Festín en el Camp Nou para volver a semifinales

Philippe Coutinho of FC Barcelona celebrates scoring their first goal during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London
Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919
03/10/2018

Ashley Young decidió arriesgar. Agarró la pelota cerca de la frontal del área, en la zona del lateral izquierdo, e intentó salir jugando con el balón controlado. Oteó el horizonte, estudió las distintas posibilidades a toda velocidad y se entretuvo un poco más de la cuenta. Sin demasiadas opciones para combinar hacia delante, salió en conducción hacia su perfil más natural, con la pierna derecha. Y perdió. Fue a chocar con Ivan Rakitic y Leo Messi, entre el croata y el argentino le quitaron la posesión y el ’10’ azulgrana se abrió camino en la frontal tras tirar un caño de lujo a Fred. Robó el balón, lo colocó en la zona del campo donde más goles marca e inauguró el electrónico con el golpeo más tradicional de su amplísimo repertorio. Con un zarpazo de su futbolista insignia, el Barcelona atajó la fe de un Manchester United que saltó al Camp Nou con la convicción de que remontar el 0-1 de la ida era posible.

El Manchester United hizo temblar el Camp Nou con un inicio fulgurante. Ole Gunnar Solskjaer deshizo la línea de cinco defensas con la que planteó el choque de Old Trafford, situó a Lingard de falso nueve y abrió a Rashford y Martial a medio camino entre la banda y la doble punta. La posición intermedia de sus tres atacantes sembró dudas en la defensa del Barcelona, que respiró aliviada cuando un disparo de Rashford antes de los cuarenta segundos se topó con el larguero antes de que el equipo local pudiera tocar la pelota. El Manchester United jugaba con tres delanteros, pero no brindaba ninguna referencia clara para los centrales. Ni tampoco Rashford o Martial eran exactamente extremos. Su movilidad se convirtió en un problema para el Barcelona, que sufrió para recuperar la pelota en los primeros compases. El United la hizo circular de un lado a otro con agilidad, con Pogba como punto de apoyo abierto en el sector izquierdo, y el dinamismo de las tres puntas abría espacios y líneas de pase para el poseedor del esférico. La puesta en escena inglesa sorprendió al Barcelona, aunque pronto los azulgranas destaparon el punto débil del plan trazado por Solskjaer: con tantos futbolistas en el carril central, los laterales disponían de espacio para progresar sin apenas oposición por las zonas exteriores. Especialmente Jordi Alba, alternativa evidente para desahogar las posesiones en la izquierda. A la que el Barcelona lo detectó, se empezó a desplegar con mayor asiduidad, se instaló en campo contrario, retuvo la pelota durante más tiempo y terminó de frenar el ímpetu de los diablos rojos con el 1-0 de Messi.

Barcelona 3 (Messi 16′, 20′, Coutinho 61′)
Manchester United 0

Manchester United vs FC Barcelona - Football tactics and formations

El gol del Barcelona cortó en seco la alegría del Manchester United, aunque el 2-0 inmediatamente posterior noqueó casi toda aspiración de los pupilos de Solskjaer. Cuatro minutos después de abrir la lata, Messi volvió a recibir en la frontal del área después de que Fred perdiera una disputa por un balón dividido. El argentino golpeó con la derecha, sin demasiada fuerza, pero su remate se escurrió por debajo del cuerpo de David De Gea. Dos errores graves del Manchester United, dos fallos individuales, sepultaron la esperanza colectiva de emular la remontada de octavos en París y propiciaron una noche plácida para el Barcelona, que se dedicó a esconder el balón una vez ahuyentado todo fantasma. Arthur se hizo con la manija del encuentro y destacó también en labores de presión, con un trabajo oscuro para tapar los primeros pases de Fred, Leo Messi desquició a Phil Jones en cada intervención en tres cuartos e incluso Coutinho aprovechó el contexto favorable para marcar su tercer gol en esta edición de la Champions.

El ex del Liverpool selló la goleada con un tanto marca de la casa en el segundo tiempo. Messi encontró a Jordi Alba con un desplazamiento en largo, el lateral azulgrana dejó la pelota para el futbolista que llegaba de cara a la frontal del área y Coutinho fusiló a De Gea con un tiro lejano de bella factura. El tanto redondeó una buena actuación del brasileño, muy implicado en el trabajo sin balón para generar espacios para las incorporaciones de Jordi Alba. Sin Dembélé sobre el césped, Coutinho fue uno de los jugadores que más movimientos de ruptura y arrastre intentó bien para alejar a Lindelöf de Smalling o bien para arrastrar al sueco hacia su área.

