El Celtic no materializa su superioridad ante un Bayern apático

Kingsley Coman of Bayern Munich celebrates with team mates after he scores their first goal during the UEFA Champions League match at Celtic Park, Glasgow
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
31/10/2017
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-EIB-171031-0042.jpg

El Bayern de Múnich tiró de efectividad en un partido mediocre para asaltar Celtic Park y confirmar matemáticamente su pase a la ronda de octavos de final. Sin dominar el encuentro en ningún momento, los de Jupp Heynckes (que mantiene su expediente inmaculado desde que regresó al banquillo bávaro) aprovecharon un error individual de Gordon y el poderío aéreo de Javi Martínez para anotar dos goles e imposibilitar así la gesta de un Celtic bravo y atrevido, pero que pecó de cierta bisoñez. Los de Brendan Rodgers agarraron el partido por la pechera, disputaron la posesión (49%-51%) y gozaron de más ocasiones que el gigante alemán, pero no estuvieron acertados de cara a portería. Dicen así adiós a sus mínimas opciones de superar la fase de grupos, y esperarán al enfrentamiento directo frente al Anderlecht para asegurar una plaza de acceso a la Europa League que a día de hoy parecen tener bastante atada.

Celtic 1 (McGregor 74’)
Bayern 2 (Coman 22’, Javi Martínez 77’)

Celtic vs Bayern - Champions League - 31st October 2017 - Football tactics and formations

Resulta imposible no empezar un partido a tope de motivación cuando se respira una atmósfera como la de Celtic Park en las grandes citas y se presencia una arenga como la que el capitán Scott Brown ofreció a todos sus compañeros. Inspirados por este ambiente de locura, los chicos de Brendan Rodgers arrancaron como un torbellino y sorprendieron a un Bayern que parecía estar de visita. Ya en los primeros compases los locales utilizaron un córner en contra para armar un rápido contragolpe que derivó en una situación de tres contra dos que a punto estuvo de penalizar al cuadro bávaro. Sin embargo, Stuart Armstrong no enganchó bien la volea con la zurda y el electrónico permaneció inmóvil. Minutos más tarde fue Moussa Dembélé, en una acción de pura autosuficiencia, el que metió el miedo en el cuerpo a Sven Ulreich.

El Celtic era perfectamente consciente de que todas sus opciones de puntuar pasaban por plantear un partido largo en el que no pasaran demasiadas cosas, pues en el intercambio de golpes tenía todas las de perder. Por ello, y aunque la mayoría de sus ocasiones llegaron al contragolpe, los de Brendan Rodgers utilizaron una posesión inocua para descansar con la pelota y bajar las revoluciones al encuentro cuando les convenía. El Bayern, por su parte, fue capaz de ganar altura y trasladar el juego a la zona de tres cuartos, pero una vez ahí notó muchísimo la ausencia de Lewandowski (o Müller, en su defecto). Los laterales abusaron de los centros cuando en realidad el área estaba despoblada de atacantes, pues James Rodríguez en ningún momento interpretó correctamente el rol que en teoría debería desempeñar un falso 9. El colombiano se movió con insistencia por todo el frente de ataque, pero ni mucho menos fue capaz de resultarle útil a su equipo, y Bitton y Boyata vivieron una noche más plácida de lo que nunca podrían haber imaginado. Tan sólo Coman, declarado mejor jugador del partido al término del mismo, agitó el árbol con su capacidad de desborde y sus conducciones alocadas.

Callum McGregor of Celtic and Javier Martinez of Bayern Munich during the UEFA Champions League match at Celtic Park, Glasgow Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 31/10/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-171031-0046.jpg
Javi Martínez fue uno de los protagonistas del partido. Foto: Focus Images Ltd.

Todo parecía más o menos controlado por los escoceses, pero mediado el primer tiempo el veterano guardameta Craig Gordon cometió un error grosero que terminó penalizando muchísimo a su equipo. Gordon midió mal en un envío largo de Ulreich y salió a por un balón al que nunca habría llegado, teniendo en cuenta además que su rival en la carrera era el velocísimo Coman. El extremo galo alcanzó la pelota con suficiencia y una vez que superó al arquero tan sólo tuvo que acomodar el cuerpo y definir con calma ante una portería desocupada. El Celtic acusó el golpe, y aunque siguió sin sufrir en exceso, su producción ofensiva se vio gravemente mermada a partir de ese gol en contra.

No obstante, los verdiblancos salieron del vestuario con ánimos renovados, y la segunda mitad comenzó de forma casi idéntica a la primera: con una clara ocasión de Stuart Armstrong, que esta vez sí que atinó con el arco y obligó a Sven Ulreich a lucirse. Aunque seguían por debajo en el marcador los locales dominaban los tiempos del encuentro, ya fuese a partir de la presión, la posesión o el repliegue bajo para lanzar rápidos contragolpes que castigasen la altura del Bayern. Los cambios dieron ritmo al choque, y a poco más de un cuarto de hora para el final Callum McGregor aprovechó una brillante conducción diagonal de Forrest con posterior asistencia para reestablecer la igualdad en el tanteador. Sin embargo, ese castillo de naipes que había costado tanto esfuerzo levantar se vino abajo cuando tres minutos después Javi Martínez tiró de poderío aéreo y aprovechó un centro de Alaba para volver a adelantar a su equipo y dar la estocada definitiva a un Celtic que ya se dio por vencido.

Callum McGregor of Celtic celebrates scoring their first goal during the UEFA Champions League match at Celtic Park, Glasgow Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 31/10/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-171031-0062.jpg
Callum McGregor celebra el gol del Celtic. Foto: Focus Images Ltd.

El fútbol, por enésima vez, nos volvió a recordar que se define en las áreas, ahí donde el Bayern se mostró mucho más letal y eficaz. Con la goleada del PSG sobre el Anderlecht el Grupo B queda definido, a la espera de que se resuelvan la primera y la tercera posición. El Celtic parece el claro candidato a saltar a la Europa League, donde tendrá la posibilidad de hacer cosas bonitas, mientras que el cuadro ahora dirigido por Heynckes mucho deberá mejorar si aspira a equipararse a un PSG que va sobre raíles y ya se atreve a desafiar a cualquier rival que se cruce en su camino hacia la consecución del trono continental.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Eso de que el Celtic fue muy superior…en ningún momento se le vio capaz de ganar el partido. El Bayern, con la ley del mínimo esfuerzo , con muchísimas bajas y pensando en el sábado. Ahora bien, con Ancelotti dudo que hubieran ganado…

Deja un comentario

*