El Sevilla se desfonda ante un Bayern inclemente

Thomas Mueller of Bayern Munich celebrates during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
20/02/2018
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-180220-0083.jpg

El Sevilla puso en problemas al Bayern, le presionó arriba, le incomodó con y sin el balón y creó varias oportunidades de gol, pero acabó cayendo derrotado a manos del gigante bávaro como tantos otros. La buena primera mitad del Sevilla resultó insuficiente para maniatar al Bayern en busca de un resultado óptimo de cara a la vuelta en el Allianz Arena, a la que el equipo teutón llegará con un marcador muy favorable. Los de Montella acertaron en el planteamiento, pero no pudieron sostener la energía a lo largo de los noventa minutos ni tampoco pudieron reaccionar al efecto que surtió la entrada de James Rodríguez, que encauzó un choque en el que el Bayern no gozaba de ningún tipo de control.

Sevilla 1 (Sarabia 31′)
Bayern 2 (Navas pp. 37′, Thiago 68′)

Sevilla vs Bayern - Football tactics and formations

Dos decisiones sorprendieron en lo referente a las alineaciones de Jupp Heynckes y Vincenzo Montella. El técnico italiano apostó por dar entrada a David Soria en la portería, que disputaba sus primeros minutos desde la llegada del preparador transalpino y su primer encuentro en la Copa de Europa en todo un cruce de cuartos de final. Si el Sevilla sorprendió sacrificando a Sergio Rico, Heynckes lo hizo arriesgando a Arturo Vidal, titular en detrimento de James Rodríguez pese a salir de una lesión. El entrenador teutón, quizás intuyendo la presión alta del cuadro andaluz, apostó por reforzar la medular y poblarla de centrocampistas para evitar un encuentro de ida y vuelta, roto, que facilitara un intercambio de golpes.

Mientras Soria transmitió seguridad a la línea defensiva, la entrada de Arturo Vidal mermó las posibilidades del centro del campo muniqués. El chileno es un futbolista que marca diferencias a partir de su agresividad y capacidad para abarcar muchísimos metros en la medular, y desde el inicio se percibió que no estaba en las mejores facultades para imponer sus principales virtudes. Jugando al 50%, Vidal aguantó cerca de media hora en la que el Sevilla incomodó al Bayern con una presión elevada que dificultó los primeros pases del cuadro bávaro. El trabajo defensivo hispalense ensució la circulación visitante y luego Kjaer y Lenglet difuminaron a Lewandowski. El Sevilla adelantó las líneas, se anticipó a los movimientos del delantero polaco y controló las segundas jugadas cuando el Bayern quiso salir en largo.

Javier Martinez (left) and Arturo Vidal of Bayern Munich stop Souza Conceição of Besiktas during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 20/02/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-180220-0067.jpg
Javier Martinez, Arturo Vidal y Thiago empezaron en el centro del campo. Foto: Focus Images Ltd.

Con el balón en los pies, Franco Vázquez aportó la clarividencia que el Sevilla podía echar de menos con la sanción de Éver Banega. El enganche argentino puso pausa en el último tercio y potenció las asociaciones de Joaquín Correa y Sergio Escudero por el sector izquierdo. El flanco zurdo fue el lado fuerte del ataque sevillista, que también optaba por salir en largo buscando al lateral vallisoletano cuando el Bayern adelantaba las líneas. El Sevilla progresó por la izquierda y finalizó las jugadas por el flanco opuesto, con Sarabia atacando la espalda de Juan Bernat y pisando el segundo palo en los centros laterales. Así Sarabia desperdició una ocasión clarísima a los 20 minutos, cuando le cayó un balón muerto tras un centro de Escudero, y luego se adelantó a Bernat en la jugada del 1-0. El lateral valenciano se quedó en los vestuarios al descanso y dejó su sitio a Rafinha.

El Sevilla llevó el partido a su terreno hasta que entró James Rodríguez. En pocos minutos se juntaron varios factores que decantaron el partido a favor del Bayern. El gol de Sarabia espoleó al cuadro alemán, la lesión de Vidal precipitó la entrada de James y un centro de Ribéry desviado por Navas igualó la contienda. En muy poco tiempo, cuando el Sevilla parecía tener controlada la situación, el Bayern gritó que todavía seguía de pie, que el esfuerzo realizado por el cuadro español aún no bastaba para noquearlo tan pronto. Y con James en el centro del campo se hizo con el control de la posesión y empezó a encerrar al Sevilla en su propia mitad de campo.

Mikael Lustig of Celtic and James Rodriguez of Bayern Munich during the UEFA Champions League match at Celtic Park, Glasgow Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 31/10/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-171031-0048.jpg
James Rodríguez mejoró el juego en la medular del Bayern. Foto: Focus Images Ltd.

