El Celtic asalta Bruselas

Leigh Griffiths of Celtic shoots but has his efford ruled out for offside during the QTS League Cup Final at Hampden Park, Glasgow
Picture by Greg Kwasnik/Focus Images Ltd +44 7902 021456
15/03/2015

No hubo opción para el Anderlecht. El Celtic FC tomó el Constant Vanden Stock por asalto (0-3) y dio un golpe en la mesa que desestabiliza notablemente el devenir del grupo. Los belgas, en el debut de Nicolás Frutos como técnico en la competición, no supieron tomarle la medida al encuentro y apenas pusieron en riesgo la victoria visitante. Los “Hoops”, por su parte, suman tres puntos de oro que dejan la posibilidad de seguir jugando en Europa en sus manos, con el principal rival para evitarlo tocado y algo hundido, y la puerta abierta para soñar con algo más.

Anderlecht 0
Celtic 3
(Griffiths 39’, Mbodji (pp) 50’, Sinclair 93’)

Anderlecht vs Celtic - Football tactics and formations

Sorprendió Frutos alineando defensa de 5, como ya hiciera su predecesor ante el Bayern, y la sorpresa le funcionó durante algunos minutos. Los belgas esperaban en su campo y activaban la presión cuando un hombre de blanco y verde recibía de espaldas por dentro. Ante la incapacidad de progresar con claridad, los de Rodgers demostraron por qué son el equipo de Europa con las posesiones más largas y se dedicaron a esperar moviendo la pelota entre centrales y pivotes. Los tres centrales del Anderlecht se turnaban con precisión, y siempre encimaban tanto a Sinclair como a Roberts, los hombres más enfocados a la aceleración de las jugadas, llevando el partido a un ritmo espeso y sin ocasiones.

Pronto Sinclair se encargaría de alegrar el juego de los suyos. El ex del City fue acercándose al carrilero Chipciu para recibir, bajar al medio y alejarle así de la banda. El hueco creado, al que no llegaba a tapar Spajic, lo fue aprovechando Ntcham para encontrar al joven Tierney (20), que fue un dolor de cabeza constante para el Anderlecht hasta brindarle el primer gol en bandeja a Griffiths.

De los locales en ataque había pocas noticias. Los de Frutos rifaban cada balón en salida para ganarlo muy pocas veces, y enfocaban todos sus esfuerzos en robar en la medular para poder generar peligro. Tan sólo las conducciones de Onyekuru y la conexión entre Hanni y Teodorzcyk intimidaron algo a los escoceses.

Celtic's general coach Brendan Rodgers before the UEFA Champions League match against FC Barcelona at Camp Nou, Barcelona Picture by Luis Tato/Focus Images Ltd (+34) 661 459 33 13/09/2016
Los de Rodgers dominaron el partido. Foto: Focus Images Ltd.

Fue a la vuelta del descanso cuando las dinámicas parecieron haber cambiado. La culpa la tuvo el capitán “malva” Hanni, que cogió a su equipo por la pechera y a punto estuvo de conseguir que empatara. Tan solo duró 5 minutos. Cuando parecía que la segunda mitad se le haría larga al Celtic, Deschacht le regaló medio gol a Roberts y Mbodji, que había entrado por Spajic, se lo envolvió desviando el tiro hacia su portería.

Desde entonces hasta el final, pareció que, ya fuera con cuatro o cinco defensas, al Anderlecht no acababa de ayudarle su propio sistema. Las oportunidades de igualar el encuentro nacieron más de arreones individuales que de jugadas trenzadas. Los de Frutos no parecían tener muy claro el reparto posicional, y casi siempre optaban por enviar balones a que Teodorzcyk se peleara en una batalla perdida con Simunovic y Boyata, que apenas sufrieron. Con el Anderlecht ya volcado, Sinclair pondría la puntilla al marcador en el descuento.

Los de Brendan Rodgers cerraron un partido perfecto que les abre de par en par las puertas de continuar en Europa. Por su parte, Nicolás Frutos recibe un fuerte varapalo en forma de novatada de la que deberá reponerse pronto si quiere meter a su equipo en la pelea. Van sólo dos jornadas, pero las cosas empiezan a quedar dibujadas en el grupo B a base de goleadas. El Celtic ha asaltado Bruselas, no hay mejor puerta de entrada a Europa.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*