Nunca te rindas

Jurgen Klopp, manager of Liverpool reacts at full time during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by Focus Images/Focus Images Ltd 07814 482222
13/03/2019

El Liverpool obró una de las grandes hazañas en la historia de la Copa de Europa al incinerar al Barça en el horno de Anfield. Los reds, desfigurados sin Salah y Firmino, levantaron el 3-0 sufrido en el Camp Nou siguiendo los pasos de su única receta: la manera de entender el fútbol –y la vida– de Jürgen Klopp, un técnico brillante en lo táctico e insuperable a la hora de gestionar la psicología de sus futbolistas. Es en lo emocional donde marca verdaderas diferencias el entrenador alemán, un tipo auténtico, apasionado, cargado de electricidad. Klopp logra proyectar en sus hombres una convicción casi enfermiza en su ideario: todos quieren correr para él porque el futbolista encuentra una causa por la que exprimirse hasta la extenuación y descubre un porqué detrás de cada esfuerzo. Todos son mejores bajo su batuta. Y él también ha encontrado su sitio en el templo del You’ll never walk alone, donde los duelos individuales ganados se celebran como grandes conquistas en pos de un bien mayor. Su Liverpool no improvisa, pues se mantiene fiel a la partitura aunque en el coro canten los suplentes. Entonaron los agudos Origi y Wijnaldum, dos secundarios, y lo grave fue la respuesta del Barcelona: un equipo plano, sin marchas, encallado en la tormenta roja mientras buscaba refugio ante los rayos y truenos ingleses, pero también azotado por su propia vulgaridad. Desprovistos de la pelota, Messi y sus socios no supieron cómo sujetarse al partido; con ella, cometieron errores groseros e imperdonables. Así se explica una eliminación trágica por contundente e inesperada. Sucumbió hasta el 10, enjaulado en las interminables piernas de Fabinho, otro gigante en el reino de Van Dijk.

El Liverpool bordó su plan, en parte porque obligó al Barça a adaptarse a un guion de película de terror para los intereses azulgranas y, sobre todo, porque presumió de efectividad en las dos áreas en los momentos más calientes. Todavía coreaba la grada las últimas canciones previas a una noche inolvidable para los amantes del rock and roll cuando ya empezaba a oler a quemado sobre el césped. Le prendía fuego al partido Klopp desde la banda, invitando a la avalancha: Robertson y Alexander-Arnold se desataban, Mané desquiciaba a la cobertura culé con sus constantes picotazos y la pareja de interiores aplastaba a la tibia línea de medios de Valverde, donde solo el pulso de Busquets y la incansable brega de Vidal resistían el inicio fulgurante del rival. Con las luces de emergencia encendidas, el Barcelona se pegó el primer tiro en el pie: un error en la entrega de Alba desembocaría en el 0-1, obra de Origi a puerta vacía. A la postre, el tanto del delantero belga supondría el pistoletazo de salida a uno de los episodios más oscuros del conjunto catalán en Europa, por el fondo y la forma de la debacle. Una caída en cuatro actos con un mensaje de libro de autoayuda pintado en blanco: Never give up”, rezaba la camiseta del egipcio Salah, un espectador más en la caldera de Anfield. Nunca te rindas. Claudicó Coutinho, un fantasma en su antiguo hogar. También Suárez, empequeñecido en el regreso a casa. El atasco de Rakitic, el desasosiego de Ter Stegen, la inconsistencia de Piqué y Lenglet o la fragilidad de Sergi Roberto extendieron la enfermedad al sistema nervioso de un grupo de jugadores superados por las circunstancias.

Liverpool 4 (Origi 7′, 79′, Wijnaldum 54′, 56′)
Barcelona 0 

Liverpool vs Away team - Football tactics and formations

El Liverpool hace de la necesidad una virtud. Tras no sufrir rasguño alguno en la recta final del primer tiempo, cuando el Barça comenzaba a recuperar sensaciones a través de la posesión de la pelota y amenazaba la portería de Alisson gracias a las arrancadas entre líneas de Leo –todas ellas mal resueltas en los últimos metros–, Klopp se dio de bruces con otro escollo: perdió por el camino a Robertson, su puñal en la banda izquierda. La lesión muscular del portentoso defensa escocés le obligó a recomponer el puzle: Milner, su chico para todo, ocupó el carril zurdo, y Wijnaldum, titular en la Ciudad Condal, compareció como interior. El centrocampista de Rotterdam aterrizó en el encuentro como un huracán de categoría 5: asistido por Alexander-Arnold y Shaqiri, le pegó dos bocados a la eliminatoria en apenas un par de minutos (3-3). El ex del Newcastle personificó la voracidad de un Liverpool contra todo y contra todos. Indomable. Agresivo. Insistente. Poderoso. Todo lo contrario a un Barcelona timorato, atenazado por sus propios miedos, desdibujado de principio a fin. Los hombres de Valverde habían retrocedido tantos pasos que, cuando cayeron en la cuenta de su situación, ya estaban de camino a la ducha. Un pecado mortal para el equipo del mejor entre los mejores: Messi. Agobiado como pocas veces, casi todas ellas en Europa y otras tantas con su selección, el argentino, notable hasta el 45′, se acabó perdiendo en la red tejida por Klopp. Ni siquiera con el razonable paso atrás de lo reds después de igualar la eliminatoria pudo La Pulga dejar su huella. Cayó siendo uno más. Débil. Cabizbajo. Alicaído. Humanizado.

