El Atleti se atasca en Bakú

El Catania fue el primer club europeo en el que entrenó Simeone. Foto: Focus Images Ltd.

El Atlético de Madrid se complicó su trayectoria en Copa de Europa al conceder un empate ante el Qarabag. El cuadro rojibanco fue incapaz de superar al conjunto azerí y se queda sin margen de error en las tres jornadas que restan. Si bien es cierto que en la primera parte tuvo varias ocasiones claras (más fruto de los errores ajenos que de aciertos propios), no se puede definir lo ocurrido en el Estadio Olímpico de Bakú como un accidente. Jugó mal al fútbol.

Qarabag 0
Atlético de Madrid 0

Qarabag vs Roma - Champions League - 12th September 2017 - Football tactics and formations
Onces iniciales. Foto:sharemytactics

El cuadro colchonero notó sobremanera la baja de Koke Resurreción, aquejado de problemas musculares. Sin el volante madrileño para dar clarividencia y orden al equipo, el ataque del Atlético de Madrid se mostró muy precipitado. El Qarabag es un equipo enérgico al que se le supera precisamente castigando ese nervio de forma cerebral, mas el equipo de Simeone se empeñó en doblar la apuesta y en tratar de ganarle en su terreno. El Atleti jamás logró templar el partido, bajar las revoluciones y ordenarse sobre el césped. Con la ventaja que otorga hablar a toro pasado, quizá un pivote más lúcido en los primeros pases como es Thomas hubiera sido más propicio en este escenario. Aunque a decir verdad, tampoco consiguió girar el desarrollo del encuentro cuando entró.

Simeone sorprendió dando entrada a Kevin Gameiro, tras muchos partidos de ostracismo, y aquello permitió a Griezmann actuar donde más le gusta, como segunda punta. Estando lejos de una gran actuación del número 7 del Atlético de Madrid, lo cierto es que del culebreo entre líneas de Antoine fue como más peligro generó el conjunto colchonero, castigando así la exposición azerí. Tanto Griezmann como un Gameiro que ni mucho menos se ganó el sitio perdonaron ante Sehic en el primer periodo, y eso fue acrecentando una sensación de urgencia que le hizo mucho daño al juego rojiblanco. La ausencia de killer, como le pasaría en el Olímpico de Roma, volvió a penalizar al Atlético de Madrid.

El Qarabag mostró la misma identidad que ante la Roma y el Chelsea, aunque quizá en esta ocasión asumió menos riesgos. Volvió a tener la intención de ordenarse a través de las cadenas de pases en todo momento, con Richard Almeida sobresaliendo una vez más como cerebro, aunque ante la presión colchonera sí dio algún pelotazo cuando hacía falta. Eso, y la guerrera actitud del Atlético de Madrid, propició que fuera un encuentro de desorden y en ese escenario brilló Dino Ndlovu. El ariete sudafricano, que acabaría expulsado por dos piscinazos, generó constantes problemas a la pareja de zagueros rojiblanca y sacó valioso petróleo de cada balón que le llegaba. Contribuyó decisivamente a que su equipo sume el primer punto de su historia en Copa de Europa y que incluso pueda soñar con clasificarse como tercero si hace la machada en el Wanda Metropolitano. Ahora mismo, solo le separa un punto del conjunto de Simeone.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*