El Benfica vuelve a apear al Real Madrid en las semifinales de la Youth League

Ruben Dias Portugal sub19

Por tercera vez en los últimos cuatro años, el Real Madrid se quedó a las puertas de la final de la UEFA Youth League. Y por segunda ocasión, su verdugo fue el Benfica, que se ha convertido en su bestia negra en la Champions Juvenil. El conjunto encarnado edificó su triunfo en un arranque portentoso que recordó a la Final Four de 2014, cuando en apenas 20 minutos se puso 0-3 por delante. El equipo luso reeditó unos 20 minutos iniciales de tronío, aunque en esta ocasión sufrió más para mantener la ventaja. Sin embargo, el Benfica resistió el empuje español y se enfrentará al RB Salzburgo en la final del próximo lunes.

Real Madrid 2 (Dani Gómez 28′, Seoane 55′)
Benfica 4 (Joao Félix 5′, 19′, Joao Filipe 17′, 96′)

Real Madrid vs Benfica - Football tactics and formations

La puesta en escena del Benfica fue impactante, aunque ayudó que el Real Madrid entrase frío, con muchas dudas y concesiones impropias de un equipo de su calidad. Los chicos de Guti transmitieron un nerviosismo que el Benfica olió y castigó desde las primeras jugadas. Mohamet Ramos ya regaló una ocasión de gol muy pronto tras un error con los pies y pronto Joao Félix abrió la lata al rematar de espuela un centro de Gedson Fernandes desde la izquierda, en una jugada en la que el futbolista luso apareció solo en la frontal del área pequeña. La defensa, pasiva, le concedió mucho espacio y se lo quedó mirando. El primer tanto supuso un mazazo anímico para el Real Madrid, que cuando se despertó se vio 0-3 abajo en el marcador. El segundo nació en un balonazo largo en el que la zaga se mostró muy poco contundente para luego ver cómo Ramos era incapaz de blocar un tiro centrado, mientras el tercero fue un contragolpe rápido tejido por Diogo Gonçalves y Joao Félix. Brilló el extremo diestro del Benfica, que desquició a la zaga blanca con sus movimientos interiores y una toma de decisiones muy inteligente. Encontró en el ofensivo Buta un socio en ataque, aunque al mismo tiempo el lateral encarnado también sufrió frente a Sergio Díaz.

El Real Madrid reaccionó pasados unos 20 minutos, cuando se fue serenando y se asentó en campo rival. Avisó Óscar con un remate de falta a la madera y poco después recortó la diferencia Dani Gómez con el 1-3. Pero, sobre todo, el primer jugador del conjunto español que despertó fue Sergio Díaz, que castigó a Buta con reiteración por el perfil izquierdo. El futbolista paraguayo pidió la pelota e intentó desequilibrar una y otra vez. En ocasiones fue demasiado individualista, buscando la conducción y la finalización sin levantar la cabeza, pero su empuje bastó para hacer recular al Benfica e intimidar al conjunto luso, que poco a poco se fue poniendo nervioso al imaginar que los canteranos del Real Madrid quizás sí serían capaces de emular las mejores remontadas del primer equipo en las noches europeas, como si ya se entrenasen para ello muchos años antes de debutar en el fútbol profesional.

Joao Filipe. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Joao Filipe marcó dos goles. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Si los nervios marcaron el arranque de partido del Real Madrid, con el paso de los minutos fue al Benfica a quien le temblaron las piernas. Los lusos cada vez sufrieron más para mantener la posesión con continuidad. Defendieron más cerca de su portero, con la excepción de las conducciones y filigranas del elegante Joao Filipe y las excursiones de Buta, pues Joao Félix se fue diluyendo. Por su parte, en el Real Madrid empezaron a despertar Federico Valverde y Seoane, que a menudo amenazaban con su disparo lejano, mientras Hakimi fue creciendo de manera progresiva, jugando con temple para llegar hasta la línea de fondo y poner centros tensos hacia la zona de peligro.

Al poco de empezar la segunda parte, el Real Madrid anotó el segundo tanto en una jugada en la que falló Kalaica, cuyo despeje se quedó corto, y entonces emergieron las mejores individualidades del sector defensivo de Benfica. Se afianzaron los dos héroes de la tarde de Nyon, el portero Fabio Duarte y el capitán Ruben Dias. El arquero luso, que ya había sido una figura relevante en dos tandas de penaltis camino a las semifinales, exhibió una tranquilidad impresionante que transmitió seguridad a sus compañeros. El portero encarnado no concedió prácticamente ningún rechazo, ninguna segunda oportunidad, ante el bombardeo del Real Madrid en disparos desde media y larga distancia. Blocó casi todo, dominó el juego aéreo y firmó varias paradas decisivas para mantener a raya a su adversario. Por delante, el central y capitán Ruben Dias exhibió su personalidad para gritar a los demás defensas e imponerse en el juego aéreo. Dias despejó muchos centros laterales antes de que hubiese de intervenir su portero, cuerpeó con los delanteros del Real Madrid para dificultarles los remates y se mostró contundente en los despejes, algo de lo que no podrán presumir Buta y Kalaica. El capitán se mantuvo firme a lo largo de los 90 minutos. Apretó los dientes y supo sufrir en los momentos más delicados, pues el Benfica se pasó una fase muy larga del segundo tiempo sin poder desplegarse al contragolpe, absolutamente abrumado por el empuje madridista, que atacaba por todos lados. Por las bandas, con laterales profundos, con movimientos de los delanteros, disparos lejanos y acciones a balón parado. El Benfica sufrió para frenar los mejores minutos de fútbol madridista.

Ya en la recta final el Real Madrid se fue desgastando y el Benfica empezó a salir al contraataque con un poco más de asiduidad. En el tiempo de descuento, Joao Filipe anotó su segunda diana, la cuarta de los lusos, y sentenció la eliminatoria para que el Benfica pueda disputar la segunda final de la UEFA Youth League. Así el equipo portugués será el segundo club que repita en una final de la Champions juvenil, un honor que hasta ahora solo ostentaba el Chelsea (campeón en 2015 y 2016). Entre el Benfica y el RB Salzburgo saldrá un ganador inédito en la historia de la competición.

Ruben Dias, capitán de Portugal.
Ruben Dias, capitán del Benfica. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*