Barcelona-Chelsea: nuevas preguntas y viejos fantasmas

Antonio Conte manager of Chelsea embraces Ernesto Valverde manager of FC Barcelona during the UEFA Champions League match at Stamford Bridge, London
Picture by Simon Dael/Focus Images Ltd 07866 555979
20/02/2018

Barcelona y Chelsea se citan en el Campo Nou veintiún días después de colisionar con estruendo en Stamford Bridge, donde ambos equipos plasmaron sobre el césped las virtudes y los defectos de dos proyectos alejados entre sí en fondo y forma. Al Barça se le suele atragantar el muro blue, al que aludió Ivan Rakitic minutos después de rescatar un valioso empate en Londres (1-1). La rocosa propuesta inglesa nunca ha sido de fácil digestión para un conjunto que respira aliviado al poder contar con los servicios de su hilo conductor: Andrés Iniesta. El manchego sufrió una pequeña rotura muscular el pasado día 3 y Ernesto Valverde no ha querido confirmar su presencia en el once titular, aunque la titularidad del cerebro culé se da por hecha en base a las últimas pruebas prepartido. «Es un genio del fútbol. Yo suelo compararlo con Pirlo, son genios. No sé si podrá jugar, pero no creo que quiera perderse un partido como este», destacó Antonio Conte en su última comparecencia ante los medios de comunicación. Los pequeños boquetes en el impermeable entramado defensivo del Chelsea se convierten en grandes grietas cuando uno ve el fútbol a través de los ojos de Iniesta.

Ernesto Valverde, sobre Andrés Iniesta: “Es un partido importante, en el que se deciden muchas cosas. En esta clase de encuentros, de no retorno, se puede arriesgar. Lo que hay que calibrar es lo grande que puede ser el riesgo”.

Los blaugranas son conscientes de la necesidad de ponerse el mono de trabajo y de armarse de paciencia en la elaboración de su juego de ataque ante un rival ordenado y capaz de estirarse al contragolpe, y para alcanzar su objetivo contarán con los servicios de un Leo Messi Padre por tercera vez e Hijo y Espíritu Santo de manera permanente cuando la pelota echa a rodar. El argentino se perdió la visita liguera a Málaga y ahora regresa a tiempo para guiar a los suyos a los cuartos de final de la máxima competición continental, la misma que se le resiste desde mayo de 2015.

Enfrente, el estratega Conte, triunfador en el tablero del Bridge, se verá obligado a despejar una de las grandes incógnitas de la noche sesenta minutos antes del pitido inicial: ¿decidirá repetir con Eden Hazard como referencia en punta o acomodará al belga en la banda izquierda, donde se siente más cómodo y es más productivo, reservando el 9 para Álvaro Morata u Olivier Giroud? Las condiciones del atacante español encajan a la perfección con los pocos defectos que enseña un Barça pétreo en su última línea. El Chelsea le pide a su killer lo que le exigió antaño a Fernando Torres, héroe en Barcelona (2-2) y figura determinante en la consecución del título europeo en 2012: sacrificio sin balón, astucia para incomodar a la retaguardia local cuando Kanté, Fàbregas o Willian recuperen el esférico y colmillo en los metros finales, pues un único gol alteraría por completo el escenario.

Willian of Chelsea celebrates after scoring during the UEFA Champions League match at Stamford Bridge, London Picture by Simon Dael/Focus Images Ltd 07866 555979 20/02/2018
Willian, extremo del Chelsea, autor del tanto blue en Stamford Bridge (Foto: Simon Dael/Focus Images Ltd).
La lesión muscular arrastrada por el portugués Semedo imposibilita adelantar a Sergi Roberto a la línea de medios, y la inelegibilidad de Philippe Coutinho, habitual con el Liverpool en Europa durante la primera mitad de la temporada, reduce a cuatro el ramillete de opciones para completar el centro del campo barcelonés: Paulinho, André Gomes, Aleix Vidal y Dembélé compiten por un puesto entre los once elegidos por el cuerpo técnico. La experiencia, el sacrificio y el don de la oportunidad del brasileño invitan a pensar que él podría ser el seleccionado para dar soporte a Busquets, Rakitic e Iniesta por delante de la zaga catalana, aunque el notable partido jugado por Dembélé en La Rosaleda le abre una puerta a la esperanza al galo. «Cuando un jugador hace un buen partido es bueno para ganar confianza. Se ve que tiene algo», declaró a su favor Valverde en la tarde de ayer. El desequilibrio de Ousmane, no exento de imprecisión cuando los rivales se acumulan y tratan de entorpecer su camino, se antoja más explotable desde el inicio que en un contexto desfavorable para los intereses culés. Si el Chelsea anota, los metros para correr serán más escasos, las ayudas en la frontal del área blue se multiplicarán y el francés encontrará más trabas para oxigenar a sus compañeros con sus eléctricos regates.

