Los momentos del Madrid

Marcelo celebrates after scoring in the penalty shootout during the UEFA Champions League Final at San Siro, Milan, Italy.
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd 07814482222
28/05/2016

Llegó la hora de la verdad y el Real Madrid volvió a ganar en Copa de Europa. Otra vez. Es una frase que podría pertenecer a las canciones de pop que pretendan glosar los últimos cinco años. Desquiciado en liga, fuera de la Copa y en uno de sus peores momentos a nivel colectivo de la última década, el bicampeón recibía en su casa al gran aspirante a recoger el trono continental y le asentó un cruel rapapolvo que devolvió las jerarquías de la competición a su estado anterior. En el Santiago Bernabéu asistimos a esa película que tantas veces hemos visto en los últimos años, con guiones variopintos, pero idénticos desenlaces. Como en la inmensa mayoría de encuentros de esta magnitud hubo instantes de poderío, hubo instantes de sufrimiento e instantes de incertidumbre en las mentes de ambos contendientes y el Real Madrid volvió a enseñar que conoce el gran secreto de esta competición, ese tan fácil de definir como complejo de desempeñar: el gobierno de los momentos. Apretó los dientes cuando la tempestad acechaba, empujó con convicción cuando bajaba la corriente y se fue al cuello con decisión cuando olió la sangre en su rival. Al galope de ese espíritu indomable llamado Marcelo Vieira, que tiró de su equipo en cada una de las fases para acabar reconciliándole con la victoria.

Real Madrid 3 (Ronaldo 45′ 83′, Marcelo 86′)
PSG 1 (Rabiot 33′)

PSG vs Bayern - Football tactics and formations
Formaciones iniciales. Foto:sharemytactics

No solo sorprendió Zidane con su alineación, renunciando a la determinación de Gareth Bale para volver al Iscosistema que tan poco le había funcionado este año, sino que también lo hizo con el planteamiento. Con la entrada del cuarto centrocampista, esperábamos a un Real Madrid que tratara de templar el encuentro, bajar el ritmo y someter mediante los pases horizontales. Y no fue así. El conjunto madridista saltó al césped imprimiendo una velocidad altísima al juego: muy agresivo sin la pelota y con muchísimo movimiento de sus hombres con ella. Isco era importante porque era la pieza que vertebraba ese dinamismo, el que llevaba la pelota de un lado a otro y que servía de apoyo constante para conectar a unos con otros. No fue un torrente de ocasiones porque el conjunto merengue tiene el defecto crónico de que no tiene resolución en campo contrario -solo Marcelo genera ventajas con el regate- pero fue una entrada al campo de mucha autoridad. El Madrid saltó al césped diciendo “aquí estoy yo, sigo siendo el campeón y vas a tener que sudar para ganarme”. Es probable que Emery hubiera diseñado un ejercicio de enérgica presión con el que tratar de sorprender, pero no quedó constancia porque en un principio el PSG quedó a merced de las revoluciones que imprimió el cuadro madridista al encuentro.

Aunque a la hora de conocer los onces, la mayor sorpresa de la noche vino del lado parisino: Giovani Lo Celso, aquel frágil (y maravilloso) mediapunta, era el mediocentro titular. Como si Emery quisiera romper con las etiquetas que han acompañado su carrera y gritarle al planeta que, cuando él dispone de los mejores, también se atreve con planteamientos extravagantes. Y la idea naufragó estrepitosamente. El ritmo que impuso el conjunto blanco al juego le pasó por encima al argentino. El Madrid no le dio un ápice del tiempo para pensar que sí tiene en la liga francesa y Lo Celso fue una fuente inagotable de decisiones erróneas. Sin embargo, aunque el dominio era blanco, el peligro a nivel visual era equilibrado. Pese a que un gran Cristiano Ronaldo con su certera actividad hizo lo posible para ofrecer soluciones a su equipo, el conjunto blanco necesita mucho para crear peligro y el PSG no necesita absolutamente nada. Cuando la pelota le caía a Mbappé o a Neymar en ese vaivén que fue el primer periodo, se sentía como la antesala de una ocasión, porque ellos sí dejaban hombres atrás con naturalidad y enfilaban la portería contraria con agudeza.

