Sinan Kurt, 9 meses sin equipo

A general view of Tallaght stadium and the German flag ahead of the UEFA Euro U17 Championship match at Tallaght Stadium, Tallaght
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
04/05/2019

Ya pasado el desfase de los últimos días del mercado de verano, cuando todos los equipos han cerrado sus plantillas, trascendió en Alemania una noticia cuanto menos curiosa: dos futbolistas todavía jóvenes, antiguos internacionales en las categorías inferiores, seguían buscando equipo a la vez que se ejercitaban con un entrenador personal en la ciudad de Krefeld. En el Black Hall de esta localidad ubicada en el noroeste de Alemania, Samed Yesil y Sinan Kurt se sometían a las órdenes de Jannik Kirchenkamp, que ya había trabajado con futbolistas profesionales como Luca Waldschimidt, Ibrahima Traoré o Robin Koch en épocas en las que querían ultimar la puesta a punto en el apartado físico antes de regresar de sus vacaciones.

El más célebre de estos dos jóvenes talentos es Samed Yesil, delantero de 25 años formado en el Bayer Leverkusen que saltó al estrellato cuando se hinchó a marcar goles en las inferiores de Alemania. Atrajo el interés del Liverpool, que pagó un millón de euros para hacerse con sus servicios e incluso llegó a debutar con el equipo entonces dirigido por Brendan Rodgers antes de romperse dos veces la rodilla, una historia que ya contamos en su momento. No funcionó en el Luzerna suizo, se pasó meses buscando equipo cuando caducó su contrato con el Liverpool y en su segunda temporada en el Panionios no terminó de brillar, por lo que abandonó el fútbol griego en 2018.

Artículo relacionado: La nueva vida de Samed Yesil, de verano de 2017

Samed Yesil lleva prácticamente parado desde entonces, pues el internacional alemán en categorías inferiores apenas jugó 10 minutos y entró en seis convocatorias con el modesto Uerdingen en la 3. Bundesliga la campaña pasada antes de volverse a encontrar sin equipo entrenando al lado de Sinan Kurt en un gimnasio. El ex del Liverpool ha compaginado ese trabajo con los entrenamientos en un club de la quinta división teutona, el Meerbusch, lo que en las últimas semanas le valió para recalar en el Ankara Demirspor de la tercera división turca. Ya ha participado en cinco partidos.

Los caminos de Kurt y Yesil se unieron momentáneamente en las instalaciones del Black Hall de Krefeld, aunque en el caso de Sinan Kurt el ex internacional alemán en categorías inferiores no puede escudarse en las lesiones para justificar su descenso al infierno. Como Yesil, Sinan Kurt se destapó como una especie de adolescente prodigio que ya era conocido incluso antes de debutar en el fútbol profesional del club al que pertenecía, en este caso el Borussia Mönchengladbach. Se empezó a generar una cierta expectativa a su alrededor en 2013, cuando Sky le incluyó en un documental que señalaba a “4 jóvenes rumbo a la Bundesliga” en el que compartió protagonismo con Raif Husic (Bayern), Patrick Pflücke (Mainz) y Jonathan Tah (Hamburgo). Un zurdo delicado, que escalaba peldaños en las inferiores del Gladbach y que, con 18 años recién cumplidos, se marchó al Bayern Múnich previo pago de tres millones de euros por un joven talento que ni siquiera había debutado en la Bundesliga.

Bayern Munich v ArsenalUEFA Champions League
Sinan Kurt coincidió con Pep Guardiola en el Bayern. Foto: Focus Images Ltd.

