El empate entre Chelsea y Atleti reparte decepciones

Michy Batshuayi of Chelsea clears from his own box during the UEFA Champions League match at Stamford Bridge, London
Picture by Simon Dael/Focus Images Ltd 07866 555979
05/12/2017

El Atlético de Madrid no sólo tenía que ganar en Stamford Bridge; también necesitaba que el Qarabag resistiese en Roma. Ninguna de estas dos variantes se cumplió: el Atleti empató ante el Chelsea y el Qarabag cayó en el Olímpico. Los del Cholo Simeone, por tanto, disputarán la Europa League. Esta temprana eliminación de los colchoneros pone fin a un ciclo de cuatro dignas participaciones en la máxima competición europea a nivel de clubes. Tampoco deja buen sabor de boca este 1-1 al Chelsea de Antonio Conte. Habían llegado a la cita clasificados para los octavos de final y en esta jornada pretendían hacerse con el liderato del grupo. Tendrán que conformarse con la segunda plaza.

Chelsea 1 (Savic 75’)
Atlético de Madrid 1 (Saúl 56’)

Chelsea vs Atletico - Football tactics and formations

En la línea de cal, de pie durante prácticamente todo el encuentro, estaban dos inquietos entrenadores propensos a dejarse la garganta. La lucha por la primera plaza del Grupo C era el incentivo del equipo de Conte, aunque ante un rival más necesitado no tuvieron problema alguno en esperar ordenados y buscar contragolpes. El conjunto del oeste de Londres jugaba con la serenidad que transmiten las botas de Cesc Fàbregas, capaces de dar un pase decisivo en cualquier momento, y el instinto arriba de la pareja Hazard-Morata.

El Atlético gozó de tramos de claro control del balón en campo contrario, con Koke adentrándose desde la banda para comandar los ataques, pero carecía de anchura y profundidad. Les costaba encontrar a su portento ofensivo, Griezmann, que tenía que bajar a recibir y caer a banda cada vez con más frecuencia. Cuando el Chelsea era quien tenía la posesión en ataque estático, los de Conte se topaban con un Atleti cerrado, que, a pesar de necesitar un gol, reculaba acumulando hombres atrás. Sus contados amagos de presión adelantada no hicieron sino facilitar la salida desde atrás del Chelsea.

Las ocasiones estaban siendo para los Blues. Tanto a la contra como en jugadas más pausadas. Morata dio el primer susto. El 9 recibió en la frontal un pase vertical del central Christensen, eje de la línea de tres centrales, se giró con facilidad y buscó portería con un disparo que se marchó ligeramente desviado por la derecha. Lo intentó de nuevo con un tiro desde dentro del área y con un remate de cabeza al inicio del segundo tiempo. Justo antes Christensen también había protagonizado otro testarazo que había puesto a prueba a Oblak. El meta esloveno ya había tenido que sacarle una mano providencial a Zappacosta en la primera parte.

Eran momentos de frustración para el Atleti. No es cómodo tener trabajo por hacer con el reloj de arena en marcha, y menos aún si no dependes de ti mismo. Eso sí, habían mejorado tras el descanso. Ganaron metros y empezaron a aumentar su presencia ofensiva. La esperanza llegó con la primera gran oportunidad del equipo madrileño, un tiro al poste de Filipe Luis, pero se difuminó en cuanto llegaron noticias desde Italia: la Roma había marcado. Para mantener viva la llama de la ilusión, Saúl, solo en el segundo palo, se encargó de marcar en un saque de esquina. Se la había peinado de maravilla en el primer poste Fernando Torres. Acto seguido, ‘El Niño’ fue sustituido por Yannick Carrasco. El camino al banquillo lo hizo entre aplausos de la que un día fue su afición.

Un tiro de Eden Hazard desviado por Savic provocó le dio el empate al Chelsea. Foto: Simon Dael/Focus Images Ltd.
Un tiro de Eden Hazard desviado por Savic provocó le dio el empate al Chelsea. Foto: Simon Dael/Focus Images Ltd.

Pocos minutos después de haber encajado, Conte le quitó pesó a su sólido centro del campo para ir más ligero en ataque: sacó a Bakayoko y dio entrada a Pedro Rodríguez. Más tarde metería a Willian por Zappacosta. Iba con todo a por el partido. El Atleti se había replegado. Los del Chjolo firmaban el resultado con una mano e invocaban un gol del Qarabag en Roma con la otra mientras el Chelsea les avasallaba. Hazard acabó propiciando el empate. Instantes después, en una salida en velocidad, el Chelsea rozó el 2-1: Morata erró un mano a mano ante Oblak.

Se gustó el Chelsea en el tramó final. Hazard tenía la energía del Diablo de Tasmania y no paraba de tratar de desbordar; Cesc seguía repartiendo pases marca de la casa; y Pedro y Willian habían salido con mucha hambre. Ante un Atleti a al desesperada, resultaba mucho más sencillo para el equipo de Conte explotar los espacios. Se dieron varias llegadas de peligro pero el marcador no volvió a moverse. Al final, reparto de puntos y reparto de decepciones, aunque con matices.

La megafonía del estadio invitó a la afición el Atleti a marcharse a casa con un eufemismo del clásico ‘vayámonos a dormir que estos señores se querrán ir’. Pero resultó inútil. Los colchoneros se quedaron cantándole a su equipo.

El Atlético jugará la Europa League. Foto: Simon Dael/Focus Images Ltd.
El Atlético jugará la Europa League. Foto: Simon Dael/Focus Images Ltd.
Foto de portada: Simon Dael/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*