El gol se resiste

lyonbarca

Después de algo más de dos meses sin escuchar el himno de la Champions League, el Olympique de Lyon y el Barcelona mantuvieron vigentes sus respectivas rachas de resultados. El OL acumula ya seis empates consecutivos en la máxima competición continental, mientras que en el caso del Barcelona siguen siendo tres años sin conocer la victoria a domicilio en una eliminatoria de la Champions (en un total de seis partidos jugados).

Últimos resultados del Barcelona fuera de casa en eliminatorias de Champions:

Olympique de Lyon 0-0 Barcelona

Roma 3-0 Barcelona

Chelsea 1-1 Barcelona

Juventus 3-0 Barcelona

PSG 4-0 Barcelona

Atlético de Madrid 2-0 Barcelona

Uno de los nombres propios a la hora de intentar despejar las incógnitas en la alineación del Barça era el de Sergi Roberto, al que finalmente nombró Ernesto Valverde como uno de los once elegidos cuando recitó el equipo titular en el hotel de concentración del conjunto blaugrana. La duda no residía únicamente en si Sergi Roberto partiría de inicio, sino en qué demarcación lo haría. Valverde optó por adelantar al polivalente futbolista de la cantera al centro del campo, dejando a Nelson Semedo como dueño del lateral derecho. La entrada de Sergi Roberto en el mediocampo permitiría al Barça desplegar un 4-4-2 en fase defensiva con el de Reus volcado al sector derecho, con Ousmane Dembélé en el flanco opuesto y con Ivan Rakitic situado unos metros a la izquierda de Sergio Busquets. La posición de Sergi Roberto sobre el campo cuando el Barcelona no tenía la pelota era una medida para contener las enérgicas incorporaciones de Ferland Mendy desde el lateral zurdo del Olympique de Lyon. Evitar la superioridad de Mendy por esa banda era una de las claves de Valverde para desarticular o al menos minimizar el juego ofensivo de los franceses.

Pese a que en la rueda de prensa previa al partido había comentado la posibilidad de actuar con tres centrales, lo cierto es que Bruno Genesio presentó una de las alineaciones con matices más ofensivos que se pueden ver en este OL: un claro 4-2-3-1 en el que los dos futbolistas del mediocampo (Tanguy Ndombele y Houssem Aouar) tienen vocación de ataque y unos recursos enormes con la pelota. Genesio descartó la opción de jugar con un central más y también la variante de incorporar a un mediocampista de mayor despliegue defensivo como Lucas Tousart o Pape Cheikh.

Olympique de Lyon 0 
Barcelona 0

Barcelona vs Lyon - Football tactics and formations

El Olympique de Lyon tuvo un buen inicio de partido, que se prolongó por espacio de aproximadamente media hora. No fue un equipo tan efervescente como otras noches de la temporada (por ejemplo, aquella recordaba victoria en casa del Manchester City) pero empezó mirando de tú a tú al Barcelona, sin excesivos complejos, desplegando a Mendy por todo el carril izquierdo, buscando el juego de Moussa Dembele de espaldas a la portería, las diagonales de Martin Terrier de fuera hacia dentro y, sobre todo, aquello que fuesen capaces de crear con el esférico Ndombele y Aouar. Ambos cometieron algunas pérdidas muy peligrosas en campo propio, pero también demostraron con el paso de los minutos que en campo ajeno son futbolistas que necesitan muy poco para ver un pase de primera categoría o para romper con una conducción de balón. Son dos futbolistas -ambos muy jóvenes aún, por cierto- a los que la responsabilidad de jugar en un marco tan grande como el de la Champions League no les condiciona negativamente.

Uno de los problemas con los que se encontró el Lyon incluso en los tramos de partido en los que mejor estuvo sobre el campo fue la incapacidad de Memphis Depay para llenar el vacío dejado por Nabil Fekir. El holandés, que tanto repite aquello de que él es un futbolista para jugar en uno de los grandes clubes del continente y que tanto habla acerca de su calidad, tenía una oportunidad propicia para reivindicarse. En una demarcación adecuada: como mediapunta, centrado y cerca del área. Finalmente su aportación fue realmente discreta y decepcionante.

Lyon players look in relaxed mood before the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 19/09/2018
Moussa Dembele, Ferland Mendy y Tanguy Ndombele fueron titulares frente al Barcelona / Foto: Focus Images Ltd

El Olympique de Lyon nunca recuperó tras el tiempo de descanso el tono que había tenido durante muchos minutos de la primera mitad. El Barça se llevó el partido a su terreno y no concedió prácticamente nada en defensa en todo la segunda mitad, algo a destacar sea cual sea el adversario en un compromiso a domicilio en la Liga de Campeones. Al Lyon, de hecho, le costó mucho llegar a campo contrario en la segunda parte y ya no pudo subir las revoluciones del partido en ningún otro momento.

Ahí se repitió el mayor hándicap del equipo de Ernesto Valverde: los problemas para acabar las jugadas. Sobre el campo se podía observar a un equipo en el que sus centrocampistas tienen poco gol (no en Lyon, sino en general en sus trayectorias profesionales) y en el que su ‘9’, Luis Suárez, estuvo totalmente desacertado en los metros finales. Eso reduce mucho el abanico de posibles candidatos para batir al rival y acaba por reflejar una vez más lo mucho que se pide y que se espera de las botas de Leo Messi.

Que Jason Denayer, el irregular defensa central belga, fuese el más destacado de todo el Olympique de Lyon en el segundo periodo tiene mucho que ver con la zona del terreno de juego en la que se jugó mayoritariamente tras la reanudación. Porque el Barcelona controló la situación y buscó la portería de Anthony Lopes.

Barcelona Suárez - Focus
Luis Suárez no marca un gol fuera de casa en la Champions desde el año 2015 / Foto: Focus Images Ltd

Preocupación por Suárez

En el apartado de asuntos que preocupan al barcelonismo destaca por encima de otros la figura de Luis Suárez por tres motivos distintos pero relacionados entre sí. Primero, por su papel en el campo del Olympique de Lyon: lento, errático y sin capacidad para finalizar jugadas. Segundo, por su racha goleadora en este 2019: dos goles anotados en sus últimos diez encuentros. Y en tercer lugar, su estadística negativa en la Champions: Suárez no ha visto portería fuera de casa en esta competición desde el año 2015. Son bastantes los partidos durante este periodo de tiempo en los que el Barcelona ha necesitado a Suárez conectado de cara a la portería pero no lo ha encontrado. Tampoco en la noche de Lyon. Si el Barça quiere seguir aspirando a ganar este trofeo y no aumentar de forma desmedida su dependencia de Leo Messi, necesita recuperar una mejor versión del ariete uruguayo. Salvo que haya una lesión de por medio, Suárez va a ser el ‘9’ del equipo seguramente en todos los minutos posibles mientras esté vivo en la Liga de Campeones. Kevin-Prince Boateng, que ni siquiera estuvo en el banquillo frente al Lyon, no le va a quitar el puesto.

El gol últimamente se le resiste tanto a Luis Suárez en este tipo de compromisos como se le resistió al Barcelona al completo durante los 90 minutos en el Parc OL.

parcol

Foto de portada: MarcadorInt

Related posts

4 comments

Muy bueno Ndombele, a ver donde acaba el muchacho. Son distintos, pero me parece más hecho que Aouar.
Lopes lleva años ya manteniendo un nivel muy bueno, su caso me recuerda al de su compatriota Rui Patricio, está ya para una liga de nivel mayor.
Mal resultado para el Barcelona. El Camp Nou es mucho campo, pero el OL demostró que puede marcar en cualquier momento, y para la vuelta estará Fekir.

Y otro partido más del Barça sin anotar fuera de casa en eliminatorias Champions. Sin marcar goles fuera de casa, pasar rondas en Champions se convierte en una misión aún más difícil

Dembele cogiendo ritmo, Messi recuperándose de su lesión, Coutinho falto de confianza y Luis Suárez en un pésimo estado de forma están coincidiendo en el tramo decisivo de la temporada. Lo mejor que le puede pasar al Barcelona es que se sostenga hasta que algunas de sus piezas mejoren.
También hay que comentar que su faceta defensiva está en el momento más dulces. Por ellos se sostiene el equipo.

Falto el gol, hacia mucho tiempo que no veia a Messi fallar tantos pases y a Suarez tan torpe, pero bueno estoy convencido que en la vuelta el Barça va a pasar.

Me sorprendio el Lyon con su once tan ofensivo, al verlo en la previa pense: “Ya esta, le van caer minimo un par”, pero excepto en los primeros 20 minutos donde perdieron muchos balones y en cualquier otro dia el Barça ya irria por delante, luego cerro bien.

Lanzo una pregunta, y una reflexion que siempre me ha sorprendido mucho.
Yo creo que el 0-0 en casa es un buen resultado, y el 0-0 fuera un mal resultado. (Obviamente, dependiendo del rival, pongamos que hablamos de rivales parejos) En cambio siempre leo muchas criticas acerca de un 0-0 en casa ybuenas valoraciones del 0-0 fuera y me sorprende.

Tambien creo, que expecto para equipos que tengan una gran aficion o un estadio particular, es mejor jugar la ida en casa y meter toda la presion al rival en la vuelta.
Que me deciis?

PD: Me gusto Terrier, al unico que no tenia “fichao” de este OL, y me gusto.

Deja un comentario

*