CSKA Moscú-Basilea: ambos se han ganado el derecho a soñar

Partido muy importante para la resolución del Grupo A el que viviremos en Moscú entre CKSA y Basilea. De hecho, el doble enfrentamiento entre ambos en las dos jornadas que se nos vienen encima será completamente definitorio. Hace unas semanas creíamos que para luchar por la Europa League, ahora parece que por un premio mucho más grande: seguir entre los grandes al menos hasta marzo. Y es que hablamos de dos conjuntos a los que nadie imaginaba tan vivos a estas alturas. Dos instituciones que sobresalen año tras año en su liga doméstica pero que sufren cuando salen a Europa. Cada uno por una casuística determinada, pero con el factor común de ser clubes históricos de países cuyos torneos locales aparecen a día de hoy en un tercer escalafón a nivel continental.

Hoy se enfrentan sabiendo que el que más puntos obtenga en las dos próximas citas quedará en una posición de privilegio para llegar a octavos, también gracias a una trayectoria en la que guardan similitudes. Ambos cedieron ante la lógica cuando se midieron al United, pero dieron la sorpresa ante el Benfica, cabeza de serie del grupo. Los rusos, por imponerse en Da Luz en la jornada inaugural. Además de que en el feudo de los encarnados no suele ganar cualquiera, también hay que tener en cuenta que, para los de Goncharenko, cada salida europea es una visita al dentista.

En el caso de los helvéticos, por una bacanal de juego y goles, un 5-0 que tardarán en olvidar en St. Jakob Park por razones obvias. Si uno echara ojo a la prensa suiza de hace un mes, no encontraría pronósticos halagüeños acerca de un equipo que va perdiendo puntales cada temporada que pasa: Bjarnasson, Doumbia, Embolo, Schär, Derlis… Pero entonces, en el debut europeo en casa, jóvenes talentos como Blas Riveros o Dimitri Oberlin se encargaron de recodarle a las plumillas que el rol del FC Basel 1893 en el fútbol moderno es otro: servir de primera estación para jugadores que un día llegarán a una liga superior y, más tarde, a una institución de renombre. Jugadores que, mientras usan al club como trampolín, le dan licencia para soñar. Ya sucedió en 2012 y 2015, donde los basilienses alcanzaron los octavos pasando por delante de United y Liverpool, respectivamente.

Dimitri Oberlin of Switzerland during the 2014 UEFA European Under-17 match at Gozo Stadium, Xewkija Picture by Tom Smith/Focus Images Ltd 07545141164 09/05/2014
El suizo Dimitri Oberlin brilló en la goleada contra el Benfica. Foto: Focus Images Ltd.

Poniendo el foco en lo que dará de sí el partido, el CSKA espera hacerse fuerte en un feudo que ya luce orgulloso de cara al Mundial del próximo verano. Allí, la última cita europea no fue fructífera, puesto que el United se dio un festín (1-4) ante un oponente ramplón. Y es que, a diferencia de su rival de hoy, el conjunto capitalino está basado en la vieja guardia. Ahí podríamos destacar al meta Akinfeev, los gemelos Berezutsky, Ignasevich, Wernbloom, Natcho e incluso ya a Dzagoev (hoy en el dique seco). La presencia de estos jugadores es la que convierte a los locales en un equipo rígido y de imaginación limitada. Y así sigue siendo en la 2017-18. Viktor Goncharenko no tiene un plan demasiado distinto al de Leonid Slutsky en su día, es decir, una defensa de tres centrales pesados y contundentes en el juego aéreo, dos carrileros y una línea de tres centrocampistas donde solo uno de ellos piensa en conectar con el ataque. En ausencia de Dzagoev, esa plaza quizá sea esta noche para Bibras Natcho. Donde más savia nueva se aprecia es, sin duda, en la delantera. Vitinho ya es protagonista habitual arriba, y sorprendería que no sea Olanare quien le acompañe, aunque Zhamaletdinov, goleador en Lisboa, también tiene chances.

En los visitantes, hay dudas acerca de cuál será la apuesta del técnico para reemplazar al lesionado Ricky Van Wolfswinkel. Podría ser otro punta que hiciera que no se pierda ese 3-4-3 que está dibujándose sobre el terreno de juego en estos albores de la temporada, aunque tampoco parece descabellada la entrada del marfileño Serey Die para calcar la propuesta del adversario y tener más presencia si cabe en el centro del campo. Habida cuenta de que Renato Steffen y Mohamed Elyounoussi parecen fijos por delante, la presencia del africano junto a Taulant Xhaka y Luca Zuffi configuraría un centro del campo poderoso. Será eso o apostar por la osadía, porque no hay que olvidar que en la recámara está el veinteañero Oberlin, a quien merece la pena volver a mentar. El atacante de origen africano no salía ni en las guías de la Champions ni en las colecciones de cromos hace unos días pero, tras su arrolladora presentación, Europa está deseando volver a verle. Habrá que ver cuál es la decisión de Raphael Wicky, pero no haría mal el técnico en recordar que ese talento desconocido es el que cimentó las anteriores sorpresas del elenco al que ahora dirige. Sin ir más lejos, la machada de la última jornada. La que les ha llevado dónde están ahora.

Sea como fuere, ambos contendientes tienen derecho a cerrar los ojos y pedir un deseo. Tras poner en jaque al Benfica y descubrir las vergüenzas del tetracampeón portugués, se lo han ganado.

Alineaciones probables: CSKA Moscú-Basilea, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

CSKA Moskva vs FC Basel 1893 - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*