Neymar tuvo ocasiones de peligro. Foto: Focus Images Ltd
Neymar tuvo ocasiones de peligro. Foto: Focus Images Ltd

Al descanso se llegó con 1-1, y el cansancio fruto de la intensidad de los instantes iniciales empezó a hacer mella a medida que avanzaba el segundo periodo. El retorno defensivo de los atacantes madridistas cada vez era menor. Emery sintió que era su momento y actuó: quitó a Cavani y dio entrada a Meunier para dar libertad creativa a Dani Alves. Es curioso que sea lo que más se le esté criticando al entrenador vasco cuando si uno lo revisa, a raíz de ahí vinieron los mejores minutos del conjunto parisino. La libertad de Alves para tocar la pelota cerebralmente y los movimientos por dentro de Kylian Mbappé empezaron a explotar la inferioridad numérica del Real Madrid en el medio, que a menudo se plantaba en un 4+3. Zidane se percató y también intervino para detener la gotera: protegió sus costados con la entrada de Lucas Vázquez y Marco Asensio, prescindiendo con valentía de Casemiro. Equilibrada la debilidad táctica, el encuentro entró esa típica fase de eliminatoria de Copa de Europa en la que el oxígeno escasea en el cerebro, la incertidumbre flota y se siente que cualquier golpe puede ser definitivo. Aquello atenaza, y separa a los buenos de los grandes. Y Marco Asensio es de los grandes. Como en los cuartos de final de la pasada Copa de Europa ante el Bayern, la final de Cardiff o cualquiera de las dos Supercopas del verano, el balear encontró una ruta hacia la gloria y la cogió sin preguntar. Esos 3 decisivos minutos iban a ser tan importantes como los 87 anteriores porque ahí iban a pasar las cosas que deciden las eliminatorias. Y gracias al empuje de Asensio, la rodilla de Cristiano Ronaldo y la zurda de Marcelo Vieira -merecidísimos héroes de la noche-, esos momentos se tiñeron de blanco y, con ellos, también la eliminatoria.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

17 comments

Patético Emery, sinceramente puede que sea un muy buen entrenador de equipos pequeños, pero esta más que demostrado que le pesan los partidos de primer nivel. Es el Higuaín de los entrenadores. ¿En qué cabeza entra poner a Lo Celso en el partido más importante del año? Muy decepcionante la MCN y en especial Neymar, era el partido para dar un puñetazo sobre la mesa, más aún teniendo a Nacho (muy correcto) de lateral y la verdad es que el partido del brasileño fue bastante lamentable.
En fin, veremos en la vuelta pero dudo mucho que el Madrid deje escapar este resultado.

totalmente de acuerdo, y lo de Lo Celso no hay quien lo entienda, por mucho que el articulista diga que es maravilloso como… media punta…yo n ien esta posición lo veo como tiltuar de un grande, y quizas ni como suplnete
yen desacuerdo con el articulista, que habla de que lo mejor del PSG vino con el cambio de Cavani, no se yo, pero apenas vi oportunidades en ese momento por mucho que tuvieran el balón, y ALves de extremo no generó nada, ademas de sacar a un alteral bastante flojo como Meunier, tendría más sentido haber sacado a Di Maria o draxler, que estarán contentos con Emery

Muy de acuerdo Josean. Más allá de que el cambio de Cavani por Meunier no funcionó para nada, cuando hizo la sustitución mi primer pensamiento fue “ya se ha vuelto a cagar Emery como en el Camp Mou”. Y supongo que algo parecido pudieron pensar sus jugadores. Me da la impresión de que para quitarse el sambenito de lo del año pasado se quiso pasar de temerario sacando a Lo Celso de mcd, en plan voy con todo al ataque porque soy el más valiente y que nadie me pueda decir lo contrario. Luego a medida que vio que el plan se le iba a la mierda volvió a sus orígenes con cambios conservadores, pero manteniendo a Lo Celso para no reconocer su error.

