Messi fulmina a un Chelsea descarado

Lionel Messi of FC Barcelona celebrates scoring their third goal to make it FC Barcelona 3 Chelsea 0 during the UEFA Champions League match at Camp Nou, Barcelona
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
14/03/2018

Cuando la parte explica el todo es porque Messi se calza las botas, se coloca las medias y se enfunda la camiseta del Barça. En la enésima noche para el recuerdo del astro argentino en el Camp Nou, el Chelsea dijo adiós a Europa lamentando no poder contar en sus filas con la individualidad más decisiva de cuantas han dado patadas a un balón. Los hombres de Antonio Conte completaron 90 minutos notables en la Ciudad Condal: demostraron personalidad, orden y deseo, e incomodaron al Barcelona gracias al buen hacer y la perseverancia de Willian, Kanté y Marcos Alonso por el costado izquierdo blue. Los tres merecieron mejor fortuna, y no demasiado se les puede reprochar a sus compañeros, o al menos en ningún caso con trazo grueso. También apareció Hazard en varios tramos de la noche. El belga jugó más desahogado al partir desde segunda línea y no como referencia en punta; la presencia de Giroud lo facilitó. Sin embargo, el marcador, abrazado a la sombra del 10 blaugrana, les dio la espalda a todos ellos, y lo hizo sin compasión. El 3-0 final resultó un golpe bajo para el representante inglés y destapa una vez más que este Leo todo lo puede, y lo puede todos los días: decide cómo, cuándo y dónde quiere sin necesidad de un porqué de por medio. Es la excelencia hecha deportista y un tormento para sus rivales: desespera al más paciente al tiempo que anestesia al revoltoso. Un abusón. Esta vez el rosarino no se adornó en exceso en sus labores y mandó a la lona al Chelsea con diligencia y extrema frialdad. “¿Para qué andar con rodeos”?, pensaría Messi.

Valverde lo fía todo a Leo porque sabe que el argentino se lo devuelve con intereses. El Barcelona ha perdido autoridad y dominio cuando posee la pelota, es menos protagonista en el nudo pero sigue controlando el desenlace. El camino hasta el pitido final recuerda más al otoño que a la añorada primavera de Guardiola, como ya había ocurrido en la era Luis Enrique. Sin embargo, la propuesta funciona y acerca a la entidad catalana a incorporar nuevos títulos a sus vitrinas, y ese y no otro es el objetivo. La fórmula se mantiene: no se incorpora talento al servicio del Barça, se ficha calidad al servicio de Messi. Ya se ha dado por enterado Dembélé, uno de los últimos en llegar y a quien su técnico le exige perseguir camisetas rivales para que el 10 se tome un respiro cuando el contrario maneja el esférico. El joven galo e Iniesta, las dos dudas en el once titular local, secundaron al argentino en campo contrario al tiempo que Suárez comenzaba a escudriñar cómo traspasar la defensa londinense. El uruguayo no se vio forzado a despejar demasiadas ecuaciones, pues Messi encontró el agujero entre las piernas de Courtois cuando solo se habían disputado tres minutos. Veneno mortal a las primeras de cambio.

Barcelona 3 (Messi 3′, 63′, Dembélé 20′)
Chelsea 0

Barcelona vs Chelsea - Football tactics and formations

El tanto trajo consigo consecuencias inesperadas: cohibió al Barcelona y espoleó a un Chelsea irreconocible. Los ingleses se soltaron sin temor y castigaron entre líneas a Busquets y Rakitic con las vertiginosas apariciones de Hazard y Willian. Deslumbró el internacional brasileño, inmerso en un estado de forma excepcional. Al dúo de extremos incluso se le sumó Kanté, un auténtico pulpo en las tareas de recuperación. Al Barça le costaba una barbaridad retener la pelota y todavía más hacerse con ella, pues la distribución espacial dispuesta por Conte (3-4-3 en ataque) requería ajustes no testados hasta anoche: Sergi Roberto se hizo cargo de un Hazard siempre en movimiento para recibir en posiciones interiores y Dembélé reculó hasta emparejarse con Marcos Alonso. El carrilero español cuajó una actuación sobresaliente bajo la atenta mirada de Julen Lopetegui. Por delante, el trabajo oscuro de Giroud también dio frutos: el punta francés percutió contra la pareja de centrales del Barcelona y forzó un par de faltas peligrosas, tanto en las bandas como en las inmediaciones de la frontal. No obstante, el dominio territorial no se trasladó en ocasiones manifiestas de gol, y el paso al frente blue acabó siendo penalizado por el de siempre. Messi le robó la pelota a Fàbregas en el círculo central y dejó atrás a toda la defensa inglesa antes de servirle un balón medido a Dembélé. El francés chutó a la escuadra y desató la locura en la grada. Se le esperaba como agua de mayo.

