45 minutos de película de terror en Monaco

Timo Werner of RB Leipzig celebrates the 1-1 equaliser during the Bundesliga match at BayArena, Leverkusen
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
18/11/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-161119-0014.jpg

La afición del Monaco presenció este martes durante tres cuartos de hora una película de terror. La película contó con la participación del zaguero Jemerson como actor principal: el brasileño marcó en propia puerta el 0-1 y entregó mal un pase que dio lugar al 0-2 del RB Leipzig. Todo ello antes de que se cumpliesen los primeros 10 minutos del encuentros. Timo Werner se encargó de dejarlo casi sentenciado cuando transcurría el minuto treinta. Así se escribe el adiós del Monaco, uno de los cuatro semifinalistas de la última Champions League.

Un dato que explica esta película de terror para los monegascos es la circunstancia que tenía lugar al descanso. El RB Leipzig había rematado tres veces a la portería de Danijel Subasic y acumulaba ya cuatro goles en el marcador. Sí, tres disparos a puerta y cuatro tantos. No necesitó más el conjunto alemán para golear y llegar con vida a la última jornada de cara a la pugna por un billete para los octavos de final.

Monaco 1 (Falcao 43′)
RB Leipzig 4
(Jemerson pp 6′, Werner 9′, Werner 30′, Keita 45′)

AS Monaco vs Leipzig - Football tactics and formations

Ralph Hasenhüttl, técnico de los germanos, presentaba en el Estadio Luis II posiblemente la alineación más ofensiva (dentro de unos parámetros normales) que uno imagina: sin pivote al uso de contención, con dos puntas, con dos extremos y con dos mediocampistas de clara vocación ofensiva. Juntar a Kevin Kampl y a Naby Keita en esa línea medular dio sus frutos en el resultado final, ya que el guineano firmó una gran jugada personal para marcar el cuarto gol justo antes del descanso y el esloveno Kampl participó en los dos primeros goles.

Kampl inicia con un pase vertical la jugada que concluye con un centro de Sabitzer desde el flanco derecho sin aparente peligro, pero con la inestimable colaboración de Jemerson. En un mal intento de despeje, el brasileño comenzó su calvario particular con el autogol del 0-1. No habían pasado ni tres minutos cuando perdió una pelota en una zona de alto riesgo y peligro. Consecuencia: recuperación de Kampl y gol de Timo Werner. No se puso nervioso el delantero centro de la selección alemana: ni ahí ni cuando tuvo que asomarse al punto de penalti para transformar el 0-3. Werner ya ha alcanzado los once goles esta temporada entre todas las competiciones, señal de que puede volver a moverse a final de curso en torno a las 25 dianas.

Ni el más optimista en Leipzig podía dibujar antes del encuentro un escenario tan cómodo y con tantas facilidades para el equipo de Red Bull. Lo único que tenían que hacer era aprovechar esos pequeños regalos. El de Keita en el minuto 45 fue el único disparo a portería que realizó el cuadro visitante. El tercero y a su vez el último. Los de Hasenhüttl pueden presumir al subirse al avión rumbo a Alemania de regresar con más goles anotados en el Principado de Monaco que remates entre los tres palos realizados.

El producto ofrecido por el equipo local a sus aficionados en la fría noche otoñal de Monaco únicamente se puede catalogar dentro del género de películas de terror. En realidad, la participación del Monaco en global en esta edición de la Champions ha sido una película de miedo.

Trainer Ralph Hasenhuettl of RB Leipzig celebrates the win during the Bundesliga match at BayArena, Leverkusen Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 18/11/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161119-0028.jpg
Ralph Hasenhuttl celebra un triunfo de su equipo /Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*