La Concachampions aterriza en la República Dominicana

cibao-mic

El fútbol de la República Dominicana inició un cambio radical en 2015. Con el nacimiento de la actual Liga Dominicana de Fútbol, que remplazó el campeonato existente anteriormente con el objetivo de profesionalizar el balompié en el país caribeño, se dejaba atrás una competición amateur que ni siquiera permitía a los clubes dominicanos competir en los torneos internacionales de la región: no había posibilidad alguna de disputar la Copa del Caribe y menos aún de alcanzar la Concachampions y enfrentarse en partido oficial a un rival mexicano o estadounidense. Tres años después de la reestructuración de su fútbol, esto dejó de ser una utopía: esta semana Cibao FC se convirtió en el primer equipo dominicano que disputó un partido de la Champions League de la CONCACAF.

El Cibao FC es un club de reciente creación. Fundado en noviembre de 2014 con motivo de la entonces inminente creación de la liga profesional, Cibao FC no empezó a competir en partidos oficiales hasta hace tres años. El nombre de la entidad hace referencia a la región en la que se encuentra la ciudad de Santiago de los Caballeros, la segunda más poblada del país tras la capital, Santo Domingo. En esta urbe viven más de un millón de habitantes, pero los ojos de la población domincana rara vez se han centrado en el fútbol. El deporte más popular de la República Dominicana es, de largo, el béisbol, cuya implantación se remonta a finales del siglo XIX, pero el fútbol cada vez tiene más adeptos. No solo se ha pretenido impulsar el balompié a partir de la creación de la nueva liga, sino que también el gobierno dominicano ha apoyado el proyecto con una partida presupuestaria. No es el único organismo que también ha aportado dinero, pues la FIFA también ha destinado varios millones de euros para apoyar el desarrollo de las infraestructuras del país. Lo mismo vale para la CONCACAF.

“La idea surge como una iniciativa de la liga de ofrecernos una franquicia. Al nacer la liga del fútbol, los directivos quisieron buscar un grupo de santiagueros que quisiéramos apostar a una franquicia de fútbol. Nos pidieron hacer una carta de solicitud, la hicimos y nos asignaron una franquicia”. Manuel Estrella, presidente del Cibao FC

Otro de los actores implicados en la potenciación del fútbol dominicano es la Fundación Armid, bajo el paraguas del Real Madrid, que en noviembre de 2016 inauguró su segunda escuela en la República Dominicana en un acto en el que asistió Emilio Butragueño. Dieciocho meses antes se estrenó la primera escuela en el país, precisamente en Santiago de los Caballeros, la ciudad donde se fundó Cibao FC más o menos por las mismas fechas. Uno de los impulsores del club naranja fue Manuel Estrella, ingeniero santiaguero que se ha convertido en un empresario reputado en la República Dominicana. Actualmente es el presidente de Multimedios del Caribe, el grupo de comunicación más importante del país, y también preside Cibao FC.

Nada más nacer, Cibao FC encomendó su proyecto deportivo al entrenador catalán Albert Benaiges, que trabajó durante más de veinte años en la cantera del FC Barcelona. “Albert Benaiges viene a formarnos el equipo. No solamente el equipo deportivo, sino a formarnos en valores, en disciplina. Estamos haciendo los reglamentos de lo que tiene que cumplir un jugador del Cibao FC”, aseguró el presidente del club, Manuel Estrella, en un vídeo documental publicado en el canal de Youtube de la entidad dominicana. Con Benaiges Cibao no ha ganado todavía el título de liga, pero se ha convertido en uno de los equipos más importantes del país: ha ganado dos veces la Copa, fue subcampeón de liga en 2016 y se proclamó campeón de la Copa del Caribe hace unos meses. Cibao ganó la fase final disputada en Port of Spain, en Trinidad y Tobago, tras imponerse en el partido decisivo ante el club trinitense San Juan Jabloteh por 1-0. Con esta victoria Cibao se clasificó para los octavos de final de la Concachampions y se convirtió en el primer equipo dominicano que disputaba el torneo.

El sorteo de la primera eliminatoria de Concachampions deparó a Cibao FC un rival mexicano, Club Deportivo de Guadalajara. Precisamente se trata de un club que conoce bien Albert Benaiges, pues estuvo trabajando varios meses en Chivas antes de recalar en el cuadro dominicano. La eliminatoria se disputa a ida y vuelta, con el primer partido en casa del conjunto más débil. Aun así, y pese a la historia de su adversario, el club con más títulos de liga en México junto a América, el cuadro dominicano prefería el viaje a México antes que enfrentarse a un contrincante de Estados Unidos, pues entienden que la oposición mexicana es la que les hará mejorar más de cara al futuro. La ida se convirtió en todo un acontecimiento, se movilizaron los medios de comunicación como nunca se ha visto para un partido de fútbol y se amplió el estadio: pasó de una capacidad inicial de 4.000 espectadores a hospedar a cerca de 10.000 hinchas locales.

https://twitter.com/CibaoFC/status/966026143123038208

El conjunto mexicano se impuso a Cibao con cierta suficiencia. Generó muchas más ocasiones de gol que el equipo dominicano, pero le costó trasladarlas al electrónico por culpa del recital de Domínguez en el arco local. Un gol de Jesús Sánchez al final del primer tiempo y otro de José Juan Macías en el descuento del segundo encarrilaron la eliminatoria para Chivas. El 0-2 no hará sufrir al cuadro de Guadalajara en la vuelta, en una eliminatoria que pocos recordarán en México. Pero el jueves 22 de febrero supone un primer paso para el fútbol dominicano en el escenario internacional. Veremos hacia dónde conduce a medio y largo plazo.

Foto de portada: Equipo del Cibao en edad cadete que participó en el MIC 2017. Foto de MarcadorInt.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*