El 2-0 no desesperó a un Chelsea voluntarioso y capaz. Kanté dispondría de una opción clara para reducir diferencias a escasos dos metros de la portería defendida por Ter Stegen y Marcos Alonso estrellaría un libre directo contra la madera justo antes del paso por los vestuarios. El madrileño sería protagonista en el segundo tiempo, al participar en una acción en la que la totalidad de la expedición londinense reclamó penalti. Piqué colocó su brazo sobre la espalda del defensa del Chelsea en el interior del área, sin embargo Skomina no vio infracción punible en la carga del defensa del Barça. El leve empujón, cuanto menos fronterizo, precedió a nuevas acometidas visitantes por ese mismo sector izquierdo. No le agradaba la coyuntura a Valverde, obligado a sustituir a Iniesta, con quien ya había pactado la carga de minutos, y también a Busquets, aquejado de molestias musculares. Paulinho y André Gomes saltaron al césped para fortalecer un escudo que Conte quiso derribar con la entrada de Morata y Zappacosta. No sirvió de nada. Messi se juntó con sus mejores socios, Alba y Suárez, y encontró el espacio necesario para adentrarse en el área inglesa impulsado por sus potentes cuádriceps. A cámara lenta, armó la pierna izquierda y golpeó el balón con la precisión de un experto cirujano, dándole al esférico la dirección precisa para colocarlo por debajo de las piernas de Courtois. Jaque mate. No se jugó a lo que quiso el Barça, pero sí se jugó hasta que quiso Messi.

Marcos Alonso of Chelsea during the UEFA Champions League match at Camp Nou, Barcelona Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 14/03/2018
Marcos Alonso, protagonista en el Camp Nou (Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

8 comments

Carlos te voy a decir lo que pasó ya que leo que estas muy influenciado con la teoría mesiánica del Cholo Simeóne y yo siento que el fútbol es más complejo que dirigir todo el análisis de un partido al despliegue de un solo jugador por más talentoso que sea. Tu resumen me hace ver que no estás estudiando al chelsea , este equipo que ha retrocedido unos 5 años en su evolución, que no cuenta con jugadores de jerarquía ni experiencia en esta clase de partidos , un grupo inseguro que cometes errores impropios de este nivel , que está sostenido por sólo dos jugadores que hicieron un excelente partido pero el resto que? . Quizás el chelsea llegue a la élite de nuevo pero van a tener que cambiar el rumbo 360° en el proyecto, salir de jugadores mediocres por los cuáles se pagaron una millonada, lo de hoy fue un desastre absoluto de un equipo grande mostraron la costuras de jugadores q no están a la altura del club. Y bueno del otro lado messi más razón para jugar un partido perfecto.

Ya, xq Courtois, cesc, wilian, hazard o morata no han jugado nunca semifinales de champions. Azpi y Giroud me parece que algún partido europeo han jugado también

Kanté y Alonso “acaban” de llegar a un grande, pero no les falta calidad, creo. Hasta rudiguer tiene que sumar más de 20 partidos en champions.

Venir aquí a explicarle a un profesional de qué es lo que pasó ayer, y decirle que no hace su trabajo…

Courtois, Alonso, Azpi, Kante, Cesc, Hazard, Wilian, Bakayoko, y Morata, cuántos no serían titulares en Madrid, Barça, City, Bayern o cualquier equipo candidato al titulo?

En fin… ya tiene que ser difícil hacer un análisis cuando juega el jugador más diferencial de la historia, más aun cuando marca en el minuto 3 que lo desvirtúa todo.

El Chelsea ha perdido fuerza defensiva y ofensiva. Ni tiene centrales top (aunque Cristhensen vaya a serlo quizás con 3-4 años más de experiencia, ahora es bueno pero no top) ni tiene delanteros resolutivos. Y lo siento pero de los que pones que serían titulares en un candidato. Solo courtois en el Madrid quizas, y Hazard en depende cual. El resto esos equipos tienen jugadores mejores en ese puesto o en el caso de Morata viene al.chelsea por ser suplente en el Madrid (este como.este Benzema) pero no es mejor que Suárez, lewandoski ni Agüero. Cesc salió rebotado del Barça y está lejos de sus mejores días. Ayer daba pena verlo perder balones…bakayoko está frasando en el Chelsea pero mucho además… Y William y marcos Alonso son muy buenos pero no los veo un escalón por debajo que los titulares en los candidatos. Excepto el lateral izquierdo del City por lesión de Mendy claro. El Chelsea no es candidato hoy por hoy a la Champions. Su principal problema es que en liga está fallando pero tiene una plantilla.que no tiene tanto jugador top. Buenos jugadores si, pero no tops. Ayer perdió en las áreas estrepitosamente. No remato nunca dentro del área y cada vez que llegó el Barça gol u ocasión clara.

