Atlético de Madrid-Juventus: el estadio al que la Vecchia Signora quiere volver

Atlético y Barcelona se citan este sábado en el Metropolitano. Foto: Focus Images Ltd.

Con trece puntos de colchón sobre el Nápoles, su perseguidor más cercano en la Serie A, y sin opciones de alzar la Coppa tras caer ante el Atalanta, ha llegado el momento de poner todas las fichas en la Champions League. Restan tres meses y medio de temporada, pero a la Juventus solo le queda un único objetivo, el más ansiado desde su ambiciosa planificación de temporada en verano. La Copa de Europa se le resiste desde que la alzó por segunda vez en 1996 y se ha convertido en una obsesión en Turín. Desde entonces, se ha quedado a las puertas de alzar el tercer entorchado en cinco ocasiones. Ronda la gloria, pero no la alcanza pese a haber construido un proyecto estable, dominador en el Calcio y competitivo en las noches europeas. Ha ganado las últimas siete ligas italianas, pero no ha saciado el hambre de títulos porque le falta el que más desea. Para cumplir con ese objetivo volvió Leonardo Bonucci el pasado verano y, sobre todo, fichó a Cristiano Ronaldo, campeón en cuatro de las últimas cinco ediciones. La Juventus ha elaborado una macroplantilla capacitada para competir con varios frentes abiertos y lo que suceda a partir de este miércoles definirá la valoración a final de curso.

Artículo relacionado: La Juventus lo apuesta todo al presente

El sorteo de octavos de final deparó una de las eliminatorias más duras que podía afrontar la Juventus a estas alturas de Champions. En un momento de campaña todavía lejano al éxito, lejano a esas noches de fútbol europeo en las que el balón empieza a rodar cuando todavía no ha anochecido del todo. El club turinés cumplió al imponerse en su grupo, pero no pudo evitar una de las dos bolas temidas por los cabezas de serie. Alguien tendría que jugar contra el vigente subcampeón, el Liverpool. Y alguien tendría que enfrentarse al anfitrión de la final, un Atlético de Madrid que también disputa la Champions con las cicatrices recientes que dejan dos finales perdidas en el último lustro. Acostumbrado a vender cara su piel en los cruces de máxima exigencia -solo el Real Madrid ha apeado al Atlético en una eliminatoria (o final) de Champions desde que está Simeone-, el Atlético hace años que no teme a nadie y agradece poder vestirse con piel de cordero en escenarios en los que no debe asumir un favoritismo absoluto. El cuadro colchonero gestiona mejor las eliminatorias desde la teórica inferioridad, o al menos desde la igualdad de condiciones. Se siente más cómodo desde una posición en la que no le cedan la iniciativa de forma descarada ni le obliguen a taladrar muros de granito, un escenario en el que goce de cierto espacio o pueda elegir dónde provocar errores en el contrario. Disfruta de eliminatorias en las que le toca neutralizar a rivales propositivos y no tanto de cruces en los que le ponen un espejo delante.

Cristiano Ronaldo of Juventus during the UEFA Champions League match at Juventus Stadium, Turin Picture by Antonio Polia/Focus Images Ltd +393473147935 07/11/2018
Cristiano Ronaldo es la gran apuesta de la Juventus para asaltar esta edición de la Champions, trofeo que se le resiste desde 1996. Foto: Focus Images Ltd.

La Juventus no es una cosa ni otra. Es un equipo diseñado para mandar, pero también capaz de sufrir y resistir, con un abanico de recursos muy variado, posiblemente más amplio que cualquier otro en el continente europeo. Aunque seguramente le tocará llevar el peso de la posesión ante un Atlético que no posee ningún tipo de necesidad de mandar a través del esférico. Para eso se antoja vital el desempeño de Miralem Pjanic en el centro del campo. El futbolista bosnio es el metrónomo del juego juventino, el actor que mueve todos los hilos en ataque. Ha ganado poso con el balón, cada vez manda con mayor jerarquía y controla los tiempos de los partidos a través de sus pases. Escoltado por Matuidi en un flanco y muy probablemente por Bentancur en el otro -Khedira es baja-, Pjanic es quien asume la responsabilidad creativa en los primeros pases. Taparle y minimizar su impacto será una de las prioridades del Atlético de Madrid, que asimismo debe vigilar el desplazamiento largo de Bonucci hacia Mandzukic o la salida por los carriles externos con las conducciones de Alex Sandro y sobre todo de Cancelo si el portugués es el elegido en la banda derecha. Si el Atlético entorpece los primeros pases de la Juventus, espesará la circulación del campeón italiano y reducirá las opciones de que Cristiano Ronaldo intervenga en el último tercio. Que el Atlético pueda adoptar una actitud más reactiva no significa que defienda cerca de Oblak, sino que puede plantar el bloque bastante arriba para robar en campo contrario y activar a Griezmann y Morata a la contra más cerca del área contraria.

“Para la Juventus la Champions siempre es un objetivo. Será un partido bonito entre dos equipos que tienen una organización óptima. El Atlético ha hecho de la fase defensiva su fuerza y aprovecha al máximo la pelota parada. Es el primero de los dos partidos y debemos sentar las bases para superar la eliminatoria”. Massimiliano Allegri.