Lionel Messi of FC Barcelona during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919 03/10/2018
Lionel Messi marcó los dos primeros goles del Barcelona. Foto: Focus Images Ltd.

Minimizó daños Solskjaer con la introducción de Dalot por Martial. El Manchester United acabó con cinco defensas en el tramo final para evitar males mayores que mermaran la confianza de un equipo que ahora deberá pelear por asaltar la cuarta posición de la Premier. A dos puntos del Arsenal (4º) y a tres del Tottenham (3º), un billete para disputar la próxima edición de la Champions facilitaría la misión de renovar una plantilla con dinamita en ataque pero con carencias para imponer su calidad en la medular o mostrar mayor autoridad en su área. Lo necesita el Manchester United para recortar la distancia con los mejores clubes de Europa. Los diablos rojos no figuran entre los cuatro últimos aspirantes a alzar la Copa de Europa desde la primavera de 2011. Justo a ese peldaño regresa el Barcelona tras tres temporadas de ausencia.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Yo destacaría el papel de Arthur hoy. Quizás no muy valorado esta noche -sí en el artículo, por cierto- pero su actuación fue simple pero verdaderamente relevante. No solo el Barça encontró en el carril exterior la vía más clara para dar aire a su salida de balón, también supo ver, especialmente con el marcador en ventaja, el espacio generado entre las líneas del United a raíz de su elevada presión.

Ese pase vertical de ruptura no le perteneció a Arthur, con Busquets o incluso Rakitic buscando con más asiduidad las recepciones de Luis Suárez o Coutinho. Pero en el ‘antes’ de ese pase de ruptura entraba en juego Arthur. Y lo hacía a la perfección. Jugando rápido, de cara, en pocos toques, atrayendo presión y con ello generando espacios a su espalda y sabiendo qué hacer con balón en todo momento. Un clínic que quizás puede pasar más desapercibido, pero clave para que el Barça tuviera más desahogo a la hora de sacar el balón.

Partido con una lectura algo complicada porque, como bien decís en el artículo, el despliegue del United sorprendió al Barcelona; pero, al igual que el manotazo de Smalling noqueó a Messi en la ida, el gol del argentino sepultó la animosidad de los diablos rojos.
Decepcionante Pogba durante la eliminatoria. La supuesta dinamita de la delantera Red no asusta a los grandes de Europa y la defensa demasiado física, sin cintura para ofrecer soluciones distintas.
El equipo que montó Mouriño marca la línea de un fútbol vetusto y obsoleto. La renovación de la plantilla empieza de cero 400 millones después.

Mal partido de Pogba, me dejó mala impresión, no le salió nada bien. Cantada indecente de De Gea en el peor momento posible. Bien McTominay, jugador a tener en cuenta para el futuro del United.
En el Barcelona, todo correcto y Messi decantando la balanza. No se valora por las veces que lo hace, que parece normal y hasta fácil, pero el primer gol es una delicia. Sienta a dos defensas, los dos restantes reculan por temor y la ajusta al palo largo con efecto. Muy bien Arthur, pensar que tiene 20 años me da una paz interior…

Merecidisimo el pase del Barcelona a seminfinales. Sin duda es uno de los cuatro mejores equipos de Europa esta temporada.

Dicho esto, muy poquito del Manchester United. Solksjaer tuvo un equipo muy positivo, de forma muy rapida, sobre el Manchester United. No solo en resultados, sino en sensaciones: supo crear un bloque y supo potenciar a las figuras individuales. Es cierto que a todos nos daba la sensacion de que los resultados estaban por encima del rendimiento del equipo, pero no se ganan tantos partidos seguidos por suerte. Creo que Solksjaer dio con la tecla y construyo un buen equipo de futbol, Sin embargo, poco queda de todo aquello. El Manchester United vuelve a ser un equipo que transmite poca autoridad. Con Liverpool y City a un nivel altisimo, parece dificil el futuro de los Red Devils.

Responder a theblues Cancelar respuesta

*