El hombre tranquilo

Trainer Coach Peter Stoeger of FC Cologne during the Bundesliga match at Allianz Arena, Munich
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
01/10/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-161001-0074.jpg

Peter Stöger fue despedido hace ya siete días del Colonia. Con 3 puntos en 15 jornadas, las cabras son oficialmente el peor equipo de la historia de la Bundesliga a estas alturas de la competición. Nunca, nadie, jamás había logrado peores resultados a dos partidos de que finalice la primera vuelta. Fue un cese, sin embargo, al que la afición del equipo renano se había opuesto con rotundidad. No importaba que vinieran de ser quintos el año anterior: su nombre, ante los rumores de despido, era coreado enérgicamente en los encuentros en el Rhein Energie Stadion y, en las encuestas de los medios regionales, su continuidad contaba hasta con un 80% del respaldo de los fans. Ellos, mejor que nadie, sabían que Peter Stöger era especial. Tan especial que ha durado solo cinco días en el paro: nada más y nada menos que el Borussia Dortmund ha ido a buscarle.

El excéntrico técnico austríaco aterrizó en la festiva ciudad de Colonia 1685 días antes de ser despedido. Venía bajo el brazo con el nada despreciable aval de haber dirigido al único equipo que le ha ganado una liga austríaca al Red Bull Salzburgo en los últimos seis años. Su Austria de Viena venció el campeonato doméstico por delante de un conjunto dirigido por Roger Schmidt que contaba en su plantilla con futbolistas de la talla de Kevin Kampl, Sadio Mané, Stefan Ilsanker, Jonathan Soriano o André Ramalho. Peter llegaba a un club poderoso en lo que a historia y masa social se refiere, pero que andaba sumido en un cíclico clima autodestructivo que le había llevado a descender cinco veces a 2.Bundesliga en quince años. La última, dos temporadas antes de que él llegara, de la que todavía no se habían repuesto. No era, desde luego, una plaza fácil.

El Colonia volvió a Europa 25 años después con Peter Stöger al mando. Foto: Focus Images Ltd
El Colonia volvió a Europa 25 años después con Peter Stöger al mando. Foto: Focus Images Ltd

El Colonia asciende al año siguiente de forma directa como primer clasificado y, con 20 goles en contra en 34 jornadas, se convierte en el equipo que menos tantos encaja en una temporada de la historia de la 2.Bundesliga. Aquello iba a definir la base de lo que sería su trayectoria con el conjunto de las cabras. En una era en la que las presiones agresivas poco a poco se iban estableciendo como hegemónicas en Alemania, el proyecto de Peter Stöger en el Colonia se convertiría en uno de los más reconocibles, estables y ascendentes del país con el repliegue defensivo por bandera. Su casi innegociable 4-4-2 logra eso que tantos entrenadores de equipos medianos persiguen: que visitar el Rhein Energie Stadion no sea agradable para nadie. Sabías que te iba a tocar sufrir.

Al ascenso le acompañarían años de crecimiento sostenido como institución. En las tres temporadas siguientes, el Colonia no ocuparía ni un solo día los puestos de descenso. El conjunto renano acaba 12º en la temporada de debut de Stöger en Bundesliga y suma la llamativa cifra de 12 encuentros de 34 con la portería a cero. Al año siguiente, las cabras logran su mejor clasificación en 24 años con un meritorio noveno puesto, al que acceden siendo el cuarto equipo que menos goles encaja de Alemania. Y cuando parecía que no quedaba más margen de crecimiento por delante, en la 2016/2017 Peter Stöger devuelve al Colonia a competición europea tras 25 años de ausencia con una increíble quinta posición. Un hito que logra siendo el tercer equipo con menos posesión de balón de toda la liga.

Peter Stöger es el nuevo entrenador del Colonia. Foto: Focus Images Ltd
Peter Stöger es el nuevo entrenador del Borussia Dortmund. Foto: Focus Images Ltd

El Borussia Dortmund ya piensa en Stöger en verano como sustituto de Tuchel y hasta se llega a reunir con él, pero, como ha reconocido Watzke esta semana, se topa con un técnico claramente implicado en el proyecto del Colonia. Una lealtad que ya le había caracterizado en su carrera como futbolista, que desarrolla íntegramente en Austria pese a que varios clubes alemanes le quisieron. Sin embargo, como es sobradamente sabido, algo se tuerce durante su quinta temporada en el club de las cabras. Quizá fue la marcha de un Anthony Modeste que había marcado 27 goles en la temporada anterior, quizá fue una criminal plaga de lesiones (13 de 28 futbolistas del Colonia han tenido lesiones musculares en lo que va de curso), o quizá fue simplemente el natural agotamiento de un ciclo. Lo cierto es que la maravillosa etapa del técnico austríaco en el Rhein Energie Stadion tocó a su fin y el BVB volvió a llamar a su puerta. Esta vez sí era el momento. Le esperan, según la gran mayoría de medios alemanes, seis meses para dejar su huella en Dortmund antes de que aterrice Julian Nagelsmann. El objetivo es inequívoco: una plaza en Champions League necesaria para la estabilidad financiera y deportiva de la institución.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Como seguidor del Colonia que soy, admiro mucho a Peter Stöger. En el RheinEnergie hizo un muy buen trabajo durante sus tres temporadas anteriores. En ésta, las cosas no iban bien, pero como dices se han unido varias circunstancias negativas como la salida de Modeste y el bajo rendimiento de su relevo o la plaga de lesiones. Yo lo hubiera mantenido.

Con respecto a su llegada a Dortmund, me resulta bastante extraña como comentamos en Twitter. Es la antítesis de lo que ha buscado el club en los últimos años con Klopp, Tuchel o Bosz.

Deja un comentario

*