El viaje no requería alforjas

Sevilla, previa Champions League. Foto: sevillafc.

Es ciertamente complicado encontrar un partido de Champions League con una importancia clasificatoria tan relativa y mayor número de titulares en liza. El Maribor alineó a los mejores disponibles para tratar de despedir la máxima competición continental con una sonrisa, y el Sevilla hizo lo propio buscando un punto que le permitiera mirar a Anfield sólo de reojo. Como mucho, preocupado por el liderato de grupo, aunque esa posibilidad se esfumó de inmediato. La dupla Berizzo-Marcucci utilizó a dos teóricos suplentes: el danés Krohn-Dehli y el tucumano Correa, únicas concesiones realizadas pensando en el choque de la próxima jornada liguera en el Santiago Bernabéu.

Maribor 1 (Tavares 10’)
Sevilla 1 (Ganso 75’)

Maribor vs Sevilla - Football tactics and formations

El inicio del partido siguió el esquema previsto: el Sevilla acaparando la posesión y el Maribor atrincherado. Lo que no cabía en las predicciones de casi nadie era que los locales marcaran a la primera que pasaran de la línea divisoria. El veterano Tavares, en un remate muy cómodo, cumplió su sueño de estrenarse en la competición. Completamente solo, no tuvo ni que hacer gala de su visible corpulencia. Tras eso, regreso al plan trazado. La defensa y el centro del campo del Maribor eran uña y carne. El balón fue para los hispalenses, pero de nada sirve mover la pelota si no te mueves tú después. Era imposible hallar espacios a ese ritmo. Hasta el descanso fue difícil encontrar algo a lo que llamar ocasión de gol.

Recordemos la situación del grupo antes del encuentro. El Sevilla tenía que perder y el Spartak estaba obligado a vencer en Liverpool para pasar a octavos. Ciertamente complicado. Con ese panorama, quizás no fuera del todo necesario que los sevillistas cansaran a tantos habituales y arriesgaran a tres titulares apercibidos para la siguiente ronda. No obstante, uno de los dos suplentes alineados parecía empeñado en invalidar este argumento; Joaquín Correa se mostró durante todo el encuentro tan inoperante como acostumbra últimamente. En cambio, ya casi en las postrimerías, Paulo Henrique Ganso y Jesús Navas sí aportaron desde el banquillo. Antes, el Sevilla demostró que tiene orgullo incluso cuando no es necesario. El Liverpool iba camino de meterle cuarenta goles a los rusos, pero los visitantes empezaron a poner en apuros a la zaga local. Sin ser muy incisivos, cierto, pero al menos obligándoles a bascular y agilizando las posesiones. El empate visitante llegó tras un error de bulto de Handanovic, que afeó a un conjunto que defendió en bloque y tiró de orgullo para responder al ambiente de su grada.

Jasmin Handanovic no pudo evitar el 0-1. Foto: Focus Images Ltd.
Jasmin Handanovic falló en el gol del empate. Foto: Focus Images Ltd.

El Maribor, sin opción alguna de alcanzar el tercer puesto, luchó para quitarse el mal sabor de boca que dejaron los siete goles encajados ante el Liverpool. Y lo logró. Tres puntos en este grupo, quedando invictos ante el campeón ruso y arrancando un empate al cuarto clasificado de la liga española, suponen una participación honrosa para el fútbol esloveno. A partir de ahora, su única preocupación será ganarle la liga (que actualmente atraviesa su ecuador) a sus rivales capitalinos. El Sevilla, además de por el campeonato doméstico, donde tiene al alcance los puestos de Champions, tiene en el horizonte el mes de la Copa del Rey. Antes, deberá encomendarse a la suerte en un sorteo de octavos que amenaza con cruzarle con potencias europeas y viejos conocidos. O ambas cosas. El equipo tiene aspectos que mejorar antes de que llegue febrero, como siempre, presto para dictar sentencia.

Foto de portada: www.sevillafc.es.

Related posts

2 comments

Creo que cualquier equipo de octavos se llevaría por delante al Sevilla si la eliminatoria empezara la semana que viene. Con dos meses por delante, mimbres hay para ponerse a tono. Eso sí, del bielsismo que se le presuponía a Berizzo no se percibe nada. Mucho más cerca de Emery que de Sampaoli hasta ahora.

Me da a mí que el sábado va a caer un saco de goles en el Bernabéu.

Deja un comentario

*