Un debut tardío en la Bundesliga

General view of the stadium showing Werder Bremen fans pictured ahead of the Bundesliga match at Red Bull Arena, Leipzig
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
25/11/2017

El fútbol a veces se encarga de demostrarnos que, en ocasiones, no hay tanta diferencia entre los jugadores de élite, entre los que pueden militar en Primera, y los que por una serie de circunstancias juegan a diario en peldaños algo inferiores. Que una parte de la carrera de cada futbolista depende del azar, de encontrarse en el lugar oportuno en el momento idóneo, de que alguien te vaya a ver en un partido sin focos porque le viene de paso en la ruta de scouting planificada para ese fin de semana, de un cruce de Copa gracias a un sorteo favorable, de una cadena de desgracias ajenas que te abren camino de forma inesperada. El enésimo ejemplo nos lo ha presentado este mes la Bundesliga. Porque, si se tratara de un guion cinematográfico, nadie creería que la historia de Christian Groß es 100% veraz.

La temporada pasada, Christian Groß decidió volver a su ciudad natal. Estaba a punto de cumplir los 30 años y había dedicado su carrera a jugar en clubes de la 3. Bundesliga tras no lograr asentarse en el primer equipo del Hamburgo. Este futbolista formado en la cantera del Dinosaurio pero originario de Bremen se llegó a sentar en el banquillo en un partido de Bundesliga, ante el Friburgo, en enero de 2010. Es lo más cerca que estuvo de estrenarse en la élite del fútbol teutón, pues poco después, estancado en el filial, recaló en el Babelsberg. Jugó en dicho club, en el Sportfreunde Lotte (en la cuarta división alemana, la Regionalliga) y luego encadenó cuatro cursos seguidos en Osnabrück. Viendo que el fútbol no le daría de comer eternamente, en Osnabrück alternó los partidos de tercera división con sus estudios de administración y dirección de empresas. El pasado verano dio el que parecía incluso un paso atrás a nivel deportivo, pues se enroló en el filial del Werder Bremen y jugó 30 partidos completos en la Regionalliga. El club le ofreció compaginar su trabajo en el segundo equipo con una formación específica en el trabajo de scouting pensando en el futuro.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Sin embargo, la trayectoria de Christian Groß cambió por completo este verano. Florian Kohfeldt lo llamó para realizar la pretemporada con el primer equipo y una plaga de lesiones aceleró el proceso. En las últimas semanas el equipo verdiblanco ha perdido a casi todos los centrales de su plantilla: Langkamp, Moisander, Toprak y Veljkovic han ido cayendo fruto de las lesiones hasta el punto de obligar a Kohfeldt a improvisar medidas inesperadas. Gebre Selassie, lateral derecho de toda la vida, ha tenido que actuar como central. Como el propio Christian Groß, mediocentro de carácter defensivo, que a los 30 años se ha visto jugando de titular en la Bundesliga. Kohfeldt le otorgó primero el premio de medirse a un rival de Quinta en la primera ronda de la DFB Pokal, a mediados de agosto, pero el gordo cayó unas semanas más tarde: nueve años y ocho meses después de sentarse en el banquillo en un encuentro de Primera en el que se quedó sin participar, Christian Groß debutó en la élite tras un buen puñado de temporadas en el anonimato de la tercera y la cuarta división. Tras jugar el tiempo de descuento ante el Augsburgo, el 14 de septiembre de 2019 Christian Groß fue titular en la visita al Union Berlín en un encuentro en el que el Werder Bremen se impuso a pesar de que el debutante cometiera un penalty en el minuto 14.

Kenny Prince Redondo of 1. FC Union Berlin celebrates scoring his side’s 1st goal during the Pre-season Friendly match at Stadium Laumeskamp, Delbruck. Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 17/07/2018
Groß jugó su primer partido de titular ante el Union Berlin. Unos días antes había salido en el tiempo de descuento ante el Augsburgo. Foto: Focus Images Ltd.

“Antes del partido en Berlín, más que nervioso estaba visualizando lo que podía pasar. Hace diez años hubiese sido distinto. Pero como futbolista ya he acumulado muchas experiencias y estoy lidiando a través de esta situación gracias a mi experiencia”, declaró Groß tras el triunfo por 1-2 en la capital alemana. El jugador del filial verdiblanco también se ganó los elogios de Kohfeldt: “Groß ha estado muy bien en el inicio de la jugada, ha creado muchas opciones y ha sido increíblemente atrevido en la construcción. Es rápido, duro y va bien por alto. Ha demostrado que puede competir en la Bundesliga. Se quedará con nosotros hasta el parón de invierno pase lo que pase”.

Lo normal es que, a medida que reaparezcan los lesionados, Christian Groß vuelva al ostracismo y apenas goce de minutos. Sin embargo, su sorprendente irrupción puede valerle un contrato interesante en algún club de primera o segunda división ya que su relación con el Werder Bremen tiene fecha de caducidad: verano de 2020 si ambas partes no acuerdan lo contrario. Quién iba a decirle en verano de 2018, tras varias temporadas manchándose las botas con el barro de los campos de la 3. Bundesliga, que se le presentaría la oportunidad de representar al club de su ciudad en la Bundesliga pasada la treintena.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Hola,

Os sigo desde vuestros comienzos y aunque no soy muy asiduo a la sección de comentarios os leo regularmente. Simplemente quería aprovechar para daros las gracias por historias como estas, un “don nadie” (con todos mis respetos) de una liga extranjera que de no ser por vosotros seguramente ninguno de los lectores habría sabría de su existencia nunca.

Saludos y gracias por el enfoque que le dáis al fútbol internacional.

Deja un comentario

*