Chelsea-Roma: la espina pendiente de Conte

Chelsea Manager Antonio Conte during the Premier League match between Tottenham Hotspur and Chelsea at White Hart Lane, London
Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624
04/01/2017

Antonio Conte tiene cuentas pendientes con la Champions League. El técnico nacido en Lecce no guarda un buen recuerdo de su última experiencia como entrenador en la máxima competición continental, en la que quedó apeado en la fase de grupos tras terminar por detrás de Real Madrid y Galatasaray. El italiano pidió a la directiva bianconera más refuerzos para aspirar a alcanzar las rondas finales de la Champions, en verano de 2014 aceptó la llamada de la selección y unos meses después, con una plantilla más o menos parecida, Massimiliano Allegri disputó la final del torneo. Así pues, este curso en cierta medida supone una révalida para Conte, cuyo Chelsea ha arrancado con buen pie en el campeonato: goleó al Qarabag en el debut y remontó en el Metropolitano con un gol en el último segundo del descuento para derrotar al Atlético en Madrid.

La etapa de Conte al frente del Chelsea guarda algunos paralelismos con sus primeros pasos en la Juventus. Como en la Vecchia Signora, Conte agarró a un equipo que no disputaba competiciones europeas tras un curso nefasto y lo convirtió en una ventaja para proclamarse campeón en la liga doméstica, en la que el equipo arrasó una vez asentado un nuevo esquema. Esta segunda temporada se presume más difícil en el panorama nacional, aunque el grupo en el que ha quedado encuadrado el Chelsea atesora cierta similitud con lo que se encontró Conte con la Juventus. En su primer curso en la Champions, Conte se topó con un grupo complicado (con el propio Chelsea, un Shakhtar en alza y un modesto Nordsjaelland) que superó con éxito. La primera experiencia fue positiva hasta que el Bayern, a la postre campeón, aplastó al cuadro de Conte, que no mantuvo sus buenas prestaciones en la temporada posterior.

Conte reconoció que no habían entrado bien el partido. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.
Conte nucna ha superado los cuartos de final de la Champions como entrenador. Foto: Focus Images Ltd.

En esta edición de la Champions, Conte se volvió a encontrar un grupo complicado, pero de momento anda en el buen camino para alcanzar los octavos de final. Al equipo inglés le toca refrendar las buenas sensaciones en el doble enfrentamiento contra la Roma, un proyecto que madura a paso lento pero seguro pero al que la Champions no le da tiempo para asentar sus ideas. El equipo de Eusebio Di Francesco debe mudar de piel cuando suena el himno de las estrellas, pues difícilmente puede someter a Chelsea y Atlético de Madrid a través del dominio del balón. Además, Conte ha ideado una versión particularmente física del conjunto londinense cuando toca competir contra los mejores equipos del país y del continente, pues se blinda en la medular con la presencia de Bakayoko y Kanté, que se complementa a la perfección con la lucidez de Cesc Fàbregas en la distribución. Sin embargo, esta vez el de Arenys no podrá contar con uno de sus dos guardaespaldas, pues Kanté se lesionó recientemente en el parón de selecciones. En cualquier caso, el centrocampista catalán cuenta con la bendición que suponen los movimientos de Eden Hazard, que goza de absoluta libertad entre líneas para caer donde le plazca. El belga ha recuperado un nivel óptimo tras la lesión que lo apartó de los terrenos de juego en las primeras semanas del curso y es un arma devastadora para cualquiera, capaz de rajar un sistema defensivo cuando parece que no hay espacios y letal al contragolpe cuando el marcador es favorable. Sin Kanté, Conte puede adelantar a David Luiz a la medular si quiere reforzar esa parcela en el apartado físico o puede añadir un efectivo más (Pedro o Willian) a la línea de tres cuartos.

La Roma ya sufrió el paso fin de semana ante futbolistas veloces y escurridizos en espacios reducidos como Mertens e Insigne, por lo que la presencia de Hazard supone un reto de enorme magnitud para Fazio y Juan Jesus, dos centrales bastante pesados y rígidos de cintura. Di Francesco no podrá contar con Manolas, lesionado precisamente ante los partenopeos. El griego se suma a la lista de bajas que ya conformaban Schick y Defrel, dos ausencias que también limitan el margen de maniobra del técnico visitante en el frente de ataque. En el Chelsea, Victor Moses y Danny Drinkwater se suman a la ya mencionada baja de Kanté, mientras Álvaro Morata completó el último entrenamiento previo al choque. Antonio Conte recalcó la importancia de dosificar a su plantilla después de una temporada en la que solo se centró en la Premier y en la FA Cup.

“Tenemos que ir partido a partido. Todavía estamos en octubre, no en marzo. La situación es difícil. Tenemos que jugar cada tres días y andamos cortos de efectivos en este momento. Realmente creo que hay reisgo de que se produzcan más lesiones. Espero que no, pero creo que lo mejor es decidir en cada partido cuál es la mejor alineación y a veces asumir el riesgo. Podría haber forzado el sábado a Morata contra el Crystal Palace, pero no soy tan estúpido. (…) En nuestro equipo tenemos a jugadores que no están acostumbrados a jugar cada tres días. Es la primera vez que Kanté se encuentra en esta situación. Con Moses ocurre lo mismo”. Antonio Conte.

Álvaro Morata se marchó lesionado y probablemente no irá a la concentración con la selección española. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.
Álvaro Morata ya está recuperado de su lesión y podrá jugar contra la Roma. Foto: Focus Images Ltd.

A falta de saber si Morata juega de inicio o Conte se guarda al internacional español para revolucionar el choque en el segundo tiempo en caso de que lo considere necesario, el conjunto blue espera romper la mala dinámica en la que se encuentra en estos momentos. El campeón de la Premier League enlaza dos derrotas consecutivas, una ante el Manchester City antes del parón y otra más sorprendente en su visita al Crystal Palace, colista de la liga, que hasta este sábado todavía no había marcado ni puntuado en la Premier. No hay mejor antídoto para disipar cualquier duda que ganar a la Roma y dejar al segundo clasificado a cinco puntos de diferencia a falta de nueve por disputarse.

Alineaciones probables: Chelsea-Roma, miércoles 18 de octubre a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Roma vs Chelsea - Champions League - 12th September 2017 - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*