De su primera temporada en el Bayern, Sinan Kurt guarda el mejor recuerdo de su carrera profesional: el debut en la Bundesliga. El 25 de abril de 2015, sustituyó a Gianluca Gaudino al descanso del partido que enfrentaba al equipo bávaro con el Hertha Berlín en el Allianz Arena y jugó toda la segunda mitad. Unas horas antes el Bayern se había clasificado para las semifinales de la Champions League y presentó un once alternativo ante el cuadro capitalino. Un día después, el Bayern se proclamó campeón de la Bundesliga después de que tropezara su perseguidor más cercano, el Wolfsburgo, en un enfrentamiento ante el Borussia Mönchengladbach. Aunque se sentó en el banquillo en otras cinco ocasiones, los minutos ofrecidos por Pep Guardiola no gozaron de ningún tipo de continuidad y la figura de Kurt se diluyó en su segundo curso en Baviera, que se saldó con un puñado de ratitos alternando titularidad y suplencia con el filial antes de marcharse traspasado precisamente al Hertha en enero. El Bayern lo compró por tres millones y lo vendió por 500.000 euros al equipo blanquiazul, con una serie de cláusulas que podían elevar su precio hasta los dos millones.

El camino de Sinan Kurt se torció de forma definitiva en la ciudad berlinesa. Kurt pasó de ser un joven talento muy prometedor, con una zurda de seda, a un proyecto de juguete roto por sus recurrentes actos de indisciplina. En la capital alemana trascendieron sus episodios de mayor polémica. Llegó pasado de peso a una pretemporada, lo que sacó de quicio al entrenador húngaro Pal Dardai, y se ganó la fama de derrochador cuando se gastó un pastizal para que un helicóptero transportara a un grupo de amigos entre dos ciudades separadas por unos 70 kilómetros en la Costa Azul francesa en sus vacaciones. Por aquel entonces ya se sabía que pagaba los vuelos de su peluquero favorito, que acudía cuando se lo pedía desde Düsseldorf en otro gesto que no gustaba en el club berlinés. “Tiene la mejor zurda de nuestro equipo, pero la mentalidad también es importante”, llegó a advertir Dardai en público.

Pal Dardai, manager of Hertha BSC during the Bundesliga match at Signal Iduna Park, Dortmund Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 14/10/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161014-0139.jpg
Pal Dardai lamentó en reiteradas ocasiones la falta de disciplina de Sinan Kurt. Foto: Focus Images Ltd.

La gota que colmó el vaso llegó en el otoño de 2016, cuando Kurt disfrutó de sus únicos minutos con el primer equipo del Hertha en la Bundesliga (cuatro minutos repartidos en dos partidos). En ese momento, los padres de una menor de edad denunciaron al futbolista blanquiazul y lo acusaron de mandar una foto de su pene a su hija a través del teléfono móvil. El episodio se saldó con un escándalo que salpicó la imagen de Kurt y una multa de 20.000 euros. Desde entonces todo fue a peor en el Hertha, que insatisfecho con su pésima forma física y cansado por su falta de actitud lo acabó apartando de los entrenamientos.

El último tren de Sinan Kurt fue una cesión en la segunda división austríaca. En febrero el internacional alemán sub-19 recaló prestado en el Wattens, que acabó subiendo a Primera. Kurt participó en 13 partidos, cinco de ellos de titular, y únicamente marcó un gol, de penalty, en sus meses en el país vecino. Suficiente para mejorar su imagen, pues no trascendió ningún episodio polémico en la localidad tirolesa de 8.000 habitantes, pero no tanto como para que el Wattens le ofreciese seguir en la entidad en el nuevo reto en la élite del club presidido por la hermana del CEO de Swarovski.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

A pesar de la calidad que atesora su golpeo con la pierna izquierda, Sinan Kurt sigue sin equipo. Sus reiterados episodios de indisciplina levantan las sospechas de cualquier club que se pueda llegar a interesar por su situación y su historial reciente tampoco invita a pensar que merezca la pena asumir tales riesgos por el que en su día fuese considerado como uno de los proyectos más prometedores de la cantera del Borussia Mönchengladbach. Ni recibió una llamada convincente o al menos firme en el mercado de verano de 2019 ni tampoco se concretó ningún movimiento en enero, poco después de que su nombre volviera a formar parte de la actualidad cuando trascendió que compartía entrenamientos con Samed Yesil, que con unas rodillas mucho más lastradas ha logrado encontrar un destino en el país de sus orígenes. “No lo he hecho todo bien, ¿pero quién puede presumir de ello a los 18 años?”, lamentó Kurt el pasado mes de octubre, frustrado en la búsqueda de un nuevo equipo, con una frase que lo dice todo.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*