El ‘nuevo Videoton’ en busca del asalto a la fase de grupos de la Champions

Estadio Videoton Fehervar

El MOL Vidi FC aspira a clasificarse por primera vez para la fase de grupos de la Champions League. El campeón húngaro se ha erigido como una de las grandes potencias del fútbol magiar en la última década y ahora sueña con dar el paso definitivo que le otorgue una mayor visibilidad y, a la vez, potencie su dominio en la liga local. A finales de 2007, el nuevo presidente István Garancsi salvó al club de la bancarrota, recuperó el nombre histórico de Videoton (el club se llamaba FC Fehérvár por aquel entonces) con el que alcanzó su mayor éxito en la década de los 80 -perdió la final de la UEFA contra el Real Madrid en 1985- e impulsó un ambicioso proyecto que ha dado sus frutos. En la última década, el Vidi ha quedado hasta en ocho ocasiones entre los dos primeros clasificados de la liga magiar. En tres de ellas, ha conquistado el título. El Vidi no alzó la liga hasta 2011, cuando desafió la hegemonía del Debrecen, y desde entonces ya se ha convertido en un candidato habitual al campeonato.

Todos estos éxitos han llegado de la mano del Grupo MOL, el conglomerado empresarial que controla el petróleo y el gas en Hungría. Su inversión llegó más o menos a la par que István Garancsi a la presidencia del club y ha sido un factor clave para entender el crecimiento del Videoton en los últimos tiempos. En 2009 la institución recuperó el nombre histórico de Videoton, que hace referencia a las raíces del club de la impronunciable ciudad de Székesfehérvár. El equipo de fútbol nació primero como el club de los trabajadores de la principal fábrica de esta ciudad industrial situada a 65 kilómetros de Budapest. Conocido principalmente como Székesfehérvári (a veces con un apellido detrás que acompañaba el nombre de la ciudad), en 1968 la entidad pasó a llamarse Videoton gracias a un acuerdo con la empresa local de servicios de productos electrónicos de esa misma urbe. El nombre pasó a formar parte del imaginario del fútbol magiar pese a que el club volvió a sufrir varios cambios de onomástica. En la década de los 90 entró el patrocinio de Parmalat, operación que también modificó el nombre de la entidad, y finalmente se recuperó la onomástica de Videoton pese a que la empresa original no tenía relación alguna con el club a nivel económico o de patrocinio oficial, a diferencia de lo acontecido varias décadas antes.

Videoton
El MOL Vidi FC ha ganado tres de las últimas siete ligas en Hungría. Foto: MarcadorInt.

Hasta este verano. El peso del Grupo MOL en el Videoton fue creciendo hasta el punto de que en 2018 volvió a cambiar el nombre del club. Se mantuvo el nombre de Vidi, que es como se conoce popularmente al club de fútbol, para que el club fuera reconocible sin hacer referencia a la empresa Videoton. Y se añadió el nombre del principal motor económico del club para formar la nomenclatura oficial de esta temporada: MOL Vidi FC. A cambio, el Vidi recibirá más dinero. “Los planes serios conllevan dinero serio. El Vidi ha demostrado en los últimos años que es capaz de renovarse y alcanzar nuevos resultados. Pero necesitábamos el apoyo de MOL para realizar este cambio. El nombre de Videoton lo recuperé yo cuando compré el club después de una larga batalla. Era muy importante para mí y se lo prometí a los hinchas. Pero hay que hacer ver a la gente que no puedes llevar el nombre de dos empresas diferentes en un mismo club de fútbol. Sobre todo cuando una paga por ese privilegio y la otra no. El acuerdo con Videoton no era una relación de patrocinio o de trabajo. Incluso entonces la empresa Videoton no pagaba dinero. Videoton no era un esponsor, pero al mismo tiempo su nombre aparecía como si lo fuera. El actual holding Videoton ha dado su apoyo al cambio de nombre”, argumentaba el presidente István Garancsi en la web del club cuando se anunció el último cambio de nombre. Sí se conserva el mismo escudo.

El primer efecto de la inyección de dinero lo encontramos en la buena temporada del Vidi en Europa. Por primera vez, el conjunto húngaro ha superado dos rondas previas de Champions. Ha eliminado al Ludogorets y al Malmö, dos equipos con mayor experiencia en competiciones internacionales en la última década, y se jugará el pase a la fase de grupos en un cruce a cara o cruz contra el AEK de Atenas. En caso de caer contra el campeón griego, el Vidi disputaría por segunda vez la fase de grupos de la Europa League. Un premio también suculento para un club poco acostumbrado a viajar por el viejo continente y que ha retenido a sus principales estrellas. Pilares del título conquistado la temporada pasada como Loic Nego, Danko Lazovic o los hermanos Marko y Stefan Scepovic se han quedado para pelear por un puesto en la fase de grupos de la Champions.

Otra de las consecuencias más inmediatas de la inversión de MOL en el Vidi la encontramos en la construcción de su nuevo estadio. Es una tendencia en el fútbol húngaro en los últimos años: Debrecen, Puskas Academica, Diosgyör, Ferencvaros o Györ han estrenado sus respectivos recintos en la última década. El Vasas y el Honved también han renovado sus estadios. Así pues, el Vidi no podía quedarse atrás. Uno de los clubes más populares del país jugaba sus partidos en un estadio añejo y ahora tendrá una casa a la altura del resto de sus competidores. El nuevo estadio todavía está en construcción, motivo por el cual el Vidi tuvo que jugar toda la temporada pasada en el Pancho Arena de Felcsut, el estadio de la ciudad donde se crió el primer ministro Viktor Orbán. Ya contamos su historia en su momento, como también las todavía vigentes buenas relaciones entre Vidi y Puskas Academia. También en Felcsút ha jugado el Vidi las primeras rondas previas de la Champions, aunque este miércoles deberá mudarse a la capital, al Groupama Arena del Ferencvaros, para recibir al AEK de Atenas en la ida del play-off. Se jugará el pase a la fase de grupos en un estadio con aforo para 23.000 espectadores, pero a 65 kilómetros de Székesfehérvár. Una hora en coche separa ambas localidades.

El Videoton remontó la eliminatoria ante el Girondins en el Pancho Arena. Foto: Edu Ferrer ALcover (Todos los derechos reservados).
El Videoton ha jugado como local en el Pancho Arena en las primeras rondas de Champions. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Si se clasifica para la fase de grupos de la Champions, el MOL Vidi FC seguirá disputando sus partidos como local en Budapest. El nuevo estadio de Székesfehérvár sigue en construcción pese a que según las previsiones iniciales ya debería estar operativo. La futura casa del MOL Vidi FC tendrá capacidad para más de 14.000 espectadores después de una inversión que rondará los 40 millones de euros según los primeros presupuestos. La demolición del antiguo campo empezó en diciembre de 2015 y desde entonces el proceso ha sido más lento de lo previsto. Entre otras cosas, se esperaba reconstruir el estadio manteniendo la tribuna principal, una idea que se tuvo que abortar a mitad de las obras porque al parecer no cumplía con las mínimas condiciones de seguridad. Este contratiempo obligó a derrumbar también la grada y levantarla de nuevo. El estreno estaba previsto para enero de 2018, luego se anunció que se esperaba terminarlo en junio y ahora los cálculos más optimistas pronostican que la inauguración se realizará el próximo mes de diciembre o de enero.

Todo apunta a que el MOL Vidi FC no podrá presumir de nuevo estadio en Europa esta temporada, pero sí parece que ha encontrado el contexto idóneo para convertirse en uno de los principales equipos a batir en Hungría. Tiene la competencia del Honved del empresario norteamericano George Hemingway, que hizo fortuna con las franquicias de Pizza Hut y KFC en el país magiar, y del Ferencvaros de Gábor Kubatov, un representante político del partido de Fidesz -el mismo del primer ministro Viktor Orban- en el Parlamento Húngaro. La pugna por la hegemonía está servida en un país que busca recuperar su lugar en el mapa futbolístico europeo.

Un águila preside la entrada al estadio del Ferencvaros. Foto: MarcadorInt.
Un águila preside la entrada al estadio del Ferencvaros. Foto: MarcadorInt.
Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

9 comments

Enhorabuena Tomás, artículos como este hacen diferente a MarcadorInt de cualquier otra web sobre información futbolística. Es todo un lujo poder volver a leeros una temporada más.

Me llamó la atención el cambio de nombre cuando lo vi en las rondas previas. Interesante el artículo, con muy buena información 😉

Entiendo el cambio de nombre. Esa publicidad gratuita a Videoton cuando la pasta la ponían otros no podía durar mucho. Pero no deja de ser curioso que se cambie un nombre. El fútbol del centro de Europa, tanto en Austria como en Hungría está intentando resurgir. Lo cual siempre es bueno para darle algo más de color a los competiciones continentales.

Muy buen artículo Tomás, al igual que al resto me sorprendió verlos competir con ese nombre en las rondas previas. Eso sí, creo que no mantienen el escudo, lo han modernizado ligeramente y donde ponía “VIDEO TON” ahora aparece “MOL VIDI”, ya me extrañaba.

Exacto. Han cambiado el nombre que salía en el escudo, pero el resto es idéntico porque sale la nomenclatura exactamente en el mismo lugar donde estaba. A eso quería hacer referencia.

Deja un comentario

*