10 historias de la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions

Harry Kane of Tottenham Hotspur applauds the fans at Full Time of the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London
Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714
28/11/2018

A Pochettino le salió bien su apuesta de máximo riesgo

Dejar en el banquillo el día que te juegas seguir vivo en la Champions a Eriksen y a Son cuando el primero es el mejor generador de oportunidades del equipo y el segundo viene de firmar un gran partido con golazo incluido ante el Chelsea parecía una elección excesivamente osada, aún sabiendo que Mauricio Pochettino hace muchas rotaciones en la competición europea y por momentos da la sensación incluso de querer priorizar la Premier League -en la que se mide al Arsenal el próximo domingo-. De no haber ganado y haberse consumado la eliminación, las críticas al argentino por esa decisión habrían sido recurrentes -y probablemente justificadas-. Sin embargo, las evitó gracias al impacto que causó el danés saliendo desde el banquillo. En los primeros treinta segundos sobre el césped, el ex del Ajax ya provocó dos claras ocasiones, y diez minutos después anotó el tanto de la victoria. Si se quiere hacer una lectura generosa del manejo técnico del ex entrenador del Espanyol, se puede decir que eligió el momento preciso para que Eriksen y Son destrozaran a un Inter más cansado con su frescura y electricidad, pero lo cierto es que cualquier seguidor del Tottenham preferiría que el danés estuviera siempre sobre el campo en los compromisos decisivos. Es mejor que Lamela, que Lucas y que cualquier otro futbolista de tres cuartos de la plantilla. Sin él, aunque dominaba y había tenido algunas llegadas peligrosas, al cuadro londinense le estaba faltando continuidad y brillo en sus ataques, facilitando la tarea de un Inter conservador que ya saboreaba el 0-0 que había ido a buscar. A.T.

El intervencionismo de Tuchel doblega a Klopp

Thomas Tuchel no sorprendió al Liverpool con su once inicial, pero sí con la disposición de sus piezas sobre el terreno de juego. El técnico alemán optó por un 4-4-2 en el que Mbappé compartía punta de ataque con Cavani, mandó a Neymar a la banda izquierda y exigió a Marquinhos una doble labor, pues ejercía de mediocentro en fase defensiva y bajaba entre los centrales cuando el PSG debía salir jugando desde atrás. De este modo, el PSG acostó a Neymar y Mbappé al perfil zurdo del ataque galo y por ese sector hizo sufrir al Liverpool. Por un lado, el buen partido de Verratti en la distribución le permitió dominar largas fases del encuentro e instalarse en campo contrario. Por el otro, Neymar y Mbappé se juntaron para castigar a Joe Gomez, expuesto en el flanco en el que normalmente Salah defiende menos que Mané. Por esa banda izquierda, de hecho, nacieron los dos goles del PSG: Gomez queda eliminado muy pronto de la jugada, Mbappé busca la espalda del lateral derecho y obliga a Lovren a salir de zona y la defensa del Liverpool queda maltrecha en el corazón del área. En un partido de máxima exigencia en el que incluso podía caer eliminado en la fase de grupos, el PSG cumplió con nota. T.M.

El Liverpool vuelve a naufragar lejos de Anfield

Las cuentas del Liverpool para la última jornada son claras: para no depender de un favor del Estrella Roja en Belgrado contra el PSG, debe ganar al Nápoles en Anfield por dos goles de diferencia si quiere acceder a los octavos de final de la Champions. No es la primera vez que el equipo de Jürgen Klopp alcanza la sexta jornada con los deberes por hacer, pero en pocas ocasiones se ha encontrado una situación tan extrema. El conjunto red ha mostrado una debilidad preocupante en los tres compromisos europeos que ha disputado fuera de casa. Lejos de Anfield, el Liverpool ha rendido muy por debajo de su nivel y ha concedido tres derrotas que comprometen su futuro en Europa en una competición en la que ostenta la condición de vigente subcampeón. No solo resultan preocupantes los resultados, sino también el poco peligro generado en Nápoles o en París o las dificultades para inquietar al Estrella Roja después del 2-0 del campeón serbio. Las prestaciones de Firmino y Salah no sostienen una comparación con las del año pasado y el Liverpool no ha logrado imponer sus bazas ni en los momentos en los que ha replegado y buscado la contra ni en las fases en las que se ha visto obligado a llevar la iniciativa. No obstante, para su fortuna, depende de sí mismo y Anfield tendrá la última palabra. T.M.