Antonio Conte prepara a su equipo para sufrir: «En la ida hicimos un buen partido, casi perfecto, pero nos penalizó un error puntual: ahora tenemos que hacer lo mismo, un partido casi perfecto, intentar dar lo mejor de nosotros mismos y estar concentrados en todo momento, sabedores de que habrá momentos de sufrimiento. Tenemos que estar preparados para sufrir. Cuando hablo de sufrimientome refiero a lo que le pasa a cualquier equipo que se enfrenta al Barça, porque le gusta dominar el juego, tener el balón. Tenemos que ser compactos y saber sufrir, defender bien y cuando tengamos el balón, saber atacar para hacerles daño. No será fácil, pero tenemos que estar dentro del partido en todo momento».

Conte no oculta que su Chelsea planea espesar todo lo posible un encuentro en el que un desenlace holgado resultaría sorprendente para todos los protagonistas, y el Barça se resiste a consentir que la pelota no circule lo suficientemente de prisa como para despistar al nutrido grupo de soldados azules que protegerán con ahínco la portería defendida por Thibaut Courtois. En la Liga de Campeones de las goleadas escandalosas en los octavos de final, de las contadas sorpresas y del evidente desequilibrio entre los cuatro o cinco proyectos destinados a levantar la Orejona y el resto de participantes, el Clásico europeo moderno promete emociones fuertes.

Alineaciones probables: Barcelona-Chelsea, miércoles 14 de marzo a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Barcelona vs Chelsea - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Hola Marcadorint, llevo algunos años siguiendolos y al leer el articulo me surgio la siguiente pregunta: ¿Los equipos a los que aluden con “los proyectos europeos destinados a ganar la Copa de Europa” son estos: Real Madrid, Barcelona, Juventus, Bayern Munich y Manchester City? O tal vez incluyen a otros en su conjunto?

No entiendo lo de “Héroe Torres”, el “Niño” metió gol en la última jugada del partido cuando su equipo ya tenía el marcador favorable.
Salió en el 80 y lo hizó todo mal, excepto el gol en el 92. Nada de héroe

Nunca ha ganado el Chelsea en el Camp Nou, si bien no necesitó la victoria en 2012 para pasar la eliminatoria. El mismo resultado de entonces le valdría hoy. Sin embargo, hay un factor “ambiental” que separa las dos eliminatorias. Este Chelsea es mejor en el 1×1 que aquel de 2012 de largo, pero como conjunto me surgen dudas. Varios jugadores importantes parecen estar bastante desconectados ya de la era Conte, aunque le queden, mínimo, unos meses para finalizar y ese hecho puede ser determinante en un planteamiento que requiere gran compenetración e implicación. Sería un error insistir con Hazard de falso 9 porque, habiendo declarado que para él es frustrante jugar ahí, no creo que rindiese al máximo de lo que puede dar. El tema es que, tras sus suplencias recientes, tampoco creo que Morata esté muy contento. Todo depende de lo convencido que esté el grupo de poder hacer algo en la Champions. Si no lo están, puede ser el día para hacerle la cama definitivamente al italiano.

No va a suceder pero salir con Vidal y Dembele en las bandas y con las subidas de los laterales provocaría un dos contra uno obligando que el central de ese lado o uno de los pivotes salga en apoyo del carrilero y abriría un hueco en la defensa del Chelsea que con Suárez fijando a parte de la defensa y con Messi como verso libre podría hacerles un roto y dejando a Iniesta para la última media hora y terminar de matar al Chelsea. Está idea es porque forzar a Iniesta me parece una temeridad por si se termina de romper.
Pongo este planteamiento porque aquí hay muchos que han visto más al Chelsea esta temporada qué yo y pueden valorarla con más criterio.
Hablando en clave Chelsea hazard lo pondría de falso 9 porque es menos disciplinado defensivamente, aunque salir con morata e intercambio constante entre el y hazard descolocaría a la defensa del Barça más que si esta siempre como falso 9 hazard o con un morata fijo arriba

Deja un comentario

*