Mario Gómez no caduca

Mario Gomez of Germany during the International Friendly match at WWK Arena, Augsburg
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
27/05/2016
***UK & IRELAND ONLY***
EXPA-EIB-160530-0219.jpg

Mario Gómez ha regresado a casa y se siente como pez en el agua. El tanque alemán dejó el Wolfsburgo en el mercado de invierno para incorporarse al club en el que se formó, el Stuttgart. En Baden-Württemberg el delantero teutón marcó sus primeros goles y ganó su primera Bundesliga antes de firmar por el Bayern. Quizás por eso, después de un primer semestre decepcionante en el Wolfsburgo y ante las necesidades del Stuttgart, con más juego que goles, decidió regresar al Merecedes-Benz Arena. La jugada le ha salido redonda al club suabo: Mario Gómez ha marcado seis goles en los primeros diez partidos de 2018 y el Stuttgart ha sumado 20 de los 30 puntos en disputa desde entonces. En toda la primera vuelta, el Stuttgart sumó 17 unidades. Y todo el equipo marcó doce goles. En un par de meses, el Stuttgart ha abandonado la zona peligrosa de la tabla e intentará dar caza al Hoffenheim. La entidad geográficamente más cercana a Stuttgart, la capital de Baden-Württemberg, ocupa la séptima plaza, que puede dar acceso a la Europa League en función de lo que ocurra en la DFB Pokal. El Hoffenheim actualmente descansa solo dos puntos por delante del conjunto liderado por Mario Gómez.

Quizás lo sorprendente del caso Mario Gómez no sean los goles que está marcando ahora en el Stuttgart, sino los que dejó de anotar en un Wolfsburgo que va a la deriva esta temporada. En el equipo de los lobos se hinchó a celebrar tantos el curso pasado pese a las dificultades del Wolfsburgo para mantener la categoría. Sumando la liga, la DFB Pokal y el play-off en el que selló la permanencia, Mario Gómez anotó 18 goles. Unas cifras extraordinarias. En la Bundesliga solo Aubameyang, Lewandowski, Modeste y Timo Werner perforaron las redes rivales con mayor frecuencia. Pero ningún club dependió tanto de los goles de un solo futbolista como el Wolfsburgo 2016-17: Mario Gómez marcó la mitad de los goles de los lobos (18 de 36 en partidos oficiales). Por este motivo, que solo anotara una diana en los primeros doce encuentros de este curso fue una sorpresa.

Arturo Vidal of Bayern Munich tackles Mario Gomez of VfL Wolfsburg during the Bundesliga match at Allianz Arena, Munich Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 10/12/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161210-0181.jpg
Mario Gómez marcó 18 de los 36 goles que anotó el Wolfsburgo la pasada temporada. Foto: Focus Images Ltd.

En Stuttgart la presencia del delantero internacional con Alemania ha ayudado a simplificar el juego del elenco suabo y ha multiplicado la efectividad de los ataques de un conjunto que suele alinear a dos arietes muy corpulentos. Tayfun Korkut no se adorna más de lo estrictamente necesario: acompaña a Mario Gómez con un delantero que supera los 190 centímetros como Daniel Ginczek y los abastece a base de centros laterales. No hay mejor forma para potenciar a Mario Gómez, qué duda cabe. Por eso, todos los goles del hispanoalemán han sido esculpidos con el mismo molde: dos remates en centros laterales desde la banda derecha; un cabezazo en una falta indirecta; un balón enredado en el área tras un disparo de falta en el que Mario Gómez reacciona antes que nadie; un disparo sin ángulo en el que colabora el portero y un córner sacado hacia el segundo palo que un compañero remata y Mario Gómez desvía al fondo de la red antes que llegue el portero. A los seis goles que llevan su firma le podemos añadir un autogol de Niklas Stark con el Hertha de Berlín cuando el zaguero del club capitalino intenta evitar el disparo de Mario Gómez y una asistencia a Ginczek ante el Borussia Mönchengladbach. Ha participado activamente en al menos ocho de los trece goles marcados por el Stuttgart en 2018.

El MErcedes-Benz Arena vuelve a disfrutar con los goles de Mario Gómez.
El Mercedes-Benz Arena vuelve a disfrutar con los goles de Mario Gómez. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

La enésima explosión goleadora de Mario Gómez llega en un momento oportuno, a falta de pocos meses para el Mundial de Rusia. El delantero hispanoalemán se ganó la titularidad en la última gran cita de Alemania, pues empezó la Eurocopa de Francia como suplente y se acabó abriendo un hueco en el once de Joachim Löw hasta que se lesionó en el partido de cuartos de final contra Italia. A sus 32 años y dado su bajo rendimiento anotador de la primera vuelta en la Bundesliga, podía parecer que ya había pasado su último tren con la selección. La irrupción de un delantero de un perfil similar como Sandro Wagner, que jugó bien en la Copa Confederaciones y fichó recientemente por el Bayern, podía reducir sus posibilidades de entrar en la lista. Se antoja difícil que vuelva a ser titular con Löw, más aún tras la explosión de Timo Werner en el Leipzig, pero sus características convierten a Mario Gómez en un delantero útil en contextos muy específicos, cuando Alemania esté atascada ante un rival que defienda muy cerca de su propia portería. De momento, Löw podrá verle de cerca en los dos amistosos del mes de marzo.

Mario Gomez of Germany during the UEFA Euro 2016 match at Parc des Princes, Paris, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 21/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160621-5074.jpg
Mario Gómez fue una pieza importante para Löw en la última Eurocopa. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*