El City gana con lo justo y asegura la primera posición

Manchester City Sterling Focus

Horas antes del inicio del partido, parecería imposible pensar que este Feyenoord que va cuesta abajo y sin frenos fuese capaz de poner en apuros a uno de los equipos más en forma de toda Europa en estos momentos como lo es el Manchester City. Sin embargo, no estuvo lejos de hacerlo. El conjunto de Gio Van Bronckhorst salió derrotado del Etihad por culpa de un gol postrero de Sterling tras una brillante combinación al primer toque con Gündoğan, pero sobre todo porque no estuvo nada hábil a la hora de aprovechar las ocasiones puntuales que le concedió un Manchester City conformista y por veces relajado en exceso, que estuvo aplicado en la presión (el Feyenoord apenas fue capaz de formar circuitos asociativos) pero que en cuanto tuvo el esférico en su haber se dedicó a moverlo con parsimonia hasta encontrar algún hueco que le permitiese llegar a la portería de Brad Jones. Ganó el partido, pero la de anoche no fue ni mucho menos la mejor actuación del conjunto citizen.

Manchester City 1 (Sterling 88’)
Feyenoord 0

Manchester City vs Feyenoord - Champions League - 22nd November 2017 - Football tactics and formations

Guardiola tenía muy claro que quería dejar asegurado el primer puesto del grupo F antes del viaje a Ucrania para enfrentarse al Shakhtar, y envió un mensaje en consonancia a sus futbolistas a la hora de elegir la alineación titular, pues las rotaciones fueron bastante menos exageradas de lo que se presuponía. Hombres como Claudio Bravo o Phil Foden no fueron de la partida y sí los Ederson, Otamendi, De Bruyne o Sterling que forman parte del teórico once de gala del Man. City en este primer tramo de la temporada. Los jugadores, no obstante, no captaron o no quisieron captar el mensaje de su técnico, y se movieron por el campo a un nivel de intensidad menor del requerido cuando hablamos de equipos de este calibre.

Eso se nota siempre, por mucho nivel individual que tengan los jugadores en cuestión. Ederson estuvo muy desconcentrado a lo largo de todo el choque, y realizó dos o tres salidas del área muy a destiempo que en alguna ocasión a punto estuvieron de costarle la tarjeta roja o un gol en contra de su equipo. Otamendi tuvo pérdidas casi infantiles en salida de balón que propiciaron ocasiones del Feyenoord, De Bruyne sacó algún latigazo peligroso desde fuera del área, pero estuvo muy errático en la toma de decisiones y se marchó sustituido tras forzar la tarjeta amarilla que le hará cumplir ciclo en la siguiente jornada y pasar limpio a las rondas eliminatorias, y Bernardo Silva o Agüero erraron ocasiones manifiestas que cuesta creer que no acabasen en gol si se tratase de otro tipo de partido.

Manchester City line up prior to the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751 21/11/2017
El Manchester City apostó por un once plagado de titulares.

Y ahí fue donde la bisoñez del Feyenoord se hizo manifiesta. Van Bronckhorst colocó a Boëtius en punta y dejó a Nicolai Jørgensen en el banco, se supone que en un intento por fortalecer su poderío al contragolpe. Pero la jugada le salió mal, porque fue en esas acciones concretas que requieren de picardía y agudeza dentro del área, esas en las que los delanteros con instinto marcan las diferencias, donde quedó claro que Boëtius no es ni probablemente será nunca un “9”. Se le escapó ahí el partido al conjunto de Rotterdam, y también en una brillante acción en el segundo tiempo en la que Toornstra encontró a Berghuis con un bonito pase de cuchara pero Ederson, esta vez sí, apareció para desviar el potente remate del extremo neerlandés y añadir un nuevo clean sheet a su cuenta particular.

Como era lógico, con el paso de los minutos el Manchester City fue embotellando más y más a los visitantes, que se mostraron atípicamente sólidos en tareas defensivas. Sin El Ahmadi, funcionó bien el doble pivote con Amrabat y Vilhena y toda la línea defensiva, Van Beek en particular, estuvo contundente en el cuerpo a cuerpo y hábil a la hora de defender los siempre complicados centros laterales. Guardiola movió el árbol centrando la posición de Danilo y dando entrada a Gabriel Jesus y Foden (este último debutó en partido oficial, minutos más tarde se estrenó en Champions el español Brahim Díaz), pero nada de esto pareció surtir efecto. El partido lo desequilibró una acción puntual de mucho nivel técnico, en la que Sterling volvió a demostrar que va camino de firmar la que seguramente sea la temporada más sólida de su carrera. El Manchester City ganó con lo justo; el Feyenoord no estuvo lejos, pero realmente nunca pareció creer en sus posibilidades.

Phil Foden debutó en partido oficial. Foto: Focus Images Ltd.
Phil Foden debutó en partido oficial. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*