De todos los finales posibles, los azulgranas ‘escogieron’ el más difícil de creer. Un despiste en cadena a la salida de un córner le brindó la posibilidad a Origi de culminar la remontada, convirtiendo en gol una asistencia medida de Alexander-Arnold, el más listo de la clase. El lateral inglés engañó al grueso de sus rivales en una acción más propia del fútbol amateur que del primerísimo nivel. También los mejores muerden el anzuelo cuando están desconectados. El tanto del 27 desató la locura en Anfield y terminó de descomponer a un Barça desesperado. Con Arthur, Semedo y Malcom sobre el verde, quemando todas las naves, el gran favorito al título hace solo 24 horas se fue ensombreciendo hasta quedarse totalmente a oscuras. Mientras para unos se apagaban las luces, para otros éstas se reflejaban en la sonrisa de su entrenador. Desbordado por la alegría, Klopp brincaba en la banda junto a sus jugadores y el cuerpo técnico sin todavía dar crédito a lo vivido durante los 90 minutos. El legado del míster del Liverpool trascenderá al hecho de levantar o no un gran trofeo en las próximas semanas. La guinda es el metal, lo contrario sería engañarse o no entender en qué consiste el deporte de alto nivel, pero juzgar su obra requiere de una perspectiva más amplia y de una visión de la frontera entre el éxito y el fracaso menos radical. Lo entienden quienes han vivido años de travesía por el desierto, sufriendo constantes bandazos. Honor al Liverpool de Klopp, un equipo de autor con alma, corazón y cabeza.

Divock Origi (27) of Liverpool celebrates scoring to make 2-3 during the Premier League match at St. James's Park, Newcastle Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 04/05/2019
Divock Origi anotó dos goles en la victoria del Liverpool (Foto: Simon Moore/Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

17 comments

“Tan solo una remontada épica, en las peores condiciones posibles, contra el mejor jugador del mundo y su grupo de socios” Y eso fué, saludos

You´ll Never walk alone!

ayer mas que nunca eso de never walk alone se cumplio , Liverpool no camino solo , saco a pasear a Barca , ok mal chiste cierro al salir

Espectacular, acabo de ver el partido por segunda vez, y lo vivido esta noche ha sido espectacular.

Y para resumir esta eliminatoria dos palabras: efectividad y mente.
Lo que le falto a uno en la ida lo tuvo en la vuelta.
Y la mente, como es capaz de lo mejor y de lo peor, lo de hoy es un ejemplo en el fútbol, y en la vida creo que también en gran parte.

Nombres, hay muchos, pero me quedo con Alisson, Fabinho y Winjaldum, junto al ya top-3 de laterales diestros del mundo? Ahí lo dejo.

“mente”. Cierto, porque aunque el Liverpool fue superior en los 180 minutos, ayer no es que le pegara al Barcelona una baño futbolístico precisamente (ese fue el que le dió el Ajax al Madrid, por ejemplo), simplemente fue mejor, y acertó, sobre todo porque lo buscó de manera constante y con muuuucha mayor fe. A veces la fortuna te la encuentras, otras la buscas, y no siempre la encuentras por mucha fe que le pongas (que no digo que no jugaran bien ni que no lo merecieran).

Estoy contigo y eso que soy madridista y podría decir que dieron un baño. Fueron mucho mejores en muchas cosas (o todas) pero en lo estrictamente futbolístico me parecieron mejores incluso en la ida que ayer. El fútbol es increíblemente indescifrable a veces

No tienes ni idea. El Madrid no jugo especialme te mal con el Ajax en el Bernabeu. Basicamente les entro todo. Fue el partido de ida que gano sin merecerlo en el que el Ajax pega un repaso. De todas formas no se a que viene ahora hablar del Madrid.

Otro ridiculo del Barsa en europa que evidencia cada vez mas por que este equipo arrasa en España todos los años… que cada uno saque sus conclisiones.

