10 historias de la última jornada de la fase de grupos de la Champions

Mohamed Salah of Liverpool during the UEFA Champions League Semi-Final match at Anfield, Liverpool
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
24/04/2018

Italia despide a dos de sus cuatro representantes

En dos de los grupos más exigentes de la fase de grupos, Nápoles e Inter deberán conformarse con la tercera posición de acceso a la Europa League. El Nápoles dependía de sí mismo en Anfield y el Inter gozaba de altas posibilidades de clasificarse si ganaba en casa contra el PSV, pero ambos terminaron noqueados. Algo cruel fue el desenlace con el Nápoles, que compitió muy bien en los dos partidos contra el PSG, ganó merecidamente al Liverpool en Italia e incluso pudo empatar en Anfield, pues no perdió hasta la última jornada de la fase de grupos. Aunque más dura será la crítica en el Inter, que de haber ganado en casa contra el PSV estaría festejando el pase a las fases eliminatorias de la Champions. El conjunto nerazzurro, además, empezó perdiendo después de que Hirving Lozano castigara una pérdida irresponsable de Asamoah en campo propio. El empate de Icardi en el minuto 73 clasificaba al Inter en ese momento, pues el Tottenham perdía en el Camp Nou, así que los de Spalletti especularon en la recta final. Conformes con el 1-1, se olvidaron de que un gol spur en Barcelona les dejaba fuera. El tanto de Lucas Moura en la recta final dejó al Inter sin capacidad de reacción, eliminado de la Champions. T.M.

Carlos Rosende y Tomàs Martínez analizan lo más destacado de la jornada de Champions en el podcast “Europa Estación Central”. Puedes escucharlo en Ivoox e iTunes.

Salah en el momento decisivo

No sería la primera vez que Salah va de menos a más en una misma temporada. Brilló en primavera con el Basilea en las eliminatorias de Europa League, tuvo un impacto increíble en la Fiorentina en el semestre que estuvo cedido en el cuadro viola y anotó nueve de sus catorce goles en liga a partir de febrero en su primera campaña en la Roma. Por no hablar del curso anterior en el Liverpool. Más allá de que se haya elevado el listón de exigencia para medir a Salah después de su rendimiento descomunal la temporada pasada, quizás también haya que ponderar otros factores, como una puesta a punto que puede ser más lenta que en otros futbolistas. En el partido clave ante el Nápoles, Salah brilló con luz propia. Anotó el gol de la victoria con una maniobra sensacional dentro del área, regaló varias asistencias que pudieron bastar para sentenciar el partido y desbordó al Nápoles casi siempre que recibió la pelota, protagonizando un duelo estelar contra Kalidou Koulibaly, que sostuvo a los partenopeos durante largas fases del encuentro pese a no poder frenar al egipcio en la jugada del 1-0. Salah marcó la diferencia en un choque que el Liverpool supo gestionar con paciencia en el primer tiempo y en el que generó lo suficiente para ampliar la ventaja en el intercambio de golpes posterior, en la segunda mitad. Pero no noqueó al Nápoles y terminó recurriendo a intervenciones providenciales de Van Dijk y Alisson para evitar el empate en el último cuarto de hora. T.M.

Carlo Ancelotti, head coach of Napoli, during the Serie A match at Stadio Olimpico di Torino, Turin Picture by Antonio Polia/Focus Images Ltd +393473147935 23/09/2018
El Nápoles de Carlo Ancelotti se despide de la Champions tras la derrota en Anfield. Foto: Focus Images Ltd.

La personalidad del Lyon encuentra recompensa

En un grupo de difícil análisis, en el que muchos partidos han parecido por momentos auténticos correcalles o intercambios de golpes destinados a resolverse en una especie de ruleta rusa debido a la naturaleza kamikaze de la mayoría de sus integrantes (el Hoffenheim se lleva la palma), quizá el equipo que hizo más méritos para acompañar al Manchester City en octavos fue el Olympique de Lyon, de modo que el resultado final recompensó el buen trabajo del cuadro de Genésio. Presentando también una debilidad defensiva evidente (encajó gol en los seis partidos) que en el duelo decisivo se personificó especialmente en Denayer, el Lyon supo plantearle al City una presión alta muy coordinada que consiguió que los de Guardiola fueran enormemente imprecisos por única vez en todo lo que va de temporada en el duelo inaugural del grupo. Ayer en Kiev les valía el empate para pasar ante un rival obligado a ganar, y aún así asumieron la iniciativa y jugaron en campo contrario desde el pitido inicial. Tuvieron muchas más ocasiones que un Shakhtar incapaz de contenerles con el marcador a favor, y acabaron certificando con el golazo de Fékir lo que el juego ya presagiaba al descanso pese a que el resultado estuviera dictando lo contrario. A.T.

