El Besiktas oposita a revelación

Quaresma se hartó de servir centros Foto: Focus Images Ltd.

Sin brillo pero con cuajo y una gran pegada, el conjunto turco ya se ha encaramado a la cima de un grupo muy democrático que empieza a comandar con tiranía. Entre el factor ambiental de jugar en el averno de Besiktas Park –al que le fallaron las luces en el segundo acto y se tuvo que suspender el partido 10 minutos–, su futbol práctico, su claridad de ideas y la determinación de sus mejores hombres, tuvieron más que suficiente para maniatar y desarbolar a un estéril e impreciso RB Leipzig, que mucho tendrá que mejorar su fútbol cándido si quiere optar a alguna cosa.

Besiktas 2 (Babel 11’, Talisca 43’)
RB Leipzig 0

Besiktas vs RB Leipzig - Football tactics and formations

Senol Gunes es consciente de que la vida es más fácil con una columna vertebral como la suya: Fabri sacando dos manos providenciales a Sabitzer, Pepe imponiendo su jerarquía atrás, el sempiterno Hutchinson recuperando balones (12, el que más del partido), Talisca batiendo líneas con su zancada y Tosun fabricándose las oportunidades. Como sucedió en el primer gol (y prácticamente la aproximación más tempranera del equipo): le anudó la cintura a Orban, se marchó por el exterior y metió un centro raso que acabó remachando de zurda Babel.

Mención aparte merece el repertorio del mago Quaresma, un fino estilista que sigue retorciéndose, como solo él sabe hacerlo en el mundo, para deleitarnos con sus centros con el exterior. Hay pocos jugadores capaces de simplificar el juego desde la más absoluta complejidad biomecánica. Así llegó el segundo gol, una obra de arte al filo del descanso: desquebrajó a Halstenberg por la derecha en una jugada marca de la casa, metió su envío característico al área y llegó como una exhalación Talisca, desde segunda línea, para aporrear la red con un testarazo inapelable. Ilsanker, su marca, iba en una avioneta destartalada y el brasileño, montado a lomos de un caza de combate. Cuestión de velocidades. El segundo tanto supuso un maravilloso déjà vu porque justamente los mismos protagonistas calcaron el primer gol ante el Oporto, con la salvedad de que, ante los lusos, Quaresma puso el centro con el interior de su bota. Con 2 goles de 3 disparos a portería, el Besiktas redondeó una primera parte impecable. Compactos atrás, eficaces arriba y con la llave ya echada al mar.

Pepe, Besiktas, Portugal Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678 04/05/2015
Pepe firmó una gran actuación. Foto: Focus Images Ltd.

Y eso que el Leipzig empezó con todo. Pese a las dudas con el estado físico de Naby Keita, acabó jugando de titular, debutando en Champions… y casi forzando su expulsión hasta en dos ocasiones en el ecuador de la primera parte. Anduvo revolucionado, impreciso y con demasiadas hectáreas por cubrir. Demme, su siempre fiel escudero, le echó una mano pero no podía incrustarse entre centrales para favorecer la salida y a la vez achicar agua en el centro del campo, territorio abonado pues para Talisca y sus piernas de gacela. Supo moverse, oxigenar al equipo en todo momento y generar desconcierto.

De hecho, Hasenhüttl movió pieza a los 30 minutos y parecía que el sustituido iba a ser Keita, pero al final el sacrificado fue Werner. Entró Klostermann en el lateral, Naby Keita se desplazó a la derecha, Sabitzer formó dupla con Augustin e Ilsanker, que sorprendió partiendo en el once titular como lateral derecho, pasó al doble pivote y empezó así su periplo por hasta tres posiciones. Luego, con la entrada de Kampl por Orban en el descanso, se alojó en el eje de la zaga junto a Upamecano. Pasados 20 minutos, agotó su último cambio y dio carrete al mejor revulsivo que tiene hoy por hoy el Leipzig: Bruma, un portento de velocidad y electricidad. Esta vez sí se marchó sustituido Keita pero apenas aportó concreción el joven extremo portugués.

Timo Werner es uno de los jugadores más codiciados del RB Leipzig. Foto: Focus Images Ltd
Timo Werner abandonó el terreno de juego antes de lo previsto. Foto: Focus Images Ltd

La segunda parte ya no tuvo misterio para un Besiktas que se dedicó a gestionar de la mejor manera sus posesiones y a dejar correr el cronómetro. Parapetó con muchos efectivos su área para bloquear los tiros exteriores del Leipzig, el único recurso que le quedó ante tan poca inventiva e inspiración, y se dedicó a sestear desde el orden y la disciplina táctica. No va de farol este Besiktas que ya suma 6 puntos, 5 goles a favor y tan solo uno en contra tras dos partidos. Además, encadena 10 partidos europeos sin perder en su feudo y transmite una sensación de experiencia, funcionalidad, pragmatismo y pegada que se antoja difícil que no siga teniendo recorrido. Tal vez sean palabras mayores pero el Besiktas ha presentado su candidatura a revelación de la fase de grupos.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Como leipzig quiera hacer algo en europa y en la misma bundesliga necesitara modificar su politica que fichar jugadores prospecto para dar paso a jugadores experimentados que bien le hacen falta, los que se supondria deben aportar experiencia como gulasci son realmente malos

Deja un comentario

*