El Sporting difumina al final su gran partido en Grecia

Gelson Martins of Sporting Clube de Portugal and Mario Goetze of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Estádio José Alvalade, Lisbon
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
18/10/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-EIB-161018-0062.jpg

Jorge Jesús y los suyos parecían tener el primer argumento para soñar con la clasificación a octavos, pero un desenlace extraño les deja sensaciones agridulces. Se llevaron por fin los tres puntos en una salida europea, aunque ahora les tocará sufrir ante Barcelona y Juventus. Los lusos fueron un rodillo en una primera parte en la que dejaron todo visto para sentencia, pero los goles de Felipe Pardo en la recta final maquillaron el resultado.

Olympiacos 2 (Felipe Pardo 89′, 93′)
Sporting CP 3 (Doumbia 2′, Gelson Martins 13′, Bruno Fernandes 43′)

Olympiacos vs Sporting CP - Football tactics and formations

Al conocerse los onces titulares, poco variaba sobre lo previsto. Si acaso, la ausencia de Bas Dost en detrimento de Seydou Doumbia. Aunque el africano se encargó bien pronto de dar la razón al míster. Sobre todo, de dejar bien claro que el potencial aéreo de los leones no se iba a resentir. A pase del argentino Acuña tras el saque en corto de un falta lateral, el ariete se elevó para cabecear totalmente libre de marca desde el punto de penalti y superar a Kapino en su salida. El desajuste defensivo local causaba sonrojo, más que nada por tratarse del segundo minuto de un envite europeo y en una jugada a balón parado. Ningún marcador estaba ni siquiera cerca del ex de CSKA, Roma o Basilea en el momento del remate.

Más allá del tempranero gol del marfileño, el inicio no fue ni mucho menos el del típico anfitrión que quiere asustar a su huésped. El Sporting estaba cómodo sobre el tapete, dificultando la salida de balón y aprovechando cada oportunidad de salir como un tiro al contragolpe. Dicho de otro modo, haciendo gala de todas sus constantes vitales. Rozando el cuarto de hora, Gelson Martins nos enseñó todo lo que es: un mediapunta velocísimo, certero y con mucho gol. Así, volando hacia el área sin oposición y definiendo sin titubeos, hizo el 0-2.

El partido se convirtió desde ese momento en un juego de niños para el conjunto lisboeta. Antes del descanso llegó el 0-3, obra de Bruno Fernandes, en otra jugada que pilló a la zaga helena a contrapié. El pase filtrado de Coates desde su campo fue bueno, pero el entramado defensivo quedó desarbolado con demasiada facilidad. El ‘8’ de los leones se quedó solo para definir tras un movimiento muy simple. Pese a los tres goles, el resultado era corto, ya que el botín pudo ser una goleada escandalosa. El goteo de llegadas al área era constante.

Manager Jorge Jesus of Benfica during the UEFA Europa League match at White Hart Lane, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 13/03/2014
Jorge Jesús no se podía imaginar un desenlace tan ajustado tras el 0-3 al descanso. Foto: Focus Images Ltd.

En la reanudación, Olympiacos empujó para meterse en el partido, pero los centrales del Sporting, muy bien arropados por los laterales y los mediocentros, achicaron agua con suficiencia. En ese sentido, cabe destacar que Sebastián Coates es uno de los líderes del equipo verdiblanco. Su carácter se antoja básico en una zaga cuyo principal pecado es la frialdad. El que más nota la ascendencia del charrúa es Mathieu, que rayó a gran nivel y no se desconectó en ningún momento. Es cierto que está cometiendo errores en este inicio de curso, pero la titularidad le sienta bien al ex del Barça.

Muy poco o nada que destacar de los griegos. A la inoperancia de su retaguardia deberíamos añadir cierta incompetencia por parte de sus atacantes. Tanto Djurdjevic como Emenike, su reemplazante, estuvieron inéditos. Mientras, Marko Marin, Fortounis y Mehdi Carcela nunca generaron imprevistos. Solo fue antes y durante el descuento cuando el ímpetu de Felipe Pardo, que salía del banquillo, hizo mella en el marcador. El lateral zurdo del Sporting, Jonathan Silva, salió en la foto en los dos goles, primero tras ser recortado en el interior del área por el colombiano y después por no cerrar bien el centro de Diogo Figueiras.

Del partido podemos sacar una serie de certezas. La primera, que el Sporting es un equipo guadianesco. Parece maduro por momentos, pero las dudas que ha dejado al final también le han sobrevenido en la competición doméstica frente a Feirense o Estoril Praia. La segunda, que Gelson Martins tiene hechuras de jugador importante. Como mínimo, para aterrizar en una liga potente más pronto que tarde. Bajo ese aspecto selvático y esos tirabuzones se esconde un futbolista que dará (más) que hablar. Como apunte final, el temor de que Olympiacos termine por convertirse en una comparsa a nivel europeo. En otra víctima de la ley Bosman que vaga con más pena que gloria por la Champions mientras se pasea en una liga cada día más aislada. Lo visto hoy es muy poco para encarar los cinco partidos quedan y su futuro en la competición no es halagüeño.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*