El Bayern no se toma días libres

Head coach of Bayern Munich Jupp Heynckes (right) with assistant Peter Hermann during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
20/02/2018
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-180220-0058.jpg

El Bayern se puso el mono de trabajo a la orilla del Bósforo y no tuvo piedad del Besiktas, que se despidió de la Champions con una derrota agridulce ante su hinchada. El equipo turco quiso imponer un ritmo alto para propiciar un encuentro en el que sus atacantes recibieran muchos balones para intentar desbordar a la zaga bávara y asumieron el riesgo de exponerse a un intercambio de golpes, pues no saben jugar de otra manera, y chocaron contra un Bayern que manejó el trámite en Estambul con oficio y máxima profesionalidad. Los jugadores de Heynckes arrancaron el partido con una concentración altísima y no escatimaron esfuerzos para evitar que el estadio del Besiktas se encendiera con un mínimo chispazo local: pisaron el área rival desde el primer minuto y se mostraron particularmente reactivos en la presión después de cada pérdida. El Bayern mantuvo la agresividad sin el balón, estuvo atento en las coberturas y las ayudas y Ribéry explotó los espacios para hacer daño en conducción.

Besiktas 1 (Vagner Love 59′)
Bayern 3 (Thiago 18′, Gönül p.p. 46′, Wagner 84′)

Besiktas vs Bayern - Football tactics and formations

Una conducción del extremo francés dio origen al primer gol, en el primero de los tres centros laterales que acabaría en el fondo de la red local. Ribéry eliminó a varios rivales, combinó con Arturo Vidal y luego Thomas Müller centró con precisión al corazón del área para la llegada de Thiago, que definió con un toque sutil. El hispanobrasileño abrió la lata, pero también protagonizó la nota negativa del primer tiempo, pues se marchó lesionado. “Thiago indició que sentía dolor en la planta del pie. Tenemos que esperar a las exploraciones de mañana, pero no parece que sea nada grave”, explicaría Heynckes después del partido. Por precaución, Thiago se retiró antes de tiempo y con su salida del terreno de juego el Bayern rebajó las revoluciones del partido. Al descanso el técnico teutón también dosificó a Hummels para dar minutos a Niklas Süle.

La segunda mitad arrancó con un jarro de agua fría para el Besiktas. A los 30 segundos, Gönül despejó un centro de Rafinha hacia el fondo de su propia portería en un intento defectuoso de despeje. Sin embargo, el vigente campeón turco no se hundió y aprovechó la relajación del Bayern para intentar marcarle al menos un gol al gigante bávaro. Lo logró con una diana de Vagner Love tras una pérdida de Alaba cerca de su área, inimaginable en una eliminatoria de Champions en un contexto que no fuera un 0-6 global a favor del Bayern. Gönül se resarció del error del segundo tanto con un robo meritorio en la presión y el delantero brasileño superó a Ulreich para maquillar el marcador.

Kingsley Coman of Bayern Munich celebrates scoring his side's second goal of the game with team mates during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 20/02/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-180220-0072.jpg
Los tres goles del Bayern nacieron en centros desde las bandas. Foto: Focus Images Ltd.

El tanto del Besiktas dio rienda suelta a los mejores minutos del cuadro otomano, que incluso pudo empatar la contienda en la jugada inmediatamente posterior. Pese al once alternativo, con varios titulares habituales que se quedaron en el banquillo, las águilas lucieron su amor propio y creció la aportación de Quaresma, particularmente motivado en la segunda mitad. El portugués encaró a Rafinha en el flanco izquierdo del ataque turco y dejó su sello en el partido a base de golpeos con el exterior de la bota derecha y un centro de rabona, un clásico del extremo criado en la cantera del Sporting. No obstante, el Bayern sacó el látigo en el intercambio de golpes y dio por finalizada la tarea con el tercer gol de Sandro Wagner, ya en los últimos minutos del choque. El ex del Hoffenheim salió para dar descanso a Lewandowski, apercibido de sanción, y acompañó con el pecho al fondo de la red un centro de Alaba desde la banda izquierda. Resuelto el trámite tras la goleada en el Allianz Arena, el Bayern puede proclamarse campeón de liga este mismo fin de semana si gana al Leipzig y el Borussia Dortmund y el Schalke no suman los tres puntos en sus compromisos contra el Hannover y el Wolfsburgo.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Ojo al Bayern que este año parece que no tiene tanta presión en ganar la Champions y con Heynkens esta sólido. Para mi el problema que tiene es que va tan sobrado en Alemania siempre que cuando tiene que competir ivegualado en Europa le cuesta, pero yo no descartaria que Jupp consiguiera otro triplete y luego se marchara a su casa. xD

Deja un comentario

*