Liverpool-Maribor: a medio gas y con un ojo en el Pizjuán

Anfield será la nueva casa de Naby Keita. Foto: Focus Images Ltd

Tras el 0-7 encajado por el Maribor en el Ljudski Vrt el pasado martes 17 a manos del Liverpool, la afición de Anfield no contempla, ni por asomo, que su equipo no sume los 3 puntos en el segundo enfrentamiento consecutivo ante el campeón esloveno. Cuentan los reds, por tanto, con mantenerse en lo alto del Grupo E, y estarán muy atentos a lo que ocurra en el Ramón Sánchez Pizjuán entre el Sevilla y el Spartak de Moscú, ya que un empate entre españoles y rusos dejaría a los de Jürgen Klopp con un pie en la siguiente fase de la UEFA Champions League.

A pesar de que el técnico de Stuttgart ha deslizado en rueda de prensa que no piensa en las rotaciones, lo cierto es que la manifiesta diferencia de nivel entre Liverpool y Maribor, unida al mal rumbo que llevan en la Premier los del Merseyside, hacen pensar que veremos sobre el césped a futbolistas que no vienen siendo demasiado habituales. Además, a las ya sabidas lesiones de Adam Lallana y Sadio Mané, se unen las dudas sobre el estado físico de Lovren, Joe Gómez, Alberto Moreno y Coutinho, lo que debería dar entrada en el once a Ragnar Klavan, Oxlade-Chamberlain o Daniel Sturridge. También estará Loris Karius, la apuesta definitiva para defender la portería en los compromisos de la Copa de Europa.

Loris Karius of Liverpool prior to the Premier League match at St. James's Park, Newcastle Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 01/10/2017
Loris Karius es el portero elegido por Klopp para jugar la Champions. Foto: Focus Images Ltd.

Tras dos empates en las dos primeras citas, el inicio del Liverpool en esta Champions (al menos a nivel de resultados) no estaba siendo demasiado convincente, pero la contundente victoria en Eslovenia, en una salida que no se presumía tan plácida como finalmente terminó resultando, parece alejar momentáneamente los fantasmas de encima del cuadro red. En la Premier League, no obstante, los de Klopp viven en un infinito día de la marmota. No se les exige competir cuerpo a cuerpo con los equipos más poderosos, pero también es cierto que nunca han estado cerca de lograrlo. Padecen una serie de problemas crónicos en defensa, tanto de calidad individual como de organización colectiva, que no son capaces de solucionar ni mediante el entrenamiento ni en las numerosas ventanas de traspasos que ya han desaprovechado. La propuesta atractiva que despliegan sobre el campo parece tapar los continuos tropiezos que sufren y les condenan, pero lo cierto es que el aterrizaje de Klopp en Anfield no está cumpliendo, por ahora, con las expectativas que generó en un primer momento.

Este pasado sábado, sin ir más lejos, arrollaron al mismo Huddersfield que días atrás había vencido al Manchester United, pero sus tres anteriores compromisos ligueros se saldaron con dos empates y una bochornosa derrota en Wembley ante un Tottenham que, todo sea dicho, atraviesa un momento casi estelar. El rendimiento de algunos futbolistas, como por ejemplo los porteros y los delanteros, que son capaces de combinar actuaciones brillantes con otras muy mediocres, resume a la perfección el carácter de este Liverpool tan ciclotímico e impredecible.

Enfrente estará un Maribor que claramente va de más a menos. Arrancó firmando un estimulante empate en casa ante el Spartak, pero bajó el nivel competitivo en Sevilla y frente al Liverpool se desmoronó. Darko Milanič sabe que incluso el clasificarse para la Europa League es a día de hoy una utopía, pero el cuadro balcánico está obligado a ofrecer una buena imagen en los tres compromisos que todavía deberá afrontar. El espejo en el que deberá mirarse el cuadro de la región de la Baja Estiria lo tiene en su propia casa, y es que la anterior vez que participaron en la Champions, en la temporada 2014-15, consiguieron arrancar un empate a cada uno de sus 3 rivales de grupo, el Sporting CP, el Schalke 04 y el Chelsea.

Damjan Bohar agitó el encuentro en la segunda mitad. Fue el más activo de los atacantes eslovenos
Damjan Bohar es una de las bazas del Maribor. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Con Luka Zahović y Denis Šme fuera de la circulación, la principal baza ofensiva del Maribor llegará por los costados, ya sea gracias a la profundidad de sus laterales o al buen hacer del talento local Damjan Bohar, un extremo diestro que suele actuar a pierna cambiada y que se desenvuelve con muchísima habilidad en espacios reducidos. Anotó, en una acción de muy bella factura, el que hasta ahora es el único gol del club del noreste de Eslovenia en la presente edición de la Copa de Europa. El cemento y la solidez en la medular correrán a cargo de Vrhovec y Kabha y el veterano Tavares, historia viva del Maribor, será la referencia ofensiva.

En liga, los chicos de Darko Milanič mantienen un igualado pulso con el Olimpija, con el que están empatados a 34 puntos tras 14 jornadas disputadas. El equipo de la capital, reciente subcampeón, quedó apeado en la primera ronda clasificatoria de la Europa League, por lo que está centrando todos sus esfuerzos en recuperar el trono de la PRVA Liga. De la habilidad del Maribor para combinar su participación en ambas competiciones dependerá en gran medida el resultado final de esta temporada. Este miércoles, en Anfield, nadie duda de que tendrán un examen de muchísima exigencia.

Alineaciones probables: Liverpool-Maribor, miércoles 1 a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Liverpool vs Maribor - Champions League - 1st November 2017 - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*