APOEL-Real Madrid: aparcar la Champions hasta febrero

Zidane vuelve a Dortmund. Foto: Focus Images Ltd

Ya demostró el Real Madrid el año pasado que no es estrictamente necesario superar la fase de grupos como primero para acabar avanzando rondas y proclamarse campeón. La derrota en Wembley contra el Tottenham dificulta las posibilidades del equipo español de alcanzar la primera plaza, que a priori garantiza un sorteo algo más asequible, pero tampoco fue un tropiezo que aprovechara el Borussia Dortmund para intentar poner más presión de cara a la segunda. El cuadro alemán pinchó en su visita a Nicosia, un campo en el que pocos sacan a relucir su mejor versión. El APOEL puede ser más o menos potente, contar con generaciones de futbolistas mejores o peores, pero garantiza partidos incómodos ante su hinchada. Es uno de esos peajes por los que hay que pasar a lo largo de la Champions, una de esas citas menos glamourosas que hay que aprobar para superar la evaluación continua. Y el Dortmund ya sufrió en sus carnes que en estadios como este a menudo hay mucho más que perder que a ganar.

Si el Real Madrid vence en Nicosia certificará de forma matemática el pase a octavos de final y podrá aparcar la Champions hasta el mes de febrero, cuando los mejores equipos del continente se preparan para estar en las condiciones óptimas para la recta decisiva de la temporada. Si tropieza, en cambio, quizás aún deba mantenerse alerta de cara a la última jornada frente al Borussia Dortmund en el Santiago Bernabéu. Así pues, los de Zidane necesitan volver a Chipre con un buen resultado que, de paso, les permita enchufar a algunos de los futbolistas que están padeciendo dificultades para reencontrar su mejor versión. Sin ir más lejos, la Champions es la competición en la que más letal se está mostrando Cristiano Ronaldo (6 goles en 4 partidos) y Karim Benzema necesita romper su sequía tras solo haber anotado una diana desde la Supercopa de España frente al Barcelona. Un partido como el de este martes, ante un rival que se encerrará en su área y cederá la iniciativa, puede ser un terreno propicio para que los atacantes de Zidane recuperen la confianza de cara a portería. El técnico galo debe encontrar el equilibrio entre priorizar este aspecto, dar minutos a futbolistas menos habituales y arreglar el ritmo ofensivo de un equipo que no ha funcionado al mismo nivel que el curso pasado. El Real Madrid sufre en paralelo el coste de oportunidad que supone la titularidad que se ha ganado Isco: el malagueño se ha hecho con la batuta en la mediapunta a costa de sacrificar un futbolista con mayor capacidad de intimidación en el último tercio y se ha consumido lo que era un as bajo la manga prácticamente infalible saliendo desde el banquillo. Los equilibrios ofensivos del Real Madrid han cambiado en los últimos meses, más allá de las prestaciones anotadoras de los puntas y el margen de crecimiento en el rendimiento de los laterales, claves en el sistema de Zidane para dar amplitud al equipo por fuera. En ese impasse se encuentra ahora el club blanco.

Asensio atendió a la prensa antes del partido.
Asensio atendió a la prensa antes del partido. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).
El planteamiento del APOEL pasará por reducir todos los espacios interiores al Real Madrid para obligar al elenco español a atacar y centrar por fuera, el aspecto con el que la defensa chipriota se sentiría más cómodo. Ya lo hizo frente al Borussia Dortmund o el Tottenham para espesar el juego de su adversario, y luego cuenta con la potencia del delantero beninés Poté para desplegarse a la contra. Corpulento para ganar cualquier balón largo y relativamente rápido para correr con espacios, Poté es un futbolista más adecuado que De Camargo para jugar lejos de la portería rival. Mezcla bien con Aloneftis, otro futbolista que puede dar aire al APOEL con su zancada. El campeón chipriota necesita a futbolistas que cumplan con este perfil para cortar los ataques del Real Madrid, junto a la pausa que puedan aportar jugadores de un corte más asociativo como Zahid. La gran novedad en la convocatoria chipriota es el centrocampista argentino Facundo Bertoglio, recién recuperado de una lesión. El portero Waterman y el búlgaro Zhivko Milanov aún causan baja, por lo que el canario Nauzet Pérez tiene todas las papeletas para volver a jugar de titular entre palos tras su debut en Dortmund. En el Real Madrid, Ramos no ha viajado a Nicosia tras el golpe recibido el pasado sábado frente al Atlético, mientras siguen lesionados Kovacic, Keylor Navas y Gareth Bale.

Alineaciones probables: APOEL-Real Madrid, 20:45h

APOEL vs Real Madrid - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*