El Manchester City no hace prisioneros

Manchester City manager Pep Guardiola questions a decision by referee Andre Marriner during the Premier League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
28/08/2016

El equipo de Guardiola ya no es aquel repleto de calidad y toque que ganaba bastante, sufría lo suyo y le costaba cerrar partidos. El nuevo City detecta el pavor en los rivales, huele sangre y se lanza a la yugular para devorar todo lo que pueda. Algo así ha sucedido en Róterdam; como ya preveíamos, Van Bronckhorst, sabiendo de la calidad que tenía enfrente, dio un paso atrás respecto a lo habitual y eso muchas veces impacta de forma negativa en equipos acostumbrados a dominar. Para ser justos no ayudó a los intereses del entrenador holandés encajar tan pronto el gol de Stones. La mezcla de todo esto, sumada al factor emocional del ambiente sensacional en De Kuip, pareció paralizar un poco a los locales mientras intentaban cazar las sombras azul cielo que les desbordaban una y otra vez por las bandas. Este Manchester City sacó el martillo desde el primer día para infundir terror.

Feyenoord 0
Manchester City 4
(Stones 2′, 63′, Agüero 10′, Gabriel Jesus 25′)

City vs Feyenoord - Football tactics and formations

Apareció el combinado local con el esquema habitual de 4-3-3 pero con la intención de esperar detrás del balón para robar y hacer daño a la contra con la velocidad de los extremos y Kramer esperando algún balón suelto o alguno que prolongar para la gente que llegara del centro del campo. Dio igual: a los 2 minutos Silva puso un buen balón desde la izquierda que remató Stones a gol. Aunque esta vez no jugó con carrileros, el conjunto de Pep usó a Walker y Mendy como estiletes otra vez, manejando la ayuda de Fernandinho para tapar cada subida de los laterales -que por cierto, y aunque no descubra nada, son buenísmos-. Es bueno Mendy y no lo es menos Walker. Precisamente en medio del colapso local, el internacional inglés puso un buen balón desde la línea de fondo que Sergio Agüero remató muy bien al primer toque. En medio del festival visitante, Gabriel Jesús hizo el tercero. El brasileño jugó en la izquierda aunque con clara tendencia hacía la punta de ataque dejando a Mendy todo el pasto para que el “búfalo” cabalgara a sus anchas. Tuvo más ocasiones antes del descanso el equipo inglés pero no acertó a ampliar la goleada.

Agüero marcó un gol en la ida (Foto: Focus Images Ltd)
Sergio Agüero marcó el segundo gol en Róterdam con un gran remate al primer palo. Foto: Focus Images Ltd.

Tiró de valentía el cuadro local en el segundo tiempo pero de poco sirvió. Tonny Vilhena intentó arrastrar al equipo en el arranque de la segunda mitad ante los aplausos de una afición entregada pese el resultado. Pero, como hemos dicho, este City no concede nada, volvió a dominar el balón y buscó incesantemente más goles sin pararse a pensar en una posible clemencia para con su rival. De Bruyne se sumó a la fiesta y centró perfecto para que de nuevo Stones, en posición de delantero centro, confirmara su doblete. Además el partido permitió a Guardiola marcarse una exhibición de poder sacando desde el banquillo a Delph, Sané y Sterling en plan: “hoy no lo necesito pero, si hace falta, tengo arsenal de sobra”.

Para los holandeses el partido deja un amargo regusto de realidad que puede pesar mucho en un grupo realmente complicado incluso para ser tercero. Les toca reflexionar y mejorar.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

El gol cayó muy temprano, el planteamiento bahh, me fastidia, pero que se le va a hacer, era muy difícil que los de Roterdam dieran la sorpresa pero como se dieron las cosas mas aun, como el partido de Olympiakos, esos goles tempranos que te cambian todo, una lastima.

Deja un comentario

*