Liverpool – Real Madrid: duelo de gigantes en París

Stade de France - Eric Salard from Paris, France bajo licencia Creative Commons 2.0

Le jour de gloire est arrivé. Real Madrid y Liverpool se enfrentan esta noche en el Stade de France repitiendo la final de la temporada 2017/18. Y si en aquella ocasión los merengues se presentaban como claros favoritos y los reds como underdogs, esta vez no será así. Ambos llegan en momentos algo contrastados: el Real Madrid se aseguró el título de liga hace un mes, el 30 de abril, y desde entonces sólo ha tenido un partido realmente competitivo, el 4 de mayo, contra el Manchester City. El Liverpool, por su parte, llega en el punto álgido —¿o tal vez en el límite?— de su fuerza física: luchó contra el City punto por punto por el título de liga y venció al Chelsea en los penaltis en la final de la FA Cup, el día 14. ¿Es mejor llegar a la final descansado o a un ritmo muy competitivo? Esa es la cuestión.

El historial del Madrid en la competición habla por sí mismo. Lleva 13 títulos, más del doble que cualquier otro equipo, excepto el Milan, que tiene siete. El Real Madrid, con cada final, parece alimentar aún más la leyenda de que no pierde finales de Champions. ¿Su última derrota? En 1981, contra el Liverpool. Hubo dos finales entre los merengues y los reds en la historia del torneo, con una victoria para cada uno. Es decir, esta noche tendremos un desempate. 

Y aquí el Madrid tiene un gran activo. Carlo Ancelotti, con la final de esta noche, se convertirá en el entrenador con más finales de la Liga de Campeones (5), y podría llegar a ser el técnico con más títulos (4) en la historia de la competición. Carletto, por cierto, ya ganó una final de Champions (2007) contra el Liverpool. En el terreno de juego, el gran protagonista del equipo es, cómo no, Karim Benzema, que está realizando la mejor temporada de su carrera, con increíbles 44 goles y 15 asistencias en 45 partidos. Y no sólo eso. El francés fue muy decisivo en las eliminatorias de Champions, marcando tres goles en octavos, cuatro en cuartos y cuatro en semifinales. Lleva 15 en la competición. El récord lo tiene Cristiano, que marcó 17 en la 13/14. Más allá de él, especialmente Thibaut Courtois, David Alaba, Luka Modrić y Vinícius han mostrado un nivel excelente esta temporada. El croata debería estar acompañado por Casemiro y Toni Kroos formando un centro del campo que ya lleva tres títulos de Champions, experiencia que podría interesante en una final. 

Alaba no participó en los últimos seis partidos del Madrid, por lesión. Nacho, su sustituto, ha estado muy bien. Sin embargo, la posibilidad de contar con un jugador que estuvo en dos finales de Champions, además de su magnífica calidad técnica, no es algo que se deba subestimar aquí, por lo que debería ser titular. Eduardo Camavinga y Rodrygo, dos jóvenes que estuvieron muy bien en los últimos partidos, podrían partir como titulares, pero Ancelotti debería ser conservador y seguir con la fórmula que ha funcionado: Toni Kroos y Fede Valverde de inicio, con el francés y el brasileño en la segunda parte.  

Madrid vs Away team - Football tactics and formations

Los reds, por su parte, esperan ganar su séptimo título en la competición, lo que les situaría junto al AC Milan. También sería el segundo de Jürgen Klopp al frente del equipo, en su tercera final en cinco años; la primera, la ya famosa de la temporada 17/18, en la que Mohamed Salah tuvo que ser sustituido en la primera parte y que tuvo a Lorius Karius —ahora quinto portero del club— como gran villano. En su lugar llegó Alisson, que, junto a Courtois, ha sido el mejor portero de Europa esta temporada. 

El Liverpool ha realizado una temporada casi impecable: ganó la Copa de la Liga, la FA Cup y perdió la liga contra el Manchester City en la última jornada por un punto. Desde enero hasta el último fin de semana, los reds sólo perdieron puntos en dos partidos de liga: contra el City en el Etihad y contra el Tottenham en casa, recuperando una distancia que llegó a ser de 14 puntos en enero. Este es el monstruo creado por Klopp, que la temporada pasada estuvo aletargado —no ganó títulos— pero que en esta se ha despertado. La consolidación de Thiago como si fuera un pianista en el fútbol heavy metal de Klopp, más la inserción de un endemoniado Luís Díaz se sumó a la ya conocida columna vertebral del equipo, que ganó la Champions en 2019. Con una victoria, Klopp igualaría a Dettmar Cramer, Ottmar Hitzfeld y Jupp Heynckes como el entrenador alemán con más títulos (2) en el torneo.  

El fundamental Fabinho se perdió los tres últimos partidos del Liverpool y Thiago fue baja por lesión en el último encuentro contra el Wolverhampton. Sería difícil exagerar el peso de la posible ausencia de ambos en un partido tan importante como éste. Pero Klopp ha confirmado la presencia de los dos, así como las de Virgil van Dijk y Salah, que también se han recuperado de las molestias que tenían. Se espera que Ibrahima Konaté acompañe al neerlandés en la zaga, como ha sido el caso en los partidos cruciales de la Liga de Campeones. En la delantera podría haber una duda respecto al compañero de Salah y Sadio Mané, pero lo más probable es que Díaz sea el elegido.

Si, al principio del curso, uno anunciara que el Liverpool y el Real Madrid llegarían a la final de la Champions, muchos lo dudarían. El Madrid se encontraba en un momento difícil. Zinedine Zidane dejaba el club tras una temporada sin títulos y los merengues apenas gastaron en verano. Ancelotti parecía una solución conveniente para una temporada de transición. En cuanto a los reds, la cuota del equipo había bajado a nivel nacional: la temporada 20/21 terminó sin títulos y el Liverpool vio cómo el Chelsea ascendía como una fuerza importante acompañando al City. Los dos disputaron la final de la Champions. En la liga, el Manchester United quedó segundo en por detrás de los citizens. Y el equipo de Klopp tampoco hizo grandes fichajes en verano. Sin embargo, aquí estamos, ante esta final —que, por cierto, estaba prevista que se celebrara en San Petersburgo— entre dos pesos pesados del continente. La temporada ha demostrado lo que este deporte ya nos ha enseñado una y otra vez: en la vida y en el fútbol las cosas cambian muy deprisa.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Eric Salard from Paris, France bajo licencia Creative Commons 2.0.

Related posts

Deja un comentario

*