Ni que ahora el nivel del Chelsea fuera un grande de esos que tiene que tener a los mejores en cada puesto. Ese club es algo porque un día llegó un ruso que puso mucha pasta, y ya está. Eso de que tiene jugadores que no están a la altura del Club no lo veo.

De acuerdo con Raúl y Janfranc. El Chelsea no deja de ser un club un poco artificial y este tipo de equipos es lo que tienen, unos cuantos años buenos hasta que el dueño se cansa del juguete. Aun así no olvidemos que viene de ganar la Premier, que sigue teniendo varios jugadores de primer nivel como Courtois, Azpilicueta, Kante, Hazard y William y una serie de jugadores que cumplirían bien como jugadores de rotación en un equipo Top.
En la línea de lo que dice Carlos, cuando Messi tiene el día no hay nada que hacer, da igual quien se ponga delante. Es por eso que es el mejor del mundo, porque él solo es capaz de influir sobre los otros 21 jugadores.

Un giro de 360° grados te deja igual, supongo que te refieres a180°, de todas formas creo que el problema del Chelsea es que los jugadores no se creen al entrenador y empieza a ser algo extraño porque con Mou paso lo mismo ganan una liga con autoridad y la temporada siguiente el equipo deja de funcionar. Una vez vale pero 2 seguidas… y tampoco a cambiado tanto la plantilla. No se ahí habría mucho que analizar a ver si en ese vestuario hay elementos toxico

El Barça no es como el de Guardiola, es cierto, pero Valverde sabiendo que los jugadores no son los mismos (hay más edad en piezas fundamentales como Busquets e Iniesta, que no pueden cubrir solo uno tanto terreno como hacía antes y el otro romper tantas lineas) ha decidido reforzar el dibujo con más jugadores en el repliegue que impidan que les cojan a la contra facilmente o mal colocados en defensa tras perdida como ha pasado otros años en Europa. El Barça ahora es un equipo que si tiene que pasar 20 minutos de agobio los pasa, y si tiene que replegarse en dos lineas de 4 lo hace. Antes el Barça era incapaz de ganar sin jugar bien, ahora puede estar regular en ataque pero es solido atras, tiene dos centrales que hoy por hoy son para mi de largo la mejor pareja del mundo y un portero que también da puntos. Y arriba es simple, tiene a Messi para resolver y a Suarez para rematar. Si a eso le unes a un Dembele que se va entonando y que para salir a la contra puede dar buenos resultados es un equipo bastante solido, que además sigue sabiendo tener el balón en muchos partidos, pero que ya no solo gana con la posesión. Para mi Valverde ha hecho un planteamiento muy inteligente y va a ser complicado apear a este Barça. que hoy ha demostrado la diferencia de las areas, atrás cada vez que el Chelsea parecia tener una ocasión un jugador del Barça bloqueaba el tiro y adelante cada vez que llegaba mataba. No es el Barça que juega más bonito, pero es mucho más solido que los dos ultimos años de Luis Enrique donde partido podía sufrir goleadas como la de Paris o Turin, veo dificil que si este Barça pierde se por más de un gol. El unico punto para mi débil es Sergi Roberto, que si bien es magnifico en ataque y en la salida de balón cuando tiene un extremo o un carrilero que le ataca fuertemente sufre, porque si bien es verdad que Dembele no ha ayudado demasiado con Marcos Alonso era un uno contra uno que siempre ha ganado Alonso. En cuanto al Chelsea con Giroud y Morata no puedes aspirar a una Champions, Giroud mucho trabajo si pero ni un remate y cuando el Chelsea ha logrado algún balón bueno al area para rematar, particularmente uno de Hazard a alguien que entrara magnifico, los nueves del Chelsea no estaban. Y entre que tu 9 no esta y tu portero hoy no ha tenido el mejor día de su vida… Pues 3-0 que ha podido ser incluso más que aunque es bastante engañoso muestra la impotencia atras y adelante que ha tenido el Chelsea, que diria que en los 60 metros restantes ha estado mejor pero en los 20 de cada area ha fallado.

Deja un comentario

*