La segunda mitad empezó con un intercambio de golpes, con Ribéry opositando a marcar el 1-2 con un remate franco desde la frontal y con Javi Martínez quitándole el 2-1 a Franco Vázquez lanzándose al suelo cuando Nervión ya cantaba el segundo gol del cuadro hispalense. Sin embargo, el Bayern tardó poco en coger el timón del encuentro y en asentarse en campo rival. Thiago y James Rodríguez empezaron a participar, movieron la pelota de un lado a otro y el Sevilla empezó a acusar el desgaste acumulado entre el partido del sábado ante el Barcelona y la primera mitad de máxima exigencia ante el Bayern. Las ayudas empezaron a llegar tarde, el centro del campo se descompuso y el Bayern encontró cada vez más facilidades para progresar e instalarse cerca del área de David Soria. Sobre todo por la banda izquierda, donde Ribéry esperaba abierto cerca de la línea de cal y combinaba con Rafinha, que doblaba por dentro, o James. Avisó Javi Martínez finalizando una gran acción colectiva en la que el Bayern superó una tímida presión hispalense hasta conectar con el mediocentro navarro en el corazón del área rival y luego culminó esta fase de dominio con el 1-2 de Thiago. El hispanobrasileño tuvo fortuna, pues Escudero desvió su cabezazo y lo alejó de David Soria, pero el tanto fue la consecuencia de los mejores minutos del equipo bávaro, que se limitó a administrar la ventaja a partir de ese momento.

Sevilla vs Bayern - Football tactics and formations

La reacción del equipo español fue tardía. Con dificultades para recuperar la pelota en cada posesión bávara, los primeros cambios no llegaron hasta el último cuarto de hora de juego. Y bastaron para revitalizar el ataque del Sevilla. Sandro Ramírez aportó punch partiendo desde la banda izquierda para buscar zona de remate y Luis Muriel refrescó la delantera al entrar por un exhausto Ben Yedder, que dejó varios buenos toques en la frontal del área para combinar con los futbolistas que llegaban desde la segunda línea. La fatiga había hecho mella en el Sevilla, cada vez más errático en la toma de decisiones en el último tercio, donde a menudo le sobraron uno o dos toques y le faltó voracidad de cara a portería, pero en la recta final volvió a acosar al Bayern. Ganó metros con facilidad, encerró al cuadro muniqués en su campo e incluso provocó que Ulreich interviniera en un par de ocasiones para evitar el empate. La solvencia del Bayern obliga al Sevilla a realizar otra heroicidad si no quiere despedirse de la Champions en cuartos de final.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Montella sin plan B, desfonde emocional (con el empate en un rebote) y fisico habituales en el Sevilla este año, sin reaccion ante los cambios del rival (James y Rafinha secando a Sarabia) …es como una pelicula que no te gusta y ya has visto, pero nadie la quita de la tele.

En los momentos dificiles, se echo en falta a Banega. Pizarro volvio a dejar claro que no esta para este nivel y el Mudo Vazquez demostro que es una gran futbolista pero que a la hora se le acaba la gasolina y que todo lo que aporta al equipo nunca tiene traduccion cara al marco, un lujo asiatico para un equipo del nivel del Sevilla.

Cuando el Bayern apreto de verdad, solo saco algo de amor propio Navas. Despues del 75, levantaron el pie del acelerador los del Bayern y les basto.

Aun asi, que te ganen con dos autogoles y con la sensacion de que no se gastaron todas las balas tiene su aquel.

Yo olvidaria la vuelta. Se juega mas el Sevilla en liga y en copa.

Paradojicamente, este temporada puede ser buena para el Sevilla en lo deportivo pero un desastre economico que hipoteque el futuro de la entidad, tanto porque no se juege champions el año proximo como por perfil del futbolista que se ha fichado este año (sin posibilidad de revalorizacion y venta). Dificil toma de decisiones para la Directiva sevillista, tanto con Arias como con Montella

Pues yo iría a por todas en la vuelta. Con el poco gol del Sevilla está muy complicado, pero el Sevilla con Banega por Pizarro (el buen hombre no tiene culpa de que su juego se parezca tan poco al de Banega…y en general tan a contraestilo del Sevilla).

Me dio la impresión de que Correa se imponía a Kimmich con facilidad, si se consigue hacerle llegar el balón en buenas condiciones + liberar al Mudo de recibir tan abajo- con Banega se puede permitir estar más arriba- todo puede pasar. Buenas sensaciones los centrales y Soria. Al menos esperemos dar batalla el miércoles!!

Por los dos laterales se les puede hacer daño, si. Correa desapareció en el segundo tiempo, superaba a Kimmich en ataque pero casi siempre erraba en la toma de decisiones (abusa del recorte hacia dentro).

Habra que jugar en Munich, claro, pero yo vi ayer al Bayern jugar con el freno de mano, guardandose bastante, no queriendo asumir muchos riesgos y aun asi fue superior en la fase clave del partido y ahi Montella se quedo sin respuesta, tanto con los cambios tardios como a nivel tactico que siguio con el mismo plan que ya no funcionaba.

Lo veo imposible

Deja un comentario

*