El Liverpool de Klopp se le escapó la oportunidad de certificar su presencia en la próxima Champions League. Foto: Simon Moore/Focus Images Ltd.
El rendimiento del Liverpool lejos de Anfield está resultando muy decepcionante en esta edición de la Champions. Foto: Focus Images Ltd.

El Valencia se despide de la Champions

La derrota en Turín combinada con el triunfo en el último suspiro del Manchester United convierten en irrelevante la visita de los diablos rojos a Mestalla en la última jornada de la fase de grupos. El gol de Fellaini en el descuento -sí, se ayuda de la mano para controlar el balón- condena al Valencia a la tercera posición de acceso a la Europa League. En Italia, la Juventus sometió al conjunto español en otro partido muy serio del combinado bianconero. Generó más peligro, concedió pocas oportunidades (las más claras, en remates de Diakhaby a balón parado) y enfrió el encuentro cuando fue necesario. La Juventus decantó el partido por la banda izquierda, donde empezó Alex Sandro y terminó Joao Cancelo, uno de los laterales más determinantes en ataque esta temporada en Europa. Coquelin quiso saltar muy arriba en la presión, la Juventus lo burló con facilidad y luego aprovechó el desajuste para activar a Cristiano Ronaldo dentro del área. El lateral luso combinó con su compatriota y Cristiano asistió a Mandzukic, autor del único gol del partido. T.M.

La pegada cambió el estado de ánimo en Roma

Cengiz Ünder perdonó una ocasión clarísima de gol, solo en el área pequeña, en la última jugada del primer tiempo. Gareth Bale transformó la mejor oportunidad del Real Madrid nada más arrancar la primera mitad tras un doble error de la Roma, primero en el golpeo de Olsen y después en el intento de despeje de cabeza de Fazio. El acierto en el remate marcó las diferencias en los momentos decisivos en el choque entre italianos y españoles y reforzó la confianza del Real Madrid de cara a la segunda parte, en la que mostró una versión más convincente. De hecho, al conjunto de Santiago Solari le costó atacar con continuidad a lo largo del primer tiempo, en el que la Roma alternó fases de repliegue con otras de asedio al área de Courtois. Sin embargo, el equipo italiano echó de menos la presencia del lesionado Edin Dzeko y careció de veneno en los últimos treinta metros. Tampoco brilló el Real Madrid, que quiso desplegarse de forma bastante vertical en busca de Gareth Bale y no controló el choque hasta que se puso por delante en el marcador. A raíz del 0-1, el elenco blanco mostró una cara mucho más autoritaria, Kroos y Modric adelantaron su posición en la presión, la Roma apenas pudo mover el balón con comodidad y creció la influencia de Benzema y Lucas Vázquez, que hilvanaron la acción del segundo gol de la noche. Con la victoria en Roma, el Real Madrid ya es primero de grupo y recupera para la causa a Marcos Llorente, que completó una notable actuación en la medular. Titular por segunda vez esta temporada -solo jugó de inicio en Copa contra el Melilla-, Llorente dio empaque al centro del campo y jugó la pelota de forma sencilla, a pocos toques. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El Olympique de Lyon se le vuelve a atragantar al Manchester City