La fisonomía del Atlético de Madrid estará condicionada por las elecciones de Diego Pablo Simeone en el centro del campo. Según el perfil de futbolista escogido por el argentino, el conjunto colchonero planteará distintas preguntas a la Juventus. Rodrigo Hernández parece indiscutible para sostener el centro del campo, pero no es lo mismo que le acompañe Thomas a que lo haga Saúl, que ha actuado con regularidad en el doble pivote madrileño. Si Saúl juega más adelantado, partiendo desde la banda derecha, con Thomas en el doble pivote, el Atlético podrá ser incluso más agresivo en la presión y activará un recurso siempre productivo en las noches europeas: las irrupciones del centrocampista zurdo en el área contraria. Por otro lado, Koke puede aportar un soplo de aire fresco en ataque. Ya recuperado de la lesión que lo ha apartado de los terrenos de juego en el último mes, Koke es el centrocampista con mayor capacidad de control y más visión de juego para el último pase. Y el más adecuado para activar a Griezmann en el último tercio y no obligar al francés a recibir el balón más abajo de la cuenta. Si Koke no está para jugar de inicio, Simeone puede guardarse la carta del canterano colchonero para la segunda parte. Lo mismo ocurre con Ángel Correa, habitual revulsivo para agitar el ataque con su chispa y regate corto. En cambio, a Lucas Hernández (lesionado, sigue sin entrar en la convocatoria) y a Diego Costa, que el pasado sábado volvió a jugar unos minutos en partido oficial tras casi tres meses parado, no se les espera en el once titular.

Saul Niguez of Atletico Madrid celebrates scoring during the UEFA Champions League match at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 18/04/2017
La llegada de Saúl Ñíguez es uno de los grandes argumentos ofensivos del Atlético de Madrid. Foto: Focus Images Ltd.

Allegri sí mostró alguna de sus cartas en la rueda de prensa. En la comparecencia previa al partido, el técnico italiano confirmó la titularidad de Dybala, lo que reduce la cantidad de incógnitas en su alineación. Lo habitual en el conjunto juventino es que Dybala conviva con Mandzukic y Cristiano Ronaldo en el frente de ataque, con constantes permutas de posición entre los tres futbolistas de perfil más ofensivo y con Mandzukic cerrando la banda izquierda cuando los italianos no tengan el balón. El recurso de Mandzukic atacando el segundo palo en centros laterales o su presencia física y capacidad de salto para salir en largo ante la presión local son otras aportaciones que convierten al ex del Atlético en un futbolista particularmente útil para la Juventus en este tipo de contextos. Más todavía con la presencia de Cristiano Ronaldo, que centra la atención de los defensas rivales y le permite llegar por sorpresa a zona de remate. El portugués y su voracidad goleadora será la principal amenaza para el Atlético y el gran argumento bianconero para regresar al Metropolitano el próximo 1 de junio, una cita que tampoco quiere perderse el cuadro madrileño. Recursos para desdibujar a la Juventus no le faltan. Y tampoco calidad para decantar la eliminatoria a partir de pequeños detalles, especialmente si Griezmann anda inspirado entre líneas. A finales de febrero, la Champions ya no concede margen de error ni a Juventus ni a Atlético de Madrid.

Alineaciones probables: Atlético de Madrid-Juventus, miércoles 20 a las 21:00h

Juventus vs Atletico de Madrid - Football tactics and formations

Related posts

4 comments

La gran eliminatoria de estos octavos. Para cualquiera, caer en este punto seria una ‘debacle'[*]. Para la Juve, porque no necesitaba a Cristiano Ronaldo para dominar en Italia. Lo ficho para ir a por la Champions, y quedarse fuera en octavos seria muy decepcionante. Tengase en cuenta ademas que es claramente un fichaje cortoplacista. Con ese fichaje (y otros como el de Bonucci), la Juve apuesta al corto plazo. Y para el Atleti, porque tiene muchisimas ganas de ‘cobrarse la deuda’ que esta competicion tiene con ellos. Ademas, la final en el Wanda.

[*Me explico. El Liverpool – Bayern de ayer tambien podria ser candidata a ser la gran eliminatoria. Pero creo que, de alguna forma, el reto del Liverpool este año esta en Inglaterra: ganar la primera Premier League desde hace mucho tiempo. Caer en Champions seria un chasco, pero no emborronaria coronarse campeon en Inglaterra. Y creo que el Bayern no se ve en condiciones de ir a por todo. Caer ahora tambien seria duro, pero creo que mantener la corona en Alemania ante el Dortmund es un objetivo mas realista.]

Yo no veo a este Atlético ganando a esta Juve… Este año parece que el sistema del Cholo está empezando a dar síntomas de flaqueza, muchísimas lesiones musculares, debilidad defensiva, incapacidad para hacer goles…

Yo veo la eliminatoria a favor de la Juve por la gran cantidad y variedad de recursos que tiene tanto a nivel defensivo como ofensivo. Si a eso le añadimos un gen competitivo sublime y el deseo de por fin hacerse con el título, la veo dentro de un TOP-3 de candidatos al trofeo.

Excelente previa, como siempre. Hace ya desde algunas temporadas que no entiendo la Champions sin leer vuestras previas y vuestras crónicas. Pero si algo siempre me encanta es vuestra increíble manera de escribir, y en especial la de Tomás Martínez, aunada al análisis táctico.
Y hoy me voy enamorado de la metáfora “lejano a esas noches de fútbol europeo en las que el balón empieza a rodar cuando todavía no ha anochecido del todo”. Cada recuerdo que tengo de una importante, y gran, eliminatoria de Champions empieza con luz diurna, y esa frase me ha transportado a unos cuantos partidos. Mil gracias por vuestro trabajo.

Deja un comentario

*