Historia del fútbol.
Me encanta el Ajax y me cae muy bien Pochettino, pero el Liverpool y Kloop se merecen el premio por tener estos huevos tan gordos.

Hombre, el Ajax no es que vaya falto de huevos precisamente… espero que llegue a la final y podamos ver un precioso Ajax-Liverpool, que es mucho mas interesante que cualquiera de las otras variables que podían darse. Vamos es que entre una final Barça vs su equipo filial o la final inglesa… pues que quieres que te diga.

A la pregunta de Ricardo Rosety sobre qué había pasado, Klopp respondió: “¡FÚTBOL!”.
Pues eso, qué grande es este deporte. Por cosas así, lo considero único e inigualable. Independientemente de los colores, creo que a pocos aficionados se les olvidará este partido. Y qué papel tan importante juega el factor psicológico en el fútbol y en el resto de aspectos de la vida.

¿Equipo filial el Ajax del Barcelona? Mas bien hubiera sido un encuentro entre la escuela y el alumno mas avanzado, pues los cimientos de Cruyff en la institución azulgrana, provienen directamente de Amsterdam; querer tratar al equipo holandés de revelación o sorpresa, es infravalorar a un club histórico y de prosapia a nivel no solo europeo, sino mundial. Liverpool-Ajax, sería la final ideal entre dos gigantes. Si hasta los Beatles sw forjaron en el puerto neerlandés. Saludos desde México.

Que excelente crónica. Muy sentida. Felicitaciones!

YNWA. El Liverpool es un equipo raro que te hace ser su hincha aunque seas afín a otros colores.

5-1, 0-3, 0-1 al R.Madrid, 6-1 al Sevilla (apoteósico), 2-4 al Tottenham, 2-0 al Inter, 0-1 y 3-0 al United, 2-0 al Atlético, 3-0 al Liverpool… y eso SOLO este año. La temporada del Barcelona es BRUTAL, sobre todo el los partidos importantes. Un mal resultado no tapa eso pero parece que hay gente que intenta vender lo contrario (no hablo de MI, hablo de medios más generalistas). Ningún culé se cambiaría por un merengue, un colchonero, uno del PSG, uno del Bayern, uno de la Juve, uno del Chelsea, etc

Por otro lado, hay gente que encumbra a Klopp cuando estuvo a punto de caer eliminado por poner a Wijnaldum de… delantero centro!!! Y luego la gente se extrañó que el Liverpool no marcara en el Camp Nou. Con Origi de delantero y Wijnaldum en la media, en su sitio cada uno, parece que la cosa hubiera cambiado en el Camp Nou. Pero claro, si Klopp ha venido 11 VECES a España y no ha ganado NUNCA (ni al Barcelona, ni al Sevilla, ni al Villarreal, ni al R.Madrid, ni al Málaga…) será por algo…

Si, Klopp muy malo, jjajja. Ya veremos a tu equipo cuando les entrene el vende burras de Xavi, si que nos vamos a reir,

Quien no quira ver la realidad que no la vea o que duga que es indescifrable o incomprensible, pero aqui dejo algunas reflexiones de lo acontecido para que penseis sobre ellas:

1. Messi es un jugador brillantisimo que sin presion y con el viento a favor hace cozas increibles. Pero cuando hay presion y la cosa se pone dificil, baja su eficacia. No solo me acuerdo de Cristiano, que ya es de otro planeta. Etoo, Raul, Inzaghi…
2. Para ganar hay que ir hacia arriba. El año pasado el Madrid se pone 0-3 en el Bernabeu despues de lo de Roma con el publico callado. Y que hace? Lo contrario. Se va a por el partido. Jugadores y entrenador. Cuando eres conservador y solo te centras en defenderte, al final fracasas.
3. Este es un triunfo de una forma de entender el futbol, de exigir a los jugadores una resistencia fisica alta para poder ejercer una presion coordinada en todo el campo. Una reivindicacion de la necesidad de tener un buen sistema en el que todos aportsn. Un fracaso de esos jugadores que tienen mas calidad pero que van andando como Kroos o Busquets.
4. Que el Barsa arrase siempre en España y fracase constantemente en europa es algo que cualquiera que vea los partidos entiende perfectamente.

Ahora toca reflexionar sobre el estilo, los atacantes (con Neymar era otra cosa), la edad de Messi y Suarez, los mediocampistas (excepto Busquets este medio del campo es irreconocible) y hasta la defensa… justisimo fracaso por la manera en la que se ba buscsdo el exito. Repito. A reflexionar.

Responder a janfranc Cancelar respuesta

*