El City perfora el acordeón suizo sin sudar

Pep Guardiola hugs Raheem Sterling of Manchester City after their team beat Huddersfield Town during the Premier League match at the John Smiths Stadium, Huddersfield
Picture by James Wilson/Focus Images Ltd 07522 978714??
26/11/2017

Pensábamos que para abrir el cerrojo del Basilea el Manchester City iba a necesitar un incisivo y casi quirúrgico ejercicio de ataque posicional y, como suele ocurrir, nos equivocábamos. No hizo falta. Como superó el conjunto citizen la elaborada organización defensiva del Basilea, con dos líneas de facto de cinco que se cerraban como un acordeón en los costados y que durante los 15 minutos iniciales parecieron ciertamente robustas, fue presionando con mucha energía sus propias pérdidas y aprovechándose de la deficitaria transición ataque-defensa del campeón suizo. Por ahí vino casi todo el peligro azul celeste.

El City se desplegó en campo contrario sin oposición y movió la pelota de un lado a otro con la habitual velocidad de balón que acostumbra, pero en un principio no fue capaz de penetrar en la estructura de su rival. Prácticamente no había espacio. Ese casi inédito 5-5-0 pasivo que diseñó Wicky juntaba muchísimo sus líneas e impedía al conjunto azul celeste profundizar a la espalda de sus mediocentros. Sin embargo, cuando el conjunto inglés perdía la pelota en campo rival y corría a recuperarla con voracidad, sí se percibía desorganización en su rival. Ante el aliento de los atacantes citizens, el Basilea era un manojo de nervios, y las pérdidas que cometían eran alimento para los hambrientos delanteros del City.

Basilea 0
Manchester City 4 (Gündogan 14′, 53′, Bernardo Silva 18′, Agüero 23′)

CSKA Moskva vs FC Basel 1893 - Football tactics and formations

El City mordía sin balón. Foto: Focus Images Ltd.
El City mordía sin balón. Foto: Focus Images Ltd.

Durante el tramo inicial, Oberlin le pegó un par de sustos severos a Ederson. El City se exponía tanto que había mucho espacio a la espalda de sus defensores y el joven atacante suizo, un verso libre incómodo y velocísimo, fue encontrado en un par de ocasiones por la calidad de Stocker y Elyounoussi. Ahí se pudo apreciar que su capacidad resolutiva no está de momento a la altura de sus condiciones físicas, por eso el conjunto rotblau no pudo sacar rédito de sus avisos.

Tras un inicio más equilibrado de lo que cabría esperar, un cabezazo de Gündogan asistido por la deliciosa pierna diestra de Kevin De Bruyne en un córner logró lo que se antojaba como la tarea más compleja de la noche para el conjunto de Pep Guardiola: abrir la lata. Con el tanto, una buena parte de la seguridad defensiva mostrada por el Basilea se vino abajo y se empezaron a percibir los nervios en la zaga suiza, que ante la baja de última hora de Balanta se había visto obligada a colocar a Taulant Xhaka, habitual mediocentro, en la posición de central.

El Basel compitió únicamente durante los primeros 15 minutos. Foto: Focus Images Ltd
El Basel compitió únicamente durante los primeros 15 minutos. Foto: Focus Images Ltd

El City, impasible ante los acontecimientos, siguió inmerso en su tarea, la de circular la pelota de un lado a otro sin excesiva verticalidad pero sin pausa. Fue aprovechando cada recuperación en campo contrario para correr y se encontró con la colaboración de un Tomás Vaclik que hizo la estatua en casi cada uno de los cuatro goles y que permitió al conjunto celeste encarrilar la eliminatoria antes de la primera media hora. Un zurdazo de un finísimo Bernardo Silva, francamente presente y muy entonado a nivel técnico durante toda la noche, supondría el 0-2 y un derechazo posterior del Kun Agüero engordaría el marcador sin ninguna piedad.

Con los tres tantos en el bolsillo, el conjunto inglés no quiso hacer sangre. Bajó el pistón. Se limitó a mover la pelota con templanza mientras pasaban los minutos y un abatido Basilea corría detrás de ella. Mientras tanto, pudo ver cómo caía otro tanto, permitirse hacer reaparecer a Leroy Sané y a David Silva e incluso la extravagancia de dar minutos a Danilo como interior izquierdo. Jamás hubo la más mínima percepción de que la eliminatoria pudiera volver a la vida.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Cuesta ensalzar a jugadores del Basilea tras una derrota tan incontestable, pero hubo algunos nombres que, dentro de su contexto, me gustaron. La calidad de Elyounoussi para tratar de organizar salidas, la personalidad de Lacroix y la energía de Oberlin, que estuvo muy impreciso pero fue molesto todo el partido.

Hay formas distintas de perder, y al menos el Basilea ha dado la cara , no como mi equipo , la Rea Sociedad que dio vergüenza el sábado ( como bastantes veces este año) y supongo que la volverá a dar contra el Salzburgo.

Deja un comentario

*