Griezmann como referencia vivió perdido entre tres centrales

Afirmar que el partido de Brujas demuestra que el Atlético de Madrid debe fichar a un delantero porque le faltó pegada y agresividad en ataque significa pasar por alto que dispuso en el Jan Breydel un equipo que no favorecía a las condiciones de Antoine Griezmann, que partió como referencia en un 4-3-3 en el que Lemar y Gelson Martins se ubicaron en los costados. Al francés le costó entrar en juego porque su zona estaba muy protegida (el Brujas formaba con tres centrales y un medio centro defensivo) y su inferioridad en el juego aéreo condicionaba la salida de balón del Atlético, que inició por abajo mucho más de lo que suele ser habitual. Parece evidente que Kalinic es peor jugador que Diego Costa, pero no se le ha dado tiempo aún para demostrar si su pareja con Griezmann puede ser o no productiva. Desde luego, los veinte minutos finales de un choque sin una trascendencia extrema y que estaba instalado en el atasco no son suficiente prueba para elaborar una teoría al respecto. Más allá de cuántos goles haga, el croata tiene la misión de permitir brillar al crack galo, exactamente la misma que cumplía Giroud en la selección campeona del mundo. En solitario y de nueve, Griezmann es menos Griezmann. A.T.

Juan Miranda debuta en la Champions

Ernesto Valverde aprovechó la última jornada de la fase de grupos para dar la oportunidad a futbolistas menos habituales y realizar algunas pruebas. No revolucionó el once con futbolistas del filial, pero sí apostó por juntar en el eje de la defensa a dos centrales zurdos como Lenglet y Vermaelen, con el francés en el perfil diestro. El lateral izquierdo quedó libre para el estreno de Miranda en la Liga de Campeones. El canterano azulgrana ya disputó los dos partidos de Copa del Rey contra la Cultural Leonesa, pero afrontó un choque de relativa exigencia porque el Tottenham sí se estaba jugando el pase a los octavos de final. Miranda fue profundo en ataque, aprovechando los espacios que abría Coutinho con sus movimientos hacia el carril central, y solventó bastante bien sus obligaciones defensivas a lo largo del encuentro en un estreno continental que también coincidió con el de Aleñá, con mayor participación en liga y Copa pero igualmente inédito en Europa. Además, la misma noche que Miranda, aunque unos cuantos kilómetros más al norte, también debutó en la Champions otro miembro de la generación del año 2000 campeona de Europa sub-17 y subcampeona del Mundial de la categoría: Sergio Gómez disputó sus primeros minutos europeos con la camiseta del Borussia Dortmund al ingresar en el descuento de la victoria teutona en el estadio del Mónaco (0-2). T.M.

El lateral izquierdo Juan Miranda debutó en Champions con el Barcelona. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
El lateral izquierdo Juan Miranda debutó en Champions con el Barcelona. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Ganar los dos partidos contra el vigente campeón y terminar colista de grupo

Ya es difícil ver un grupo de Champions en el que el cuarto clasificado ha alcanzado los siete puntos. Más todavía si observamos que ese equipo en cuestión ha ganado en dos ocasiones al campeón del grupo, campeón del torneo en sus últimas tres ediciones. Sin embargo, ni siquiera la victoria en la última jornada en el Santiago Bernabéu le bastó al CSKA para obtener el billete de acceso a la Europa League. Los de Solari plantearon un once alternativo en el que convivieron titulares con futbolistas menos habituales, pero sucumbió ante la efectividad del conjunto ruso. El CSKA se defendió con orden y supo desplegarse de forma vertical gracias a los apoyos de Chalov y las conducciones de Vlasic, Sigurdsson y Oblyakov, que hicieron mucho daño al Real Madrid junto a las irrupciones de los carrileros. Tras un arranque de partido más o menos positivo, con mucha participación de Vinicius Junior en el sector izquierdo, a raíz del 0-1 el Real Madrid ya no encontró la forma para generar ocasiones de peligro con continuidad ante el bloque bajo del equipo ruso y completó una segunda mitad deficiente. Tras ganar en Moscú en la segunda jornada, el CSKA vivió una noche histórica en el Bernabéu, pero lamentablemente para sus intereses los tres tantos del elenco ruso en la capital española resultaron en vano. La victoria del Viktoria Plzen ante la Roma permitió al cuadro checo conservar su tercera posición después de imponerse en el doble duelo contra el CSKA. T.M.

El Oporto, equipo con más puntos en la primera fase

Formaba parte del grupo de menos nivel de la Champions, pero esa condición también conllevaba cierta presunción de igualdad entre los contendientes. Sin embargo, el Oporto se impuso con claridad en el Grupo D tras sumar cinco victorias y un empate. El conjunto blanquiazul estableció de esta forma la mejor puntuación de la primera fase de la Champions gracias a su triunfo en Estambul. Sufrió para derrotar al Galatasaray, que empujó en busca del empate, pero sacó tres puntos de mayor valor simbólico que clasificatorio con un once con algunas rotaciones. Además, Moussa Marega marcó por quinta jornada consecutiva y se convirtió en el primer futbolista de la historia de los dragones que lo logra en la máxima competición continental. T.M.

