Feyenoord-Nápoles: partida simultánea entre Rotterdam y Járkov

overview stadium outside before the Dutch Eredivisie match at De Kuip, Rotterdam
Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929
13/08/2017
***NETHERLANDS OUT***

Los partenopeos no dependen de sí mismos para estar en el siguiente sorteo, palabras mayores para uno de los conjuntos más estéticos y dominadores de Europa. Necesitan una victoria en su partido y confiar en la aplastadora capacidad del City para seguir dulcificando su rutina de victorias. Por lo tanto, el Nápoles tendrá también la vista puesta en lo que suceda a 2.470 quilómetros al este, donde se cortará realmente el bacalao. Con un empate del Shakhtar, las esperanzas napolitanas se irán al traste.

Y eso sería cruel, y no por ello injusto, porque el Shakhtar ha hecho una gran fase de grupos. Pero hablo en términos de crueldad porque el Nápoles se acaba de dejar el liderato de la Serie A en una derrota ante la Juventus en San Paolo con gol, para más inri, del hijo pródigo no reconocido Higuaín. Un tropiezo directo que ha comprimido (y otorgado emoción en dosis iguales) a la pugna por el cetro: Inter, Nápoles y Juventus, metidos en una bolsa de dos puntos de diferencia. Corren tiempos de oligarquía, como cuando los cromos eran Maradona, Platini, Rummenigge, Briegel, Larsen y Sócrates.

“Pondré el mejor equipo posible. Será un encuentro duro porque el Feyenoord está jugando mejor ahora y está más fiable atrás. Fui galardonado con el trofeo al mejor entrenador de la Serie pero mis jugadores son una de las mejores generaciones de la historia del club. Sería genial si pudiéramos pasar a la siguiente ronda”. Maurizio Sarri.

Por eso, otra decepción como la de no meterse en octavos podría ser un punto de inflexión negativo para el equipo. O tal vez todo lo contrario y le daría el punto de estabilidad necesario para centrarse al casi 100% en conquistar el Scudetto de una vez por todas, ahora que la Juventus no gobierna con la tiranía de los últimos años. Y el equipo, a nivel de carga, sin duda lo agradecería. Sarri los hace brillar pero también los exprime en demasía, sobre todo a su once de gala, que se recita de memoria desde hace años en las escuelas napolitanas. El que menos ha jugado de estos once (Jorginho) ha disputado casi 1.400 minutos. Y el futbolista número 12 es Zielinski con 800 y el decimotercero Diawara con 600. Se trata de una brecha considerable. Un desgaste de los titulares que ya ha condicionado el depósito energético del Nápoles en el tramo decisivo de la temporada en más de una ocasión.

José Callejón of Napoli in possession of the ball during the UEFA Europa League match at the Liberty Stadium, Swansea Picture by Tom Smith/Focus Images Ltd 07545141164 20/02/2014
José Callejón es uno de los fijos en los onces de Sarri.

Aun así, su clasificación es factible porque el City está intratable y saldrá con todo para evitar adulterar la competición. Con todo el respeto y ambición me refiero porque seguramente dará carrete a los menos habituales Foden, Brahim, Yaya Touré, Danilo y Gundogan. Los de Guardiola aún no saben lo que es perder esta temporada y suman 21 victorias entre Premier, Copa y Champions de un total de 22 partidos disputados. Una auténtica barbaridad. Como para empañar ahora tal marcha celestial.

A todo esto, y tras analizar a Nápoles, Shakhtar y City, encontramos al cuarto equipo en discordia, que es precisamente el rival de los partenopeos. Algo tendrá que decir en esta múltiple cita a ciegas, supongo. Un Feyenoord que no querrá despedirse de la competición con unos números tan paupérrimos: cero puntos, 13 goles recibidos y tan solo tres a favor. El hecho de estar sin opciones, ni tan siquiera para la Europa League, le quita totalmente la presión y esto, unido a su insultante media de edad de 24 años, le confiere cierta peligrosidad. A 14 puntos del intratable PSV en la Eredivisie, el Feyenoord anda carente de alegrías y una buena victoria en su feudo podría revitalizar a los bisoños de Van Bronckhorst.

“No tengo que motivar a mis jugadores para este encuentro. Ellos ya lo están. Es nuestro último partido en Europa y nuestra última oportunidad para conseguir un buen resultado. Tampoco sería una pesadilla finalizar con 0 puntos. Lo importante es que hemos mejorado durante la fase de grupos”. Gio Van Bronckhorst.

“Ahora tenemos que luchar por el honor del club y cerrar la participación europea con un buen resultado”. Sven van Beek.

Pese a lo mucho que hay en juego, Sarri se plantea rotar y ensamblar piezas secundarias como Maggio, Chiriches, Giaccherini, Rog u Ounas, el talentoso argelino que costó 10 millones del Burdeos. El chispeante Zielinski se postula como relevo de Insigne, que ni tan siquiera se vestirá de corto. Vuelve Koulibaly y el Nápoles seguirá sin contar con Ghoulam y Milik. Por parte del Feyenoord, las bajas afectan a la estructura defensiva: Botteghin, van der Heijden, Haps y El Ahmadi. Amrabat será duda. Las piezas se van situando en el tablero. Que empiece la partida. En Rotterdam y también en Járkov.

Alineaciones probables: Feyenoord – Nápoles, miércoles 6 a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Napoles vs Feyenoord - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*