Aunque el empate en Francia le permite seguir como líder, el Manchester City volvió a atascarse ante el Olympique de Lyon. Por segunda vez en esta edición de la Champions, el conjunto galo se erigió como un adversario muy incómodo para los pupilos de Guardiola. Si en el Etihad el OL salió a presionar, en casa optó por un plan algo más conservador. Genésio dio continuidad a la línea de tres centrales por la que ha apostado recientemente y descolgó a Fekir, Depay y Cornet para amenazar a la contra a un Manchester City que alineó a Sterling en el carril central. Cuando no tenía el balón, los de Guardiola se estructuraban en un 4-3-3 con Sterling y Silva de interiores, por delante de Fernandinho. Cuando el City atacaba, Zinchenko abandonaba la posición de lateral izquierdo, se situaba al lado del mediocentro brasileño y los dos interiores subían un peldaño para intentar recibir entre líneas, en los espacios que procuraban abrirles tanto Sané como Mahrez, pegados a las bandas. Así el City evitó pérdidas comprometidas, un defecto que le condenó en el precedente disputado en Inglaterra, pero sufrió para desarbolar al OL, que hizo daño a través de las conducciones de Marçal y Ndombele y las carreras al espacio de Maxwel Cornet. Sin embargo, pese a adelantarse en dos ocasiones en el marcador, el Olympique de Lyon fue incapaz de cerrar el partido y encajó dos goles a balón parado que le obligarán a jugarse el pase en un duelo directo contra el Shakhtar en Ucrania. Si pierde, caerá a la tercera posición. T.M.

El Ajax supo ser paciente en Atenas

No fue para nada un triunfo deslumbrante, pero esa, en sí mismo, ya es una buena noticia para el crecimiento de este Ajax que ha alcanzado las rondas eliminatorias de la Champions League tras trece años sin pisarlas. Conocíamos la efervescencia y el frenesí del atractivo cuadro neerlandés cuando lograba inclinar el campo, pero tiene un valor añadido que supiera gestionar en Atenas una tarde plomiza y espesa en la que el rival no le concedió ningún espacio y en la que el ambiente enrarecido que se respiraba en el entorno del AEK amenazaba con contagiar al propio partido y embrutecerlo. De hecho, no hubo grandes ocasiones hasta el segundo tiempo, y el Ajax logró mantener el control y, viendo que su adversario le cerraba los espacios interiores, evitó al menos sufrir en contragolpes, desactivando por completo a Ponce, Livaja y Mantalos. Cuando buscó profundizar por los costados un poco más, acabó llegando con más peligro. Provocó la falta que dio lugar al penalti del 0-1 y sentenció el choque de forma casi burocrática, todo un avance para un equipo que en los últimos tiempos ha pecado de excesivamente romántico, sólo capaz de brillar en las noches en las que se escribía poesía. A.T.

Dusan Tadic of Ajax Amsterdam celebrates his second goal of the game during the UEFA Champions League match at Olympic Stadium, Athens Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 27/11/2018
Dusan Tadic marcó los dos goles del Ajax en Atenas. Foto: Focus Images Ltd.

Taison prolonga la esperanza del Shakhtar en la Champions

En un duelo a cara o cruz en el que el empate no servía a nadie, Shakhtar y Hoffenheim volvieron a protagonizar otro festival de goles. Al cuarto de hora, el equipo ucraniano ya vencía por 0-2, pero el conjunto alemán logró equilibrar la balanza antes del descanso. El desarrollo del choque recordó lo ocurrido en Lyon, donde el Shakhtar ya desperdició una ventaja de dos goles en un encuentro que terminó empatando. Esta vez, sin embargo, la inspiración de Taison marcó la diferencia. El atacante brasileño hizo mucho daño al Hoffenheim por el sector izquierdo y participó en los tres goles de su equipo. Taison dio la asistencia a Ismaily en el 0-1 y anotó las otras dos dianas de los ucranianos. La última, en el descuento, cuando logró recibir solo dentro del área y armar rápidamente un tiro que otorgaba los tres puntos a su equipo tras jugar con un hombre más en la media hora final tras la expulsión de Szalai, amonestado dos veces en apenas un minuto tras encadenar dos faltas merecedoras de cartulina amarilla. T.M.