El Bayern asegura la primera posición en Ámsterdam

En un partido divertidísimos, sobre todo en el último cuarto de hora de intercambio de golpes, el Bayern sacó un empate del Johan Cryuff Arena que le permite ganar un grupo en el que el Ajax ha plantado más guerra de la esperada. El conjunto neerlandés, de hecho, ha empatado los dos partidos contra el Bayern y cierra la fase de grupos sin conocer la derrota. Sin embargo, ante el Bayern no supo cerrar un partido en el que se adelantó de penalty en el minuto 82, con ambos equipos jugando con diez efectivos, y regaló dos goles en la recta final después de un grosero penalty de Tagliafico sobre Thiago y una pérdida de Frenkie de Jong en la frontal de su área que derivó en el 2-3. El tanto del empate, bien entrado el descuento, sirvió a los de Ten Hag para terminar el grupo sin perder pero no para asaltar la primera posición en detrimento de un Bayern en el que Robert Lewandowski ha marcado la diferencia. El delantero polaco es el máximo artillero de la fase de grupos con 8 dianas. Más de la mitad de las que ha anotado el Bayern en la primera fase de la competición. T.M.

Hoarau marcó los dos goles del Young Boys contra la Juventus. Foto: Focus Images Ltd.
Hoarau marcó los dos goles del Young Boys contra la Juventus. Foto: Focus Images Ltd.

La primera victoria del Young Boys

De menos a más a lo largo de la fase de grupos, el Young Boys se despidió de su primera participación en la fase de grupos de la Champions con un triunfo contra la Juventus. Gran aspirante a reeditar el título de liga en su país -ha abierto una brecha de casi veinte puntos con el Basilea antes del parón invernal- y por tanto a regresar pronto al mayor escenario del fútbol continental europeo, el equipo de Seoane ha competido bien en su debut en la Champions. Varios de sus futbolistas más jóvenes se han revalorizado en un escaparate de esta magnitud -el lateral Mbabu, el fino central Lauper, el centrocampista de ida y vuelta Sow-, aunque los goles decisivos los ha anotado casi siempre Guillaume Hoarau. El exdelantero del PSG ya marcó las dos dianas que clasificaron al Young Boys para la fase de grupos -con una victoria en Zagreb- y repitió ante la Juventus con otro doblete que pasará a la posteridad del club de Berna. El ariete de 34 años es una de las piezas fundamentales del Young Boys gracias a su poderío en el juego aéreo, faceta en la que es absolutamente dominante y en la que todavía transmite pánico a las defensas rivales. T.M.

Siete nacionalidades representadas en octavos de final

Solo Inglaterra ha logrado clasificar a sus cuatro clubes para los octavos de final de la Champions. Tottenham, Liverpool, Manchester United y Manchester City disputarán las eliminatorias de la Copa de Europa, aunque únicamente el City accederá a la fase decisiva del campeonato en condición de cabeza de serie. Alemania y España son los otros dos países más representados, con tres equipos (Hoffenheim y Valencia cayeron por el camino), mientras solo restan dos clubes italianos y franceses. Por otra parte, el Ajax regresa a los octavos de final de la Champions trece años después y el Oporto mantiene vivo el orgullo portugués después de la mala fase de grupos del Benfica. Los 16 supervivientes de la fase de grupos conocerán a su próximo rival en el sorteo del próximo lunes 17 de diciembre a las 12:00h. Por otra parte, Nápoles, Valencia, Inter, Benfica, Viktoria Plzen, Club Brujas, Shakhtar Donetsk y Galatasaray deberán conformarse con seguir compitiendo en la Europa League. T.M.

Bombo 1: Borussia Dortmund, Barcelona, PSG, Oporto, Bayern Múnich, Manchester City, Real Madrid, Juventus
Bombo 2:
Atlético, Tottenham, Liverpool, Schalke, Ajax, Olympique Lyon, Roma, Manchester United

Textos de Axel Torres (A.T.) y Tomàs Martínez (T.M.) Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Buen artículo, Axel y Tomás. Sólo pude ver los partidos de los españoles, excepto el Valencia.
El Barcelona tiene algunos recambios de enorme calidad. Quizás es los que le ha faltado desde que Bartomeu llegó al cargo y borró la cantera para fichar mediocridades.
En algunos podcast habéis hablado de que hay que respetar todos los tipos de juegos, pero el Atlético de Madrid contra el brujas me pareció un timo al deporte del fútbol.
En cuanto al Madrid, no me pareció que hubiese una falta de actitud durante el primer tiempo. Veo que la plantilla ganó una discutida Champions el año pasado y este curso necesita jugar al 100% para ganar a cualquier equipo por pequeño que sea. Veo demasiado titulares sin relevo.

Deja un comentario

*