Akanji para reforzar la parcela más débil del Borussia Dortmund

Montag 15.01.2018, 1. Fussball - Bundesliga Saison 17/18 -  in Dortmund,
Borussia Dortmund 
Vertragsunterzeichnung mit Manuel Akanji


Copyright:
Borussia Dortmund GmbH & Co. KGaA
Rheinlanddamm 207-209
44137 Dortmund

Manuel Akanji ha tardado muy poco en llamar la atención de los grandes clubes europeos y seguramente habría tardado incluso menos de no haber estado doce meses sin competir tras romperse los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda. Su historia es bastante peculiar, aunque guarda algunos paralelismos con la irrupción de Fabian Schär, que también triunfó en el Basilea: no pasó por la cantera de ninguno de los clubes más importantes del país, ni siquiera por una de las grandes ciudades, debutó en Segunda con 18 años y unos meses después fichó por el campeón suizo, donde se asentó rápidamente pese al salto de nivel. Del mismo modo que el actual central del Deportivo, con el que comparte algunas virtudes en su juego que luego desgranaremos, Akanji apenas ha pasado por las categorías inferiores de la selección y ha saltado de forma casi directa al combinado absoluto, con el que aspira a jugar el próximo Mundial de Rusia. Ya fue titular en la repesca, donde causó una grata impresión, y gozará de seis meses de aprendizaje acelerado en la Bundesliga tras fichar por el Borussia Dortmund, que necesitaba reforzar su parcela más endeble esta temporada.

Una grave lesión frenó la meteórica progresión de Akanji a los pocos meses de firmar por el Basilea. Se ganó con cierta celeridad un puesto en la alineación titular, con la ayuda de los contratiempos físicos que afectaron a Walter Samuel, y ya resultó difícil arrebatarle la plaza en los onces. Sin embargo, no llegó a completar la temporada tras romperse en febrero. Akanji no jugó ningún partido oficial entre febrero de 2016 y febrero de 2017, por lo que resulta particularmente llamativo el rendimiento que ha alcanzado esta campaña. Usó el tramo final del curso anterior para ganar ritmo (y con buenas prestaciones, pues el Basilea no perdió ninguno de los encuentros en los que participó Akanji) y esta temporada ha demostrado que está listo para competir en contextos más exigentes. Protegido por la línea de tres centrales que suele plantear Raphaël Wicky, Akanji ha sido una de las revelaciones del Basilea en la Champions League y se ha convertido en un pilar de un equipo que se clasificó contra todo pronóstico para los octavos de final. Por otra parte, se ganó un puesto como titular en la selección suiza y pese a su juventud fue uno de los futbolistas más destacados en la repesca contra Irlanda del Norte. Esta vez, en una línea de cuatro defensores. No tiene una trayectoria dilatada, como es normal en un futbolista de 22 años, pero está aprovechando cada oportunidad que se le ofrece.

Alexander Fransson and Manuel Akanji of FC Basel and Marcus Rashford of Manchester United during the UEFA Champions League match at St. Jakob-Park, Basel Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 21/11/2017
Akanji pelea un balón en un partido de Champions contra el Manchester United. Foto: Focus Images Ltd.

El nuevo central del Borussia Dortmund atesora unas condiciones defensivas descomunales para explotar, aunque a primera vista destaca por su poderío físico. Con 187 centímetros de altura, domina el juego aéreo con autoridad, aunque su fortaleza atlética no está reñida con cierta agilidad. No es muy rápido en los giros ni particularmente reactivo en los primeros metros de una carrera, pero atesora una zancada que marca diferencias a campo abierto. No es más rápido que los atacantes más veloces del fútbol europeo, pero puede sostener carreras largas con algunos de ellos y usa muy bien el cuerpo para chocar y estorbar al atacante contrario. Su zancada, unida a su capacidad de concentración, le convierten en un elemento útil a la hora de suministrar ayudas a sus compañeros en la retaguardia y corregir situaciones peliagudas. Así pues, puede repeler centros laterales cuando encierran a su equipo en su área y también tiene potencial para defender lejos de su portero, cerca del centro del campo, aunque en este ámbito todavía deba mejorar. También sufre cuando se le saca de su zona de confort, pues luego no siempre llega a tiempo para recuperar la posición. Además, no suele precipitarse a la hora de entrar: no mete la pierna salvo cuando está plenamente convencido de que va a llegar al balón y apenas le muestran cartulinas amarillas. En total, solo ha visto 7 amarillas en los 57 encuentros que ha disputado con el Basilea.

Con el balón, el equipo ahora dirigido por Peter Stöger incorpora a un futbolista válido para salir jugando desde atrás. Es atrevido con el esférico en los pies y sobre todo se anima a penetrar en campo rival en conducción. Akanji confía en su zancada para avanzar metros y dividir así la atención del contrario, para provocar que un adversario salte y así soltar el pase a su espalda, pero en ocasiones arriesga demasiado y adolece de exceso de autoestima. También tiene una capacidad a desarrollar a la hora de filtrar pases verticales para abastecer a los centrocampistas, pues ha dejado pinceladas en esta línea en algunos partidos. Akanji tiene mucha fe en sus posibilidades, pero eso en ocasiones le juega una mala pasada cuando retiene demasiado el balón o quiere conducir más de la cuenta, lo que origina alguna pérdida innecesaria que expone a su equipo. Deberá pulir este defecto en el Borussia Dortmund, un elenco que sufre en la transición defensiva, pero su personalidad es una garantía de cara al futuro. No se achantó en la Champions jugando en el perfil derecho de una línea de tres centrales y formó pareja con Schär en el sector zurdo de la retaguardia helvética en la repesca contra Irlanda del Norte, en la que exhibió sus dotes en salida de balón y su poderío en el juego aéreo. A falta de pocos meses para el Mundial de Rusia, el aterrizaje de Akanji a la Bundesliga pondrá a prueba si todo lo que ha insinuado hasta ahora el central suizo no era un espejismo.

Foto de portada: Borussia Dortmund.

Related posts

2 comments

Habrá que seguir a este jugador, por lo que dices tiene buena pinta Tomás! Aunque también la tenía Schar y se ha quedado un poco (un poco bastante), sobre todo a nivel clubes….

Yo tengo la sensación de que Schär es mucho más impetuoso, de que a menudo ha cometido errores graves por querer ir a por todas, salir lejos de su zona para anticipar y acabar llegando lejos. Que es más impulsivo que Akanji y que por eso quizás no ha administrado tan bien sus fabulosas condiciones.

Deja un comentario

*