Marega iguala a Jardel

El Oporto aseguró la primera posición de grupo con una victoria por 3-1 ante el Schalke. El triunfo ante el cuadro alemán le garantiza el liderato a falta de lo que suceda en la última jornada, mientras el propio Schalke ya sabe que será segundo tras la derrota del Galatasaray en Moscú. El broche al triunfo de los dragones lo puso Moussa Marega con un gol en el último minuto que le sirve para pasar a la historia. Con este tanto, el delantero maliense iguala a Mario Jardel y se convierte en el segundo futbolista capaz de marcar en cuatro partidos seguidos de Champions con la camiseta del Oporto. Pese a que se trata de un ariete mucho más tosco, casi unidireccional, que destaca principalmente por su velocidad para atacar los espacios y su generosidad en el esfuerzo defensivo cuando le toca partir desde la banda, Marega se ha ganado el cariño de Do Dragao a base de goles. Nada mal para un delantero de 27 años que ha ido subiendo peldaños poco a poco, pues empezó su carrera en la tercera división francesa con el Le Poiré-sur-Vie y el Amiens antes de empezar a abrirse paso en Portugal con el Marítimo y ganarse el traspaso al Oporto. T.M.

El Lokomotiv de Moscú vuelve a ganar catorce años después

24 de febrero de 2004. Esa era la fecha correspondiente a la última vitoria del Lokomotiv de Moscú en la UEFA Champions League. Le costó horrores regresar, tras más de una década sin ganar la liga, y aún más le costó reencontrarse con el triunfo. El conjunto ferroviario perdió los primeros cuatro partidos de la fase de grupos, en los que mostró unas prestaciones por debajo de la media incluso entre los clubes más modestos que participan en la competición, pero en la quinta jornada logró sacarse una espina con un cómodo 2-0 ante el Galatasaray. El campeón ruso ganó sin excesivas dificultades al campeón turco y ahora afrontará el último choque con algunas opciones de asaltar el tercer puesto de acceso a la Europa League. Todo con el mismo entrenador que dirigió el último triunfo, ese 2-1 contra el Mónaco en la ida de los octavos de final tras superar un grupo duro con Dynamo de Kiev, Inter y Arsenal: Yuri Semin, legendario entrenador de 71 años. Semin es el tercer técnico más veterano en ganar un partido de Champions, solo superado por Jupp Heynckes (72 años) y Raymond Goethals (71 años y 231 días, cuando dirigía al Olympique de Marsella). T.M.

Textos de Axel Torres (A.T.) y Tomàs Martínez (T.M.) Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

5 comments

+1. Es difícil encontrar una plantilla con más niñato por metro cuadrado. Esta generación de Neymar, Mbappe, Pogba y payasos similares va a hacer mucho daño al fútbol, no hay más que ver a los críos imitando sus tonterías.

El grupo de la muerte se puede quedar sin el Nápoles. Es algo lógico si lo vemos al principio de la competición pero soprendente después de la primera vuelta.
Me reitero en el buen papel de los holandeses.
El Tottenham va a depender de las inspiración de Messi, Kane, Icardi y De Jong. Depende de quien tenga ese día los ingleses o los italianos pasarán de segunda.

Ojo que ganar de 2 al Napoles no va a ser sencillo. Sobre los Holandeses el PSV ha competido en un grupo imposible para ellos aunque ha tenido mala suerte y el AJAX ha dado muestra de madurez en ciertos jugadores que es una pena que vayan a salir seguramente este año porque si estuvieran juntos 3-4 años recordaria los tiempos del ultimo AJAX grande en Europa de los Davids, Seedorff, Kluivert, Kanu y Van der Saar. Hay varios que menuda pinta tienen.

A mi no me parecía tan lógico que el Nápoles se quedara fuera… lo que pasa que es un equipo al que se tiende a infravalorar, quizá porque no es de esa isla en la que todos los equipos son aspirantes a la Champions para algunos.

Deja un comentario

*