En busca de un nuevo campeón

Youth League MarcadorInt

Benfica y Red Bull Salzburgo aspiran a ganar por primera vez el título de la UEFA Youth League. Tanto los portugueses como los austríacos representan a dos entidades que han trabajado de maravilla en el fútbol base en los últimos años en dos países en los que cada vez se aplican mejores métodos en la formación de futuros profesionales. En el último lustro Portugal ha vuelto a ser una potencia a nivel de selecciones, con generaciones que han disputado finales en los Europeos en las categorías sub-17, sub-19 y sub-21, mientras Austria ha reducido las diferencias con los gigantes del continente tras organizar la Eurocopa de 2008. El país centroeuropeo ha formado una nueva hornada de futbolistas que ya asomó la cabeza en la Eurocopa de Francia, y con el RB Salzburgo cuenta con una entidad que goza tanto de instalaciones de primerísimo nivel como de un proyecto claro y definido que se centra en captar a un perfil de futbolista muy concreto para llevarlo al primer equipo.

El camino del Red Bull Salzburgo hasta la final de la Youth League no ha sido nada plácido. Para alcanzar la final de la Champions juvenil por primera vez, los austríacos han derrotado a Manchester City, PSG, Atlético y Barcelona en las rondas finales. Y no solo han ganado a estos rivales, instituciones de entidad, sino que los han superado de manera rotunda sobre el terreno de juego. Ante los ingleses el Salzburgo necesitó de la tanda de penaltis y ante el Barcelona tuvo que remontar la diana inicial de Mboula, pero el equipo de la Red Bull fue superior aplicando un fútbol de presión adelantada, muy intenso e incómodo para todos sus contrincantes. El Red Bull Salzburgo es un adversario particularmente desagradable porque es capaz de imponer un ritmo altísimo durante los 90 minutos, sin bajar el pistón, y plantea una presión adelantada, con marcajes a los centrocampistas rivales con futbolistas muy físicos aunque no exentos de calidad. Son planteamientos que los equipos que disputan la Youth League no se suelen encontrar, pues suelen ser superiores a la mayoría de clubes de su país y pueden manejar la pelota a su antojo. Sin embargo, el Red Bull Salzburgo no les concede ni tiempo ni espacio para pensar. La semifinal ante el Barcelona fue un claro ejemplo de cómo ahogaron la salida de balón de un equipo acostumbradísimo a construir su fútbol con la pelota controlada desde atrás, pero fue un guion muy similar al de las eliminatorias anteriores. El Red Bull Salzburgo roba muy arriba y finaliza rápidamente las jugadas. En la Youth League ha marcado 27 goles y ha disparado más de 20 veces por partido (de media).

9 9
José Gomes y Nicolas Meister ya se vieron las caras hace unos meses en el Europeo sub-17 de Azerbaiyán. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Por este motivo, la final será un desafío enorme para el Benfica, que bien puede entender que lo mejor es no arriesgar con el esférico y ceder la iniciativa a su adversario para salir al contragolpe o bien puede intentar domesticar a su contrincante mediante la posesión de balón, algo que nadie ha logrado. Aunque a diferencia de muchos de los equipos que han perdido ante el Salzburgo, el Benfica cuenta con un delantero poderoso por alto, José Gomes, que puede convertirse en una solución para salir en largo y sortear la presión austríaca. Aun así, esa parcela también la domina el Salzburgo, con defensas de envergadura como Meisl y el brasileño Igor. Por otro lado, el conjunto encarnado también dispone de centrocampistas de corte físico como Florentino y Gedson Fernandes, privilegiados en este aspecto, que deberán demostrar si están listos para chocar en un encuentro que les deparará muchas acciones de fricción con los centrocampistas austríacos, un escenario a priori menos apto para que los finos futbolistas de tres cuartos (Joao Félix, Joao Filipe y Diogo Gonçalves) marquen las diferencias. En el Red Bull Salzburgo sigue de baja Xaver Schlager, su mejor futbolista para llevar el peso del encuentro en caso de que el Benfica decidiera replegarse y ceder la iniciativa de forma radical, pero el equipo dirigido por Marco Rose demostró estar capacitado para sobrevivir sin su referente. La mezcla de potencia física y calidad del maliense Haidara, los movimientos de Hannes Wolf (7 goles y 3 asistencias) y la capacidad intimidatoria de Nicolas Meister y Berisha son argumentos de peso para poner a prueba la solidez de la zaga encarnada, que ya superó el exigente reto que supuso medirse al Real Madrid en semifinales. Otro reto para que el central Ruben Dias y Fabio Duarte demuestren lo que ya han insinuado: que gozan de una personalidad a prueba de bombas, que no les importa arremangarse cuando un partido importante les lleva al límite y deben bajar al barro para mantener a su equipo con vida. Ahora falta ver si la maldición benfiquista en las finales europeas también afecta al equipo juvenil, que ya perdió la final de esta competición en 2014, ante el FC Barcelona. El espectáculo está servido.

Alineaciones probables: Benfica-RB Salzburgo, lunes 24 a las 17:00h en beIN SPORTS ESPAÑA

Benfica vs RB Salzburgo - Football tactics and formations

Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*