He sido muy de Emery durante su etapa en el Sevilla, pero me parece muy decepcionante tanto su labor general con el PSG como especialmente el planteamiento de ayer. Lo de Lo Celso, efectivamente, fue inexplicable.

Si no tiene a la plantilla muy a la contra, OJO! Los mejores planteamientos de Emery han sido siempre con resultados desfavorables o donde su favoritismo no hubiera sido manifiesto (mira las eliminatorias a doble partido de la primera Europa League). Si hubiera ganado el encuentro 1-2, hubiera hecho un planteamiento timorato en la vuelta y con el que hubiera corrido serios riesgos.

La primera media hora del PSG en la vuelta puede dar miedo

Buen artículo, narrando las claves del juego y imprimiendole épica (la cual no fue para tanto).
El resumen es un Madrid encontrando Petroleo sin realmente merecerlo, y un PSG bastante decepcionante. Todos esperabamos mucho más de los Parisinos, donde únicamente Neymar y Alves eran capaces de imprimir electricidad en el juego. El caso de Neymar fué realmente interesante creando unas superioridades abismales, pero sin capacidad de tomar las correctas decisiones finales que marcan las diferencias.
Personalmente entiendo que los visitantes consideren al árbitro como causa principal de la derrota, ya que fué extremamente casero (no pitar la falta de CR a Kimbape antes del 2-1, cuando pitaba cada vez que Nacho o Marcelo se tiraban fué bastante imparcial, sin hablar del penalty y la distribución de tarjetas). Pero la sensación principal es que este equipo de Emery está lejos de poder ser considerado favorito después del partido de ayer. Veremos la vuelta, donde todo puede pasar.

… Por favor, que pesados con los árbitros… Estáis tan ciegos, que pedís una falta en la que CR7 esta a medio metro del defensa, es que hay un ambiente tan antimadridista, que ya no pedís faltas en las que haya algún contacto, pedís faltas en las que ni siquiera hay contacto. Ya ni son interpretables ni nada, sin contacto, es imposible la falta.

Por cierto, en el penalti a Kroos, era la segunda amarilla del jugador del PSG, así que si hablas de distribución de tarjetas, habla para los dos lados. Que se os ve el plumero … una falta estando a medio metro del jugador del PSG, sigo flipando con lo que pedís xdddd

Lo mismo digo, he leído en todas partes y escuchado en dos de los principales programas de radio (El transistor y el partidazo) que fue falta. De verdad nadie ha visto las claras imágenes al día siguiente?
Entiendo que Kimpembe (no Kimbape como dice algún usuario) salte porque en la mente tiene la estadística de que 9/10 veces eso acaba en patada horrorosa, e inconscientemente se protege. Pero no toca.

Por último, espero que sea la última vez que en esta maravillosa web leamos arbitrajes. No quiero un foro como Marca por favor. No convirtamos está web en eso.

Chapeau por el artículo, que como siempre con sus redactores, huyen de esos vagos argumentos y explican todo lo que yo pienso pero no encuentro palabras con las que explicar (por algo ellos son periodistas).
Hasta ahora, no he estado en desacuerdo con un artículo de ellos, ni prácticamente en alguna línea. Muy digno de elogiar.

Hasta el minuto 80 las crónicas hubieran dicho que Unai se comió a Zizou, pero al final, mira tu por donde, por no cerrar atrás y regalarle los espacios al Madrid, la crónica sale al revés. Muy determinantes tanto el arbitro como la toma de decisiones de Neymar cada vez que se asomo por el área, acostumbrarse a burrear a los rivales cada domingo es lo que tiene, que cuado llega un rival serio se esta pensando mas en el highlight que el resultado.

Por cierto, a un equipo con recuersos casi ilimitados como el PSG ayer le falto planificacion deportiva, sin mediocentro especifico para sustituir al veterano Motta y echando de menos a Matuidi.

En fin, que cuando se puede rematar a un campeon y no se hace al final se paga, y de eso sabe un rato Emery

Nunca se sabe, el año pasado, con 3 goles de margen, el PSG esperó agazapado en el Camp Nou a que se consumiera el tiempo confiado en su clasificación e incluso en anotar un 2º gol aprovechando los huecos que el Barça dejaba atrás. De una manera bastante random acabó encajando los 3 goles, cuando el rival no parecía ni creer en la posibilidad.

Ayer parece que todo giró en olvidar aquella pesadilla. Lo Celso salió con la idea de tener mejor manejo de balón ante una presión alta y olvidar el horror de Matuidi y Rabiot en aquella noche. 53 pases completados de 55 anoche el argentino. La sensación es que su partido es horrible porque hizo el penalty y perdió 1 balón en salida ante Isco por arriesgar con un recurso de habilidad, pero una revisión más profunda da margen a otra interpretación más benevolente de su partido, puso el balón en el sitio en la gran mayoría de ocasiones y dio buena fluidez en la creación de juego. De todos modos, era una apuesta obviamente muy arriesgada, pero basada en la limitación de la plantilla por ir a fichar estrellas.

Con todo, el PSG volvía a estar en buena situación en el minuto 83. Un 1-1 en campo contrario. Esta vez no optó por protegerse, la línea estaba a 30 metros de Areola cuando nace la jugada del 2-1. El destino fue el mismo. O igual no. Quedan 90 minutos más.

He vuelto a ver el partido para preparar la crónica y muy especialmente fijándome en Lo Celso. A mí no me gusto nada su partido. Más allá de los dos errores que comentas, le vi muy inseguro, reteniendo demasiado el balón antes de soltarlo, orientándose demasiado de espaldas para un pivote y sin la pelota excesivamente frágil. Es verdad que quizá Lass también hubiera cantado, pero creo que Emery tenía alternativas mejores. Verratti de pivote, por ejemplo, creo que lo hubiera hecho bastante mejor.

Esta, junto con alguna otra crónica que he leído, hablan demasiado bien de un partido que, para mi, fue de mínimos. El nivel de los dos equipos parecía de pretemporada, de conjuntos por formar, sin automatismos de ninguna clase. Ningún respaldo táctico, sólo individualidades que, aún siendo de las más potentes, no lograron castigar a defensas muy pobres. La cantidad de errores fue innumerable. En clave PSG, un empecinamiento incomprensible por salir desde atrás sin establecer los mecanismos para ello que, contra un Liverpool, un City o un Barcelona le hubiesen costado varios goles sólo en la primera parte. Se salvan Rabiot y quizá Kimpembe. Tiene tela que con el dinero que se han gastado, lo mejor sean dos chicos de la academia. De Lo Celso está todo dicho y casi nada es culpa suya, excepto el penalti. Pero es que el argentino no debía jugar ayer, estaba claro que no estaba preparado. Y ni un minuto de Di María. Desde luego, Emery no pudo ponerle más facilidades a un Real que, aún con todo, ganó por jerarquía, porque sus jugadores son leyendas de la competición, pero nunca por juego. El resultado no debe empañar (aunque lo hará, sin duda) que este equipo ayer fue la nada, otra vez, a nivel colectivo. Lo único que varió con respecto a la Liga ha sido que cuando se pusieron por debajo en el marcador no estaban a 20 puntos del líder, sino a 1 gol de volver a comandar la eliminatoria. Ahí la experiencia que dan 7 semifinales seguidas y 3 títulos hizo que el Madrid no se hundiera. La misma que no tiene un PSG que, tras el 2-1, pudo encajar todos los que el Madrid hubiese querido si el partido dura algo más.
Lo último, que las individualidades del PSG, sin ningún plan colectivo, no hacen milagros. Neymar y Mbappé dieron sensación continua de peligro sólo en la primera parte, pero en general, hicieron un partido impropio de Copa de Europa en el Bernabéu. Filigranas que nunca sirvieron para algo, poco compromiso defensivo, e incluso niñerías que podían haber supuesto la expulsión de Ney. A Verratti, por cierto, jugar por él y por Lo Celso le metió más miedo y nerviosismo aún. Esa pelota que deja salir por fondo cuando venía de un compañero…Estresadísimo el italiano.

Coincido en que el nivel colectivo de los dos no fue ninguna maravilla. Pero creo que la gestión emocional del Madrid fue mucho mejor y eso acabó marcando la diferencia entre tanta calidad.

No me parece para nada desastroso el partido de Lo Celso (si es verdad que el fallo de penalti es gordo) pero para no ser su posición y jugar contra un rival del máximo nivel en la máxima competición continental, no desentonó nada. Otra cosa es ya debatir el por qué Emery lo saca de inicio (tampoco veía muchas más variantes, quizá meter al Fideo y jugar un 4-4-2). Mucho peor me pareció el partido de Verratti, que sigo creyendo que tiene condiciones de mediocentro top pero que en grandes momentos, cuando hay que demostrarlo, desaparece del mapa. Me sigue dejando frio.
Al PSG le queda muchísimo para ser un colectivo de verdad, y eso no quita que puedan remontar al Madrid en la vuelta, pero francamente lo veo complicado. A un equipo de la experiencia del Madrid, a este Real Madrid que sigue sin brillar y lejos de su mejor versión, para eliminarlo en Champions tienes que rozar la perfección y que ellos no metan una de las que siempre meten en estas instancias. Neymar, Mbappé y Cavani son buenísimos, pero se me hace difícil pensar que ellos “solos” sean capaces de levantar esto.
Por cierto a mi sí me gustó mucho el partido de Alves. De los pocos que aportó claridad y buenas asociaciones en el ataque parisino.
Partidazo en cuanto a emoción e intensidad, sí, joder es la Champions, pero en cuanto a juego flojo, sin más.

Es cierto, el PSG debe meter un gol en la primera parte para poder meter presión en la segunda, pero, es capaz de dejar a un equipo como el Madrid a cero? Yo también lo veo difícil para el PSG, sobre todo porque de los 3 de arriba el único intimidante me pareció Neymar.

No creo que remonte el PSG, veo muy dificil que el Madrid no marque al menos 1 gol en Paris, en cuanto a Emery si yo fuera el Jeque y no remonta lo despido en ese momento, una inversion multimillonaria para perder en octavos dos veces (teniendo el dudoso honor de ser el primer equipo que le remontan un 4-0), no ganar la liga la temporada pasada despues de ganarla por mucho tiempo ininterrumpidamente y en esta temporada van de lideres quitandole al rival su maxima estrella, tienen tanta ventaja que cualquier entrenador medianamente capacitado es capaz de terminar campeon si despiden a Emery.

Que gusto da leerte Willy, como de costumbre marcadorint intentando no hacer valoraciones resultadistas. Es el primer sitio que leo que el cambio de Meunier fue bueno para el PSG, pero es que en efecto lo fue! A los dos minutos de entrar el PSG empezó a dominar el partido, y lo tuvo dominado hasta los cambios de Zidane. Aunque ahí disentimos, porque yo creo que, como siempre, tardó mucho en hacerlos. Durante casi un cuarto de hora el Madrid estuvo a merced de los franceses. Pero le suele pasar, es muy pesado para hacer los cambios, lo raro es que cuando empezó hace 2 años no era así. Se está “Ancelotizandose”.
Lo dicho, una crónica de chapeau!

Deja un comentario

*