El Legia encontró las costuras

Legia Ekstraklasa - MarcadoInt

Parecía una noche plácida para el Real Madrid cuando Benzema marcó el 0-2 alrededor del minuto 30 de partido. A saber: Zidane había alineado cuatro delanteros ante un equipo que compite por ser el peor conjunto defensivo de la competición y las ocasiones llovían en cascada. Todo apuntaba a una noche para engordar estadísticas individuales y firmar una goleada que les sitúe como primeros de grupo, pero al final, contra todo pronóstico, se convirtió en un día que le recordaría al Real Madrid dónde se encuentra como colectivo a día 3 de noviembre de 2016, a punto de encarar un mes trascendental, y que se llevaría por delante buena parte de sus opciones de acabar como primero de grupo.

Legia de Varsovia 3 (Odidja – Ofoe 40′, Radovic 58′, Moulin 83′)

Real Madrid 3 (Bale 1′, Benzema 35′, Kovacic 84′)

Legia vs Sporting CP - Football tactics and formations

Bale, Benzema, Morata y Cristiano se repartían los espacios en una suerte de 4-2-4 en el que el intercambio de posiciones era constante. Especialmente activo y entendiendo la movilidad que requería el esquema se le vio a Alvaro Morata, cuya energía daba siempre opciones de pase al doble pivote ayer formado por Kroos y Kovacic. Como estos dos apenas eran presionados por el 4-4-2 local, los dos centrocampistas blancos encontraron con soltura a la BBMC, y los defensores polacos simplemente no tenían calidad para defenderlos cerca del área, por lo que las ocasiones se sucedieron con la frecuencia que uno esperaría de un encuentro como el de ayer. El Legia no obligaba al Madrid a nada más que a exponer su calidad individual y esta chorreaba.

En el segundo periodo la película fue distinta. El Legia había acortado distancias y dio un paso adelante en su presión, impidiendo que el Real jugara tan cómodo. Además, el conjunto blanco no jugó con el mismo nivel de activación y los cuatro de delante dejaron de moverse con la misma intensidad por delante del balón, por lo que Kovacic y Kroos tuvieron más problemas para encontrar a sus delanteros y esto se tradujo en una transición defensiva blanca dramática, pues sólo había seis jugadores de campo por detrás del balón y Varane – Nacho no son capaces de compensar esa inferioridad como Pepe y Ramos. El Legia sangraba a contragolpes al Madrid.

Con 2-2, vinieron las peores noticias del encuentro. Ok, es el Legia de Varsovia, eres el Real Madrid y vas ganando 0-2, puede pasar que te relajes. Sin embargo, cuando el empate supuso una bofetada que obligó al Madrid a despertarse, este no pudo agarrarse a su juego porque no lo hubo. O sí lo hubo, pero era un recurso tan simple que provocó que un conjunto tan débil como el polaco se defendiera cómodo durante los últimos minutos. El conjunto de Zidane bombardeó a centros el área de Malarz, y atacaba con tanta gente que, en cuanto los polacos recuperaban el balón, tenían un vasto terreno por delante para correr. La segunda mala noticia fue que cuando Zidane hubo de intervenir para arreglar el desaguisado no sólo no lo reparó sino que lo empeoró más aún: la suerte de 3-2-5 al que viró Zizou no sólo no mejoró la forma de atacar sino que empezó a defender de forma casi anticompetitiva. Ninguna de las dos fueron noticias nuevas, pero que hasta un Legia de Varsovia se las tuviera que recordar debe preocupar al conjunto blanco.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

3 comments

Muy buen artículo, y breve, además. La verdad es que, en la primera parte, el Madrid jugó mejor de lo que yo esperaba. De hecho, esto me parece la clave:

“En el segundo periodo […] el conjunto blanco no jugó con el mismo nivel de activación y los cuatro de delante dejaron de moverse con la misma intensidad por delante del balón, por lo que Kovacic y Kroos tuvieron más problemas para encontrar a sus delanteros”.

No hubo tantas bajadas al centro del campo por parte de Bale, Benzema y Cristiano (Morata jugó principalmente arriba). Y al atacar mal, el Madrid también defendió mal.

Me quedo con esto: “ante un equipo que compite por ser el peor conjunto defensivo de la competición”… Creo que al Madrid le aplica la misma afirmación, con un solo remiendo: “un equipo que compite por ser el peor conjunto defensivo (de entre los supuestos candidatos al título)”… De hecho se ha notado en casi todos los partidos sin Casemiro, incluido el anterior contra el Legia… Es increíble la diferencia entre el Madrid con él y sin él para defender… Con todo y que Kovacic no me parece que esté jugando mal (todo lo contrario), simplemente por sistema (o por la implementación del mismo) hay unas carencias terribles…

Deja un comentario

*