bryan Cristante. Bravísimo el disparo que conectó a 25 metros de la meta de Ondoa. Con la diestra, de primera y por la escuadra. Tremendo tanto de este elegante medio centro posicional de 18 años que ya ha debutado con el primer equipo rossonero en la máxima competición europea. Fue el 6 de noviembre de 2011, en un Viktoria Plzen 2-2 Milan, hace justo dos años. Pero no nos aferramos sólo a eso. Cristante fue clave en el equilibrio de su equipo gracias a la contundencia mostrada tanto en el juego raso, como sobre todo en balones aéreos merced a su altura. Siempre bien posicionado. Era la referencia de los dos centrales y la espalda de los dos interiores en un dibujo que variaba entre el 4-5-1 y el 4-1-4-1, muy semejantes en fase defensiva. Más allá del gol, el internacional italiano sub17 hizo gala de un exquisito toque y gran precisión en el desplazamiento en largo, tanto en jugada como a balón parado. La verticalidad de la que habla al definirse como futbolista.

A pocos minutos del final, el Barça obtuvo el premio del empate con un gol del capitán Godswill, que contó con la colaboración del meta visitante, soberbio hasta ese momento. Vinyals se lamentaba de la poca profundidad y acierto ofensivo pero se mostró contento tras el punto que les da la clasificación matemática: “ante equipos tan cerrados, hay que tratar de dar velocidad a la circulación de balón. Hay que ser precisos en el pase y en el movimiento. Al final sí hemos atacado bien, también porque es difícil que un equipo pueda defender tan bien durante noventa minutos”. Si los azulgrana daban por bueno el empate, el Milan no fue menos. El mítico ‘Pippo’ Inzaghi se marchó contento por la actuación de los suyos en un partido donde “pienso que el resultado fue justo ante uno de los mejores equipos de Europa y es motivo de gran orgullo para nosotros”.

Manchester City 1-2 CSKA Moscú, Álvaro de Grado

Parecía que los de Patrick Vieira, entrenador del Manchester City, lo tenían todo hecho y visto para sentencia cuando a la hora de partido iban ganando por 1-0. Al final, un arreón de los rusos y varias dudas en los ingleses en la salida de balón acabaron con los dos goles del CSKA, obras de Golovin y Chernov. De este modo, los de Moscú se ponen líderes de grupo con 10 puntos y dejan abierta la batalla de la segunda plaza entre el City y el Bayern, que cayó derrotado de forma contundente (6-0) cuando viajó a Inglaterra.

DSC_1932

El Manchester City acusó en exceso la baja de Marcos Lopes, su mejor jugador, que causó baja por una lesión. El portugués está siendo uno de los futbolistas del torneo y no bastó con la inclusión de Pozo en el once titular, de nueve, con Bytyqi a un lado y Ntcham, al otro. Después de una lesión que le tuvo fuera del equipo desde el año pasado, el ex del Real Madrid se reincorporó hace aproximadamente un mes. Contra el CSKA, Pozo fue de lo más llamativo de la primera mitad, sobre todo en una jugada individual regateando a varios rivales y al portero que terminó en el gol de Fofana. El interior francés, una bestia física en el centro del campo, fue el único que tuvo peligro pasado el descanso pero sus intentos por marcar un segundo gol fueron en vano. En el lateral izquierdo volvió a ser titular el español Angeliño, de sólo 16 años, el más joven de todo el partido, y siguió siendo una amenaza ofensiva con todas sus subidas al ataque. Con estos resultados, el Manchester City recibe al Viktoria en dos semanas, en un encuentro que se presupone fácil (el Plzen ha recibido 17 goles en 4 partidos) y luego viajará a Alemania para jugarse la clasificación ante el Bayern.

Related posts

Deja un comentario

*