Lloris sostiene y Kane sentencia

Tottenham Hotspur manager Mauricio Pochettino applauds his team's supporters following during the UEFA Champions League match at Signal Iduna Park, Dortmund
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
05/03/2019

Hugo Lloris sostuvo al Tottenham en Dortmund, donde el representante inglés en el próximo sorteo de cuartos de final de la Liga de Campeones firmó otro partido con luces y sombras, aunque el resultado no refleje lo sucedido con nitidez. La ventaja conseguida en el duelo de ida (3-0) se antojaba un botín difícil de birlar por los alemanes por varios motivos: la falta de pegada de los hombres de Lucien Favre en las últimas semanas en relación al número de situaciones de gol generadas, su desesperante fragilidad defensiva y el estupendo estado de forma del guardameta francés de los Spurs. A la postre, sería este último factor el más decisivo. Lloris lo paró todo en el Signal Iduna Park: por arriba y por abajo, remates lejanos y disparos a quemarropa. El internacional francés, decisivo contra el BVB en Wembley y fundamental en el empate del Tottenham contra el Arsenal en el derbi londinense, volvió a sacar a la palestra todo su repertorio de paradas ante un Dortmund valiente e incisivo, sobre todo hasta el paso por los vestuarios. El colíder de la Bundesliga intentó recortar distancias en la eliminatoria desde el primer minuto y de todas las maneras posibles, pero se topó con una actuación superlativa del guardameta rival. Ni Götze, ni Reus, ni Alcácer, ni Sancho lograrían perforar la meta de los Spurs.

Borussia Dortmund 0
Tottenham 1 
(Harry Kane 49′)

Dortmund vs Tottenham - Football tactics and formations

Los alemanes inclinaron el campo, buscaron crear superioridades por fuera, con Guerreiro en la banda izquierda y Sancho en la derecha, y pisaron el área gracias a la verticalidad de Alcácer, Götze y Reus. El torrente ofensivo local obligó al Tottenham a defender en línea de cinco. Así, los tres centrales se acularon en su propia área, los carrileros borraron de su cabeza el campo rival y Eriksen se recogió como interior izquierdo en el triángulo formado por Pochettino en la medular. Por delante, Kane y Son asumieron su papel de islas en tierra de nadie. Cargaba el juego de ataque el Dortmund y los dos puntas visitantes captaron el mensaje de inmediato: para evitar el susto era condición necesaria ponerse el mono de trabajo. Todos pusieron de su parte para sobrevivir al agobio, pero fue Lloris quien mantuvo la muralla de su equipo erguida. Y resistieron de principio a fin.

En términos globales, el panorama se aclararía todavía más para los Spurs al comienzo del segundo periodo. En el tercer acercamiento visitante del encuentro, Sissoko recogería un balón sin dueño en tres cuarto de campo y tendría la clarividencia suficiente para filtrar la pelota entre la línea de zagueros del Dortmund. Harry Kane recibió el esférico, lo controló poniéndose a sí mismo en ventaja, terminó de orientar su cuerpo y se fue directo hacia la portería sin pensárselo ni un segundo. El delantero inglés, inexplicablemente habilitado por Jadon Sancho en el perfil derecho en otra de las habituales desconexiones defensivas de los futbolistas del BVB, se citó con Bürki. Y no falló. Lo superó con un derechazo que se coló por el palo corto de la meta defendida por el portero suizo. El golpe de realidad resultó doloroso para Favre y compañía, porque crear situaciones de gol y no convertirlas supone desgastarse en el intento sin recibir ningún premio a cambio. Cuando el rival no perdona, el dolor es doble. En la primera mitad, el Dortmund había disfrutado de media docena de oportunidades para batir a Lloris, pero ninguna acabó en el fondo de la red; sin embargo, a la primera Kane liquidó el cruce de octavos sin despeinarse. Desde el 49′ hasta el final el partido careció de historia.

Harry Kane of Tottenham Hotspur scores his team's 1st goal to make it 1-0 during the UEFA Champions League match at Signal Iduna Park, Dortmund Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 05/03/2019
Así anotó Harry Kane el gol de la victoria (Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd).

De esta manera, el Tottenham avanza hasta la antepenúltima ronda de la Champions con una garantía consistente: su poderío en las áreas. Lloris marca diferencias bajo palos, Vertonghen luce en cualquier escenario y Kane es un delantero descomunal con el punto de mira bien ajustado. Si el equipo vuelve a encontrar un camino para hacer circular la pelota en el centro del campo y logra activar a Eriksen, la mezcla de ingredientes permitirá soñar a los Spurs con presentar un buen plato para poder compartir la mesa de los invitados más ilustres. Fuera de juego en la copas domésticas, Europa se presenta como la única vía de escape para un club apeado de la pelea por el título en la Premier League tras caer contra el Burnley y el Chelsea y empatar frente al Arsenal. Sin favoritos claros en la pelea por el título continental, Pochettino y sus futbolistas ya muestran sus credenciales para avanzar más allá de los cuartos de final. No conviene ignorarlos.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Bastante importante lo que dices respecto al Tottenham, su dominio en las áreas. Ese es tal vez uno de los factores claves en la Champions. Lo único tal vez Lloris, me parece un gran portero pero a veces comete algún error bastante gordo. Si le respetan las lesiones, sobre todo en el medio del campo, puede ser un equipo bastante duro.

Deja un comentario

*