El Liverpool tritura al Oporto sin exprimirse

fil-stoke-liverpool_044-2

Jürgen Klopp tiene motivos para no esconder la sonrisa. Su Liverpool machacó a un Oporto cándido en una clara demostración de poderío por parte del representante inglés, exponente del auge británico en la máxima competición continental tras casi una década de decepciones. Sin necesidad de exprimirse en exceso, tan solo interpretando las facilidades ofrecidas por el rival hasta encontrarle las cosquillas, los reds se gustaron, decantaron por completo la eliminatoria antes de coger el avión de vuelta a casa e incluso se permitieron el lujo de enviar un mensaje a Europa: Salah, Mané y Firmino convierten a cualquier coro de correctos acompañantes en un grupo de ‘rock & roll’ aspirante a todo. Mañana, al Liverpool se le seguirá observando con desconfianza, pues solamente Van Dijk estimula en una zaga sin mimbres de equipo campeón, y tampoco Karius bajo palos se abre paso entre la élite en su posición. Sin embargo, la majestuosidad del trío de atacantes y el soporte que proporcionan los tres centrocampistas para crearles un contexto favorable invitan a pensar que este equipo es capaz de fulminar a cualquiera si el rival se despista, o simplemente uno o dos de los delanteros están de dulce. Los tres es un abuso. En el Estadio do Dragão, el tortazo al Oporto fue mayúsculo.

Oporto 0
Liverpool 5 (Mané 25′, 53′, 85′, Salah 29′, Firmino 70′)

Oporto vs Liverpool - Football tactics and formations

El Liverpool encontró grietas en el entramado defensivo local aprovechando desajustes defensivos no vistos esta temporada en los dragões, un colectivo sólido sin la pelota y solidario en las ayudas… hasta anoche. Los hombres de Conceiçao firmaron unos primeros quince minutos convincentes en los que Brahimi cargó con el peso de la ofensiva desde el costado izquierdo, Otavio asumió galones en la mediapunta y Telles advirtió del veneno que posee en su pie izquierdo cuando se le permite ejecutar lanzamientos a balón parado. Pese a ello, ese ímpetu inicial no se transformó en goles y acabaría por cortocircuitarse cuando el juego horizontal inglés instó a los portugueses a dar un paso al frente. El Oporto quiso trabar la salida de los dos laterales reds, pero los cuatro defensas no acompañaron la decisión del resto del colectivo. Marcano, Reyes, Ricardo y Telles rehusaron adelantar la línea quince metros y el titubeo se volvió en contra del líder del fútbol luso.

Ya fuese por falta de confianza o de costumbre, porque el Oporto no tiende a plantar la última línea lejos de su propia meta, el desorden pronto se convertiría en un pastel demasiado apetecible para un Liverpool hambriento. Sin colocar el pie en el acelerador, Salah, Mané y Firmino comenzaron a encontrarse cómodos recibiendo en el espacio libre entre la zaga y la línea de cuatro medios ubicada por detrás de Otavio. Eso permitió al equipo inglés asentarse en campo rival, activar a Milner y Wijnaldum en la frontal del área y empezar a sembrar dudas en un conjunto poco habituado a mostrar fisuras en la retaguardia. El nerviosismo de José Sá bajo palos acrecentó unos interrogantes que Mané y Salah despejaron antes de alcanzar la media hora de juego.

Sadio ManÈ of Liverpool looks for options during the Premier League match at the Bet 365 Stadium, Stoke-on-Trent Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751 29/11/2017
Sadio Mané, autor de tres goles contra el Oporto (Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd).

El 0-2 anotado por el rayo egipcio después de dejar atrás a Sá con un quiebro de genio abrió una vía en el corazón del Oporto, y el equipo de Conceiçao se fue desangrando poco a poco presa de sus contradicciones. Arriesgar en busca de un gol que aportase luz tenía premio pero también un riesgo evidente: el de perderlo todo. Y así fue: Soares erró la oportunidad más clara de cuantas dispuso el cuadro luso antes del descanso, tras lo que el Liverpool apenas necesitaría ocho minutos a la vuelta de los vestuarios para castigar la osadía portuguesa, presumiendo de la pegada de sus estrellas. Durante el transcurso del segundo tiempo, Mané y Salah encontraron dos autopistas en la retaguardia portista, y ambos extremos terminarían cayendo como dos martillos sobre el esqueleto de un equipo huérfano de puntales. No pocos se acordarán ahora de las ausencias de Felipe, Danilo y Aboubakar, el caparazón de un conjunto rocoso que en esta ocasión se mostró frágil y desnortado. Para poner la puntilla, Firmino no quiso irse de vacío de Portugal y acabó degustando su porción de la tarta (0-4) 16 minutos antes de que Mané redondease la contienda con el quinto tanto de la noche, el tercero en su cuenta particular. Un auténtico festín.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Ojo a los clubes ingleses esta temporada en la champions. Como dice Carlos al principio del articulo, han pasado una decada con muchas sombras y pocas luces en la CL. Poquitas luces sin duda, que encima quedan muy atrás: el milagroso titulo del Chelsea de Di Matteo en 2012 y y las finales perdidas por el ultimo gran Man U. de Ferguson en ’09 y ’11. En las últimas cinco temporadas, el mayor logro de un club ingles en CL fue llegar a semifinales (Chelsea en el ’14 y Man C. en el ’16). Sin embargo, si que tiene pinta que esta tendencia va a cambiar este año por fin, aunque queda por ver aún los efectos del calendario inglés (en pocos años se modificara para crear un paron invernal breve) en estas plantillas para cuando llegue Abril por ejemplo. De momento, el Man C. 0-4 fuera de casa; el Liverpool 0-5 fuera de casa; el Tottenham 2-2 fuera de casa, remontando un 2-0 ante el actual subcampeón. Lo más normal sería que el Man U. pase ante el Besiktas y aunque el Barsa es favorito, el Chelsea tiene opciones. Por lo tanto como minimo es probable que haya 3 clubes de la premier en cuarto, y es hasta más probable que haya 4. Será muy interesante el sorteo de los cruces, no solo por posibles derbys y enfrentamientos intra-britanicos sino tambien por los pasados de sus entrenadores (Mou, Pep, Klopp, Conte, Poche) con respecto de otros clubes que estarán en cuartos probablemente (RM, Barsa, Bayern, Juventus). Algunos de los cruces que me parecerían especialmente interesantes son estos:
Liverpool vs Roma (vuelta de Salah) – y en realidad me interesaría cualquier enfrentamiento del Liverpool con un rival no-premier (Bayern, Madrid, Barsa…)
Man U. vs Bayern (choque muy fisico y tactico)
Chelsea vs Juventus (vuelta de Conte, partida de poker con Allegri)
Tottenham vs Barsa (por ver a Kane-Alli vs Umtiti-Piqué y el juego de planteamientos entre Pochetino y Valverde)

Algo me dice que el seguimiento de las últimas eliminatorias de la CL por parte de la prensa británica va a ser mucho mayor que en los años en los que les iba mal. Es el chollo de ser una isla, cuando pierdes es siempre “ah, si ni siquiera nos interesa esto de jugar al fútbol en europa, el fútbol de verdad es el nuestro, los torneos nacionales con mas antigüedad, historia y épica”, y cuando ganas “Britain rules over European football once again! Welcome to the Champions Premier League!” Y como pasen los 5 a cuartos no va a haber forma de esconderse este verano en la costa española de ingleses fardando en balbuceos de alcohólico y sacando pecho figurada y literalmente (un pecho que estará quemado por el sol en un rojo vivo como un tomate fresco), lleno aún más de orgullo que de cerveza y whiskey. Les dará para varios años de ir tirando de recuerdos de la temporada, como durante años aquel 4-4 entre Chelsea y Liverpool en la vuelta de cuartos de la 08/09 sirvió de carta de presentación para el resto de Europa de un renovado fútbol británico de altísimo ritmo, intensa preparación y desgaste físico y un gusto por la épica que conquistó a muchos aficionados al fútbol de todo el mundo, yo incluido. En Anfield, Stamford Bridge y Old Trafford añoran esa época en la que los aficionados de toda europa temían que les tocase uno de esos rivales ingleses tan hyper-competitivos, mientras en el Etihad y en Wembley (los de Poche) ansían dejar una huella grande por primera vez. Quien sabe si lo uno o lo otro puede actuar más como potenciador o como paralizante.

Buen comentario, solo comentar que el Man.U juega contra el Sevilla, no contra el Besiktas (este juega contra el Bayern).. Igualmente veo favorito al Man U. Aunque el Sevilla estos dos ultimos meses a mejorado y se ha reforzado bien.

Tambien me gustaria ver un Barça – Tottenham, creo que se veria una bonita batalla entre Pochettino y Valverde, a parte de bonitos duelos. Umtiti y Pique contra Kane y Alli, Eriksen o Iniestia…Seria capaz Dembele de retener y avanzar con el balon contra el F.C Barcelona con la alta presión? Aunque con Messi, las opciones del Tottenham (por no decir de cualquiera) se reducen. Saludos

Deja un comentario

*