APOEL-Tottenham: impedir la alegría del juez

El Tottenham de Mauricio Pochettino no estuvo a la altura en la Europa League, pero se ha recompuesto en la Premier League. Foto: Matthew Usher/Focus Images Ltd.

Los dos contendientes comparten algo: hace más de un lustro que no saborean los octavos de final de Champions. Eso sí, aprovecharon y se colaron en cuartos. Para recordar el triunfo del Tottenham sobre el Milán hay que remontarse a la ya lejana edición de 2010-11, cuando Gareth Bale llamó a las puertas del continente. En cuanto al APOEL, aquella gesta consistió en eliminar al Olympique de Lyon. Fue en la 2011-12. Y se da la circunstancia de que ambos conjuntos cayeron en la misma ronda ante idéntico rival: el Real Madrid (que, para completar la casualidad, ahora se encuadra en su grupo). Ambos equipos conservan el bloque de la temporada pasada, pero sus apuestas son dispares. Mientras que los locales confían su éxito a la experiencia, el plantel británico está repleto de jugadores consagrados que no superan los veinticinco años.

Los inicios de la segunda etapa del técnico Giorgios Donis en Chipre no están siendo dulces. Regresó para sustituir al hispano-danés Thomas Christiansen, que actualmente lidera la Championship con el Leeds United, y aunque superó el playoff europeo, el campeonato doméstico se le está atragantando. Su liga va por la quinta jornada, pero el APOEL únicamente ha disputado tres, logrando una victoria. Esto lo sitúa en el undécimo puesto (compiten catorce), a un punto del farolillo rojo. La posición parece más llamativa que relevante, pero no deja de ser una racha anómala para el campeón de las cinco últimas ligas chipriotas.

Donis.
Donis afronta su segunda etapa al frente del APOEL. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

En su debut en Champions no varió el sistema, pero sí sustituyó alguna pieza en pos de un mejor rendimiento defensivo. El entrenador griego cuenta con una zaga curtida, en la que destacan los españoles Roberto Lago y Jesús Rueda. La primera disyuntiva se presenta en el doble pivote, ya que el acompañante habitual de Nuno Morais (décima temporada en el club) es el argentino Agustín Farías. Sin embargo, en el Bernabéu tiró de experiencia y apostó por Vinicius, formando una pareja de sobra conocida por sus hinchas. El delantero centro es Igor de Camargo. Y es que, tras desarrollar su carrera entre Bélgica y Alemania, el espigado brasileño aún marca goles en Chipre con 34 años. Tras él, surgen dudas debido a las bajas de Lorenzo Ebecilio y Facundo Bertoglio (además de las de Efrem y Milanov). El primero lo jugaba todo hasta ahora, así que toca improvisar. Una opción es adelantar a Farías, mientras que la otra es alinear completa la terna que debería pelear por las bandas, compuesta por el noruego Ghayas Zahid, Aloneftis, y el húngaro Roland Sallai, que con un coste de dos millones supuso el único desembolso importante del APOEL en el pasado mercado de fichajes.

Por su parte, el Tottenham sabe que, salvo debacle madridista, el pase se lo juega contra los alemanes. Por eso Pochettino recalcó en la previa que “la victoria ante el Dortmund fue muy importante y es clave para nuestro futuro volver a ganar”, máxime cuando su rival se enfrenta al equipo más potente, y la cita en Chipre se presenta como una oportunidad magnífica para poner tierra de por medio. No obstante, los londinenses también cuentan con numerosas bajas que pueden condicionar tanto el once como el esquema. Dele Alli aún arrastra una sanción de la temporada anterior, mientras que Jan Vertonghen vio doble amarilla. Los dos se unen a la nómina de lesionados de larga duración: Rose y Wanyama. Además, a última hora, tanto Moussa Dembélé como Eriksen han engrosado la lista.

La expulsión de Dele Alli marcó el partido. Foto: Focus Images Ltd.
Dele Alli arrastra una sanción de la temporada pasada en Europa. Foto: Focus Images Ltd.

En verano, el Tottenham logró perder únicamente a un titular, e incorporó a cuatro jugadores. Dos gozan de protagonismo; el costamarfileño Aurier (su primera experiencia lejos de Francia es sustituir a Kyle Walker) y el colombiano Davinson Sánchez, fichaje récord del club. Esta adquisición fue pensada para dar continuidad a la apuesta de jugar con tres centrales. Ahora, con la baja de uno de los belgas, el dilema para el técnico argentino es regresar a la defensa de cuatro o brindarle la titularidad a su joven compatriota Juan Foyth, fichado por más millones de euros que partidos jugó con Estudiantes. La cuarta incorporación fue Fernando Llorente, cuya única opción de quitarle el puesto al inspiradísimo Harry Kane reside en las rotaciones, algo que sólo sucedió en Copa de la Liga ante el Barnsley. A esto hay que añadirle las ausencias (sin Eriksen ni Alli ni Dembélé es una incógnita mayúscula saber quién jugará tras el punta), por lo que quizás Pochettino considere que ya hay cambios suficientes como para incluir al delantero español. Sobre el papel, la diferencia entre los dos equipos permite estas variaciones y más.

El sorteó dejó al APOEL sin apenas opciones de prosperar en competición europea, y su aspiración se reduce a convertirse en juez del grupo. Es decir, robar algún punto, celebrar las migajas. Vivir al menos una gran noche en su estadio. Pero los Spurs llegan a Nicosia sin ganas de conceder alegrías. Más bien al contrario: aterrizan con hueco en las maletas.

Alineaciones probables: APOEL–Tottenham, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

APOEL vs Tottenham - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*