La Juve pasa a octavos con oficio

Juventus Higuaín Focus

Por muy flojo que sea el momento de Olympiacos, un duelo en el Giorgios Karaiskakis es siempre un duelo en el Giorgios Karaiskakis. Este lema rozando la obviedad lo tenían grabado a fuego tanto los hombres de Takis Lemonis como los de Massimiliano Allegri. Unos porque, pese a la falta de alicientes clasificatorios, insuflar de moral a los aficionados de Olympiacos nunca está de más en unos momentos complicados como los que atraviesa el conjunto del Pireo. Otros, porque pese a que todas las quinielas situaban a la ‘Vecchia Signora’ como segunda de grupo, un susto en el Camp Nou y otro en tierras helenas podía llevar a la Juve al desastre.

Olympiacos 0
Juventus 2 (Cuadrado 16′, Bernardeschi 89′)

Olympiacos vs Juventus - Football tactics and formations

Consciente del plus, ni que fuera anímico, que iba a pegar Olympiacos como local, Allegri dispuso un 4-2-3-1 bastante rocoso, con Khedira y Matuidi en el doble pivote y en el que la responsabilidad de generar acciones de desequilibrio recaían en las bandas, con Cuadrado y Douglas Costa jugando a pierna natural y con la intención de disipar con su profundidad cualquier intento de Olympiacos por embotellar el juego en la medular. La fórmula le funcionó de primeras a los bianconeri y en el minuto 16 de encuentro llegó el primer tanto del partido, precisamente, por la banda. Eso sí, pese a generarse por la izquierda no fue Douglas Costa el que puso el pase de la muerte sino el lateral Alex Sandro quien llegó bien a línea de fondo y puso un buen envío para la incorporación de Juan Cuadrado.

Cuadrado Colombia Focus
Cuadrado fue uno de los hombres más destacados del partido; de hecho su gol en el primer cuarto de hora de encuentro encarriló el objetivo de los italianos. Foto: Focus Images Ltd.

La Juve había hecho lo más difícil, se había adelantado en el marcador y ya no tenía que estar pendiente de lo que sucediera en la Ciudad Condal. Parecían relajarse los ánimos entre las filas de la ‘Vecchia Signora’ al ver que la posibilidad de la hecatombe cada vez se alejaba más. No obstante, es cierto que Olympiacos no fue excesivamente incisivo en la primera parte pero protagonizó alguna llegada que dejó patente que aquel partido todavía no estaba cerrado para los de Allegri. Buena prueba de ello fue la que tuvo Djurdjevic tras una buena prolongación de Nikolaou en un saque de esquina. Esta jugada sería un aviso de lo que intentaría Olympiacos tras la reanudación.

Un paso adelante en la reanudación

Takis Lemonis aupó a su equipo para dar un paso al frente. El primer movimiento del entrenador heleno fue dar entrada a Marko Marin por Sebá. El extremo germano fue una de las claves para que Olympiacos planteara unos primeros veinte minutos de la segunda mitad más que complicados para el equipo transalpino. Olympiacos quiso darle de su propia medicina a la Juve y aprovechó las bandas para hacer daño. Marko Marin por la izquierda y también Felipe Pardo por la derecha percutieron sobre manera la diezmada zaga juventina -sin Chiellini ni Höwedes-. Takis Lemonis redobló la apuesta y dio entrada a Fortounis con tal de marcar un empate que en aquel momento le hubiera complicado las cosas a los bianconeri. De hecho otro recién entrado, Mohamed Ben, tuvo la más clara del partido al rematar un envío lateral al larguero. Allegri vio la fuga de agua y decidió dar entrada a Pjanic por un gris Dybala para remodelar el esquema a algo más parecido a un 4-3-3 y darle más empaque y, sobre todo, más control al juego de la Juve. Esta medida fue una de las claves que abortó la reacción de Olympiacos, la otra fue que tras no aprovechar las tres o cuatro ocasiones francas de las que dispuso, el conjunto heleno no consiguió verse dando la vuelta al partido.

Olympiacos no aprovechó su momento de partido, no marcó cuando podía y eso lo aprovechó la Juve para contemporizar. Ya en las postrimerías del encuentro el recién entrado Bernardeschi puso el 0-2 definitivo con una muy buena jugada personal definida al más puro estilo Arjen Robben. Este 0-2 sumado a la buena nueva que llegaba desde tierras catalanas confirmó el pase de la Juventus como segunda de grupo. No obstante, pese a lo que pueda parecer, hubo ciertos momentos de riesgo en el Pireo que bien le pudieron costar un buen susto a los de Allegri. En cualquier caso, los bianconeri superaron la prueba con suficiencia cosa que les sirve para saberse ya en octavos y para encarar con más confianza el trascendental choque del próximo sábado ante el Inter de